MENÚ
lunes 19 noviembre 2018
21:47
Actualizado
  • 1

Estremera, la cárcel «5 estrellas»

Los ex consellers han pasado su primera noche en una cárcel moderna, bautizada cuando se inauguró en 2008 como la «cárcel 5 estrellas»

  • Instalaciones de la cárcel de Estremera, donde han ingresado el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y los exconseller de Interior Joaquín Forn, de Presidencia Jordi Turull, de Asuntos Internacionales Raül Romeva, de Territorio Josep Rull, de Justicia Carles Mundó y de Empresa Santi Vila
    Instalaciones de la cárcel de Estremera, donde han ingresado el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y los exconseller de Interior Joaquín Forn, de Presidencia Jordi Turull, de Asuntos Internacionales Raül Romeva, de Territorio Josep Rull, de Justicia Carles Mundó y de Empresa Santi Vila
  • Una de las celdas /Efe
    Una de las celdas /Efe
  • Estremera, la cárcel «5 estrellas»

Tiempo de lectura 2 min.

03 de noviembre de 2017. 16:03h

Comentada
3/11/2017

Estremera es la cárcel más apartada de la comunidad de Madrid. A 70 kilómetros de la capital, en medio de ninguna parte. Pero también es la más nueva y la más moderna. Cuando se inauguró en 2008, se la bautizó como la «cárcel 5 estrellas». Con canchas de deporte, piscina, gimnasio, mesas de ping-pong, futbolines, teatro, y los equipamientos médicos más modernos.

Estremera tiene una superficie de 365.730 metros cuadrados y contiene 12 módulos residenciales y 4 polivalentes, con 1.008 celdas en total. Además cuenta con un módulo de régimen cerrado con 70 celdas, un módulo de ingresos, salidas y tránsitos con 72 celdas y un módulo de enfermería con 64 camas.

Alberga un edificio de comunicaciones, con 41 locutorios, 22 salas para visitas de familiares y otras 22 para 'bis a bis' íntimo. Una zona deportivo-cultural, que incluye piscina, talleres productivos y formativos y un edifico de enfermería son otros de los recursos con los que cuenta la edificación.

Aquí se encuentran ahora mismo, por ejemplo, el pederasta de Ciudad Lineal -hay un módulo especial para violadores-; y también Sergio Morate, condenado esta misma semana por el asesinato de su expareja y de una amiga. Los exconsejeros catalanes no compartirán celda con ellos. Ni siquiera los verán. Los módulos de esta cárcel son completamente estancos, independientes. En el suyo habrá posiblemente delincuentes comunes y, como ha ocurrido con Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, sus compañeros de celda serán presos de confianza con buena conducta.

Últimas noticias