MENÚ
sábado 17 noviembre 2018
02:37
Actualizado
  • 1

Feijóo mantiene su mayoría absoluta

Pese a perder dos diputados, el PP conserva la presidencia de la Xunta con 39. En Marea, con Podemos en sus filas, consigue 15 diputados y roba 32.000 votos al BNG.

  • Feijóo mantiene su mayoría absoluta
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

28 de agosto de 2016. 03:54h

Comentada
Madrid. 28/8/2016

Cuando falta menos de un mes para que los ciudadanos gallegos acudan a las urnas, todo apunta a que el PP revalidará su mayoría absoluta. Al menos, es lo que se desprende de la última encuesta de NC Report para LA RAZÓN, en la que los populares de Alberto Núñez Feijóo se harían con 39 de los 75 escaños a repartir en Galicia. Eso sí, se dejarían dos diputados respecto a los anteriores comicios de octubre de 2012, cuando logró 41. Pero además de una victoria popular que no requeriría ni de apoyos ni de negociaciones para gobernar, el sondeo, elaborado la pasada semana, muestra un batacazo del Bloque Nacionalista Gallego (BNG) y una fuerte irrupción de En Marea, suma de siglas a la que le ha venido bien la presencia entre ellos de Podemos.

En primer lugar, en lo que se refiere al PP, en cuatro años se deja 44.281 votos y 1,2 puntos porcentuales, además de los dos escaños ya mencionados, lo que, sin embargo, no le impide mantener la mayoría absoluta, fijada en 38 diputados. Unos asientos que a la formación de Feijóo le llegan de La Coruña (12), Pontevedra (10), Lugo (9) y Orense (8). Es en las dos primeras en las que pierde sus dos escaños.

En cuanto al PSOE, la formación liderada por Xoaquín Fernández Leiceaga pierde un escaño, pasando de los 18 de 2012 a 17. En votos, la caída es de 33.584 (1,5 puntos). Por circunscripciones, los socialistas logran 5 diputados en La Coruña (donde pierden uno), otros 5 en Pontevedra, 4 en Lugo y los mismos en Orense.

Pero, sin duda, el mayor batacazo de estos comicios autonómicos en Galicia es el del BNG, que se deja en el camino un total de 5 escaños, 73.027 votos y 4,8 puntos, lo que le hace caer desde los 7 diputados de hace cuatro años a tan sólo 2 en estos comicios. Y son los que consiguen en las circunscripciones de La Coruña y Pontevedra.

Se trata de una pérdida que aprovecha, y mucho, En Marea, que el 25 de septiembre, al menos según este sondeo, podría conseguir 15 diputados. En las autonómicas de 2012, esta confluencia de siglas se presentó como AGE (Anova e IU), obteniendo 9 escaños. Ahora, con la llegada de Podemos, esta coalición sumaría otros 6 asientos más, casi 60.000 nuevos sufragios y 4,9 puntos más, prácticamente lo que pierde el BNG. En Marea se hace con 6 escaños en La Coruña, 5 en Pontevedra, 2 en Lugo y otros 2 en Orense.

Por último, Ciudadanos, se estrena en estos comicios con una «simbólica» entrada de dos escaños gracias a los 72.000 votos (5,2 por ciento). Dos escaños que le llegan a la formación naranja de La Coruña y Pontevedra.

Y, al igual que viene ocurriendo en las últimas citas electorales, ya sean autonómicas, municipales o generales, los ciudadanos demuestran su hartazgo con la abstención, que en esta ocasión se situará en el 47 por ciento del censo, lo que supone un aumento de 1,9 puntos porcentuales respecto a 2012.

Pero, ¿cómo ha sido el trasvase de votos entre las diferentes formaciones en estos cuatro años?

El PP es el que más fieles conserva de los que le votaron en 2012, un 87,1 por ciento, mientras que hay un 6,1 por ciento de ex electores que en esta ocasión se abstendrá y otro 5 por ciento que cambiará a la papeleta de Ciudadanos.

En Marea, aunque con formaciones nuevas en su seno, mantendría a un 79,1 por ciento y perdería, por un lado, a un 11,4 por ciento de ex votantes que el 25 de septiembre se abstendrán y, por otro, un 6 por ciento que optarán por el BNG.

En cuanto al PSOE, conserva al 71,5 por ciento de sus electores de 2012, pero pierde un 10,4 por ciento que no votará, un 9,4 por ciento que optará por En Marea y un 5 que se pasará el 25-S a Ciudadanos.

Y en lo que se refiere al gran perdedor de estos comicios gallegos, el BNG, los nacionalistas únicamente han logrado mantener en estos cuatro años a un 34,9 por ciento de sus votantes. Del resto, los que no repetirán papeleta, un 29,5 por ciento se abstendrá y un 21,9 por ciento (32.000 papeletas) cambiará su voto por el de En Marea. Mientras, un 8,2 por ciento elegirá a los socialistas y un 3,4 por ciento a Ciudadanos.

Últimas noticias