Felipe VI: «Nuestras órdenes son expresión histórica de la diversidad»

El Rey entrega el Premio Órdenes Españolas al profesor John Elliot y reivindica la importancia de las instituciones nobiliarias como patrimonio de la historia: "Caballeros, este es el camino"

El Rey entrega el Premio Órdenes Españolas al profesor John Elliot y reivindica la importancia de las instituciones nobiliarias como patrimonio de la historia: "Caballeros, este es el camino".

Felipe VI, gran maestre de las Órdenes, ha presidido hoy en el Monasterio de El Escorial el Premio Órdenes Españolas en su primera edición, galardón que ha recibido el historiador sir. John Elliot, "uno de los hispanistas británicos más relevantes y que tanto trabajo y pasión ha dedicado al conocimiento de nuestras claves y de nuestro recorrido histórico", ha destacado Don Felipe.

En un acto acompañado por el presidente del Consejo, Pedro I de Borbón, y respaldado por el ministro de Justicia, Rafael Catalá, Don Felipe ha recordado la trascendencia que desde el siglo XII tuvieron estas corporaciones, a las que posteriormente pertenecieron “conquistadores y descubridores como Hernán Cortés o Fernando de Magallanes”, “gobernantes como Gaspar Melchor de Jovellanos, y literatos como Francisco de Quevedo”.

Entre los solemnes muros del monasterio de El Escorial, el Jefe del Estado ha recordado que las Órdenes nacieron en los reinos de Castilla, León y de la Corona de Aragón, desde los que se extendieron al resto de España, por lo que, a su juicio, son “expresión histórica de la diversidad”. No obstante, el Rey no ha querido ceñirse sólo a la tradición y ha destacado que “han sabido adaptarse paulatinamente a los tiempos conservando elementos esenciales de su identidad”, desde una visión “abierta y universal”.

Las órdenes de Santiago, Calatrava y Montesa son de las pocas instituciones nobiliarias que sobreviven al Antiguo Régimen, así como las Reales Maestranzas de Caballería de Valencia, Granada, Zaragoza, Sevilla y Ronda. “Caballeros”, se dirigió a ellos el Rey, “Este es el camino. Recordad que los prestigiosos nombres de las Órdenes Españolas son patrimonio de España y de su historia que debéis administrar con rigor y generosidad”.

Por su parte, el historiador y catedrádico John Elliot, ha agradecido el galardón en un perfecto español. “Gracias por elegirme como primer premiado. Un premio único en el mundo dedicado a la historia. El Consejo de Órdenes ha demostrado que las órdenes militares, originarias en la edad media, aún son necesarias”, ha comenzado su discurso, en el que ha recordado que El Escorial es un “incalificable testimonio de la historia española en su mejor etapa de expansión global y europea". En un mensaje que obtuvo un especial significado por la situación política interna que asola el país, ha destacado que “vivimos en un mundo dominado por las emociones y no por el raciocinio”, y ha alertado del peligro que supone permitir el avance “ populismos tanto de la derecha como de la izquierda”.