Fernández Díaz: «ETA como organización ya no existe y no volverá a matar»

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha afirmado hoy que "ETA como tal organización ya no existe"y "no va a volver a cometer atentados", aunque no puede descartar que alguna persona lo haga a título individual.

Fernández Díaz se ha referido así, en una entrevista en Onda Cero, a si "existe alguna posibilidad, por lejana que sea, de que ETA vuelva a la andadas", a lo que ha contestado que no, aunque ha añadido que él habla "de la ETA que hemos conocido, padecido y sufrido durante décadas, que no existe y no volverá".

"Que una persona con un arma pueda cometer un atentado, eso es evidente que es incontrolable, pero eso no sería ETA", ha continuado, y ha sostenido que "ETA, como tal organización, ya no existe, y esa ETA como organización no va a volver a cometer atentados, y a ETA como organización no la vamos a volver a padecer".

El ministro ha defendido la operación llevada a cabo ayer contra Herrira, ya que según ha explicado este colectivo "es el sucesor de dos organizaciones que fueron ilegalizadas", Gestoras pro Amnistía y Askatsuna, y ha organizado 112 actos "en los que enaltece sistemáticamente a ETA y se humilla a las víctimas".

"A juicio de la Guardia Civil, en la investigación desarrollada desde que fue constituida la organización a principios de febrero del año pasado, está claro que es una organización que con carácter exclusivo y prioritario se ha encargado de preparar, convocar y dar el soporte organizativo para la celebración de actos de enaltecimiento de presos de ETA", ha relatado.

En cuanto al comunicado publicado por ETA el pasado viernes, Fernández Díaz ha dicho que la banda "en definitiva nos perdona la vida porque deja de matar, y hemos de dar las gracia porque deja de matar y asesinar".

SUCESORA DE OTRAS ILEGALIZADAS POR LA LEY DE PARTIDOS

El titular de Interior ha insistido en que Herrira es sucesora de dos "organizaciones que fueron ilegalizadas por considerar el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional que formaban parte entramado ETA y en aplicación de la ley de partidos, Gestoras pro Amnistía y Askatasuna". Además, ha explicado que Herrira ejerce un "férreo control"sobre el colectivo de presos y "expulsar y estigmatizar"a los que quieren sumarse a los mecanismos individuales de reinserción.

Pero además, ha remarcado que la operación contra ella tiene un segundo objetivo, dejar claro que no habrá "negociación política con ETA por parte del Gobierno"y que lo que tiene que hacer la banda es disolverse definitivamente, porque "no tiene sentido"que una organización terrorista anuncia que deja de actuar pero no se disuelva y, en cambio, siga "creando organizaciones filiales para suceder a las ilegalizadas".

Según ha dicho, ese es el comunicado de ETA que espera el Gobierno, el de su disolución, y no el que la banda hizo público el viernes, enmarcada en el contexto del 'Gudari Eguna', el día del soldado vasco. "No están dispuestos a pedir perdón ni a abjurar de su pasado pero dicen que sí a dar pasos a favor la reconciliación nacional. Nos perdonan la vida porque dejan de matar y hemos de dar las gracias", ha resumido el ministro.

Así, ha advertido de que el Gobierno "no está para dar publicidad a escenificaciones"de la banda sino que le ha reclamado que entreguen las armas y disuelvan las pocas estructuras que les quedan, el aparato logístico y el político. Eso sí, ha reconocido que son "buenos"los pasos en favor de la disolución, se hagan con mayor o menor escenificación.

Entre tanto, ha incidido en que "el Gobierno no baja la guardia, el Estado de Derecho no está en suspenso"y los beneficios penitenciarios van a seguir siendo los mismos de reinserción individual que contempla la ley. "Perseguiremos hasta el final el cese definitivo de ETA, de manera que la ETA que hemos conocido forme parte del pasado".

"LA ETA QUE HEMOS SUFRIDO NO VOLVERA"

En todo caso, Fernández Díaz está convencido de que la ETA del pasado "ha desaparecido". "La ETA que hemos conocido, padecido y sufrido durante décadas, esa ETA no existe y no volverá. Una persona con un arma puede cometer un atentado, eso es incontrolable pero eso no sería ETA", ha remachado.

Por su parte, el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha afirmado que la operación contra Herrira se enmarca en la "normalidad policial y judicial". Por eso, después de que el Gobierno vasco la haya calificado de paso atrás, ha respondido que "es un mal enfoque"tratar de ver en ella "objetivos políticos".

Preguntado si es posible una ilegalización de Herrira, ha respondido que la operación no se ha hecho en el marco de un proceso de ilegalización de partidos, puesto que Herrira no lo es, sino que es una operación penal contra unos dirigentes que han incurrido en "conductas delictivas". Ahora, "lo que pueda decidir el juez está en su responsabilidad", ha dicho en declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press.

Mientras ETA exista y no se disuelva, ha insistido, será objeto de las Fuerzas de Seguridad y de los jueces. "A ETA se la combate con la ley y a las distintas cabeza de la hidra se las combate con la ley, no hay motivos para que eso tenga que cambiar", ha manifestado.