Fianza de 3.491.385 a dos abogados mediadores en los ERE

La juez de los ERE, Mercedes Alaya, ha impuesto sendas fianzas civiles de 3.491.385 euros a dos abogados del Bufete Jurídico Villasís por su mediación en expedientes en los que se introdujeron "intrusos"que nunca habían trabajado en las empresas.

Se trata de José Luis Leal Bonmati y Alfredo Jiménez Suñe, que según la juez Alaya participaron desde el año 2001 en determinados procesos de negociación y concesión de ayudas sociolaborales en los que intervino el "conseguidor"de los ERE Juan Lanzas.

La juez de instrucción 6 de Sevilla, en un auto al que ha tenido acceso Efe, dice que Estudios jurídicos Villasís y Juan Lanzas "se prestarían servicios recíprocamente", pues el segundo proporcionaba al despacho diversos clientes por sus conocimientos e influencias en sindicatos y en la Junta de Andalucía.

Por su parte, Lanzas, además de un sueldo básico, encontraba en Estudios Jurídicos Villasís "la apariencia necesaria para desarrollar su trabajo de conseguidor, que le proporcionó pingües beneficios, cercanos a los 13 millones de euros".

De otro lado, Lanzas utilizaba el bufete como "un centro de lavado de dinero".

El auto recuerda que los dos abogados imputados intervinieron en los expedientes de Hijos de Andrés Molina, Matadero de Fuente Obejuna, Santana motor, Río Grande, Surcolor, Samec, Primayor, Aglomerados Morell y la Faja Pirítica de Huelva.

Por ello, los considera "partícipes en alguna proporción de las ganancias del despacho y conocedores al menos en términos generales de los asuntos de los que derivaban tales ganancias", por lo que la juez fija su fianza civil en el 10 % de la cantidad acordada en su día para el principal responsable del despacho, Carlos Leal Bonmati.