Francia juzga al etarra Elgorriaga Kunze tras condenarlo 4 veces en rebeldía

El presunto etarra Tomás Elgorriaga Kunze compareció ante el Tribunal Correccional de París para ser juzgado por su supuesta relación con ETA a comienzos de los años 2000 en Francia.

Tomás Elgorriaga Kunze
Tomás Elgorriaga Kunze

El presunto etarra Tomás Elgorriaga Kunze compareció ante el Tribunal Correccional de París para ser juzgado por su supuesta relación con ETA a comienzos de los años 2000 en Francia.

El presunto etarra Tomás Elgorriaga Kunze compareció ante el Tribunal Correccional de París para ser juzgado por su supuesta relación con ETA a comienzos de los años 2000 en Francia, donde había sido condenado en rebeldía en cuatro ocasiones antes de su arresto en Alemania en octubre de 2014.

Elgorriaga Kunze (San Sebastián, 52 años), que se sienta en el banquillo después de haber recurrido esas cuatro sentencias de seis, cinco, cuatro y tres años, negó ante el tribunal haber sido el etarra que se ocultaba bajo el alias "Teo".

"Se me intenta identificar con ese 'Teo', pero yo no tengo nada que ver", repitió el acusado, que sugirió que tras los elementos que sirvieron para sus condenas pudo haber "una confusión, un error".

El hecho es que ese nombre es el que llevaba un sobre, con cuatro fotografías del encausado en su interior, encontrado en un piso franco de ETA en Dax (suroeste de Francia) donde fue detenido en septiembre de 2001 el entonces responsable de la logística de la organización terrorista, Asier Oyarzábal.

También aparecía como el posible inquilino en esa misma época de otra vivienda de Pau vinculada en particular a otra etarra, Laurenxa Guimon, que se ocupó de compras de material operativo para la banda.

No sólo la propietaria creyó identificarlo por su aspecto y por su acento germano (su madre es alemana y él ha vivido muchos años en Alemania), sino que en el relato que Oyarzábal hizo de su propia captura a la dirección de ETA, el exjefe de la logística hablaba del apartamento de Pau como de "la casa de 'Teo'".

El alias "Teo"aparecía en documentos de contabilidad y de compras de material que tenía el histórico dirigente etarra Ignacio Gracia Arregui, "Iñaki de Rentería", al ser arrestado en la localidad vascofrancesa de Bidart el 15 de septiembre de 2000.

En otro piso franco en Bayona, donde se produjo una operación contra la banda al día siguiente, había tres mensajes firmados por "Teo"sobre la adquisición de diferentes instrumentos utilizados para la falsificación de documentos.

Y en la casa de Limoges donde fue capturado el responsable del aparato de la reserva Iñaki López de Bergara el 17 de junio de 2004, también había un pasaporte suizo falsificado que llevaba la fotografía de Elgorriaga Kunze.

Ante todas esas pruebas, su reacción fue asegurar que no tenía "nada qué ver", que él "nunca (había) sido 'Teo'". Lo único que admitió es que durante los años que cuenta que pasó en Alemania, entre finales de 2000 y su detención en octubre de 2014, utilizó una documentación falsificada que le había proporcionado ETA.

Elgorriaga Kunze, que está defendido por Xantiana Cachenaut -una de las habituales abogadas de etarras en Francia-, señaló que se fugó de España en el verano de 1999 después de haber pasado seis meses en prisión provisional por supuesta colaboración con la organización terrorista.

Y que pasó entonces una temporada en Francia en diversos lugares que dijo no saber ubicar, y viviendo con personas a las que tampoco pudo identificar, aunque admitió que pertenecían a ETA y que le proporcionaron los documentos falsos que le permitieron residir luego en Alemania.

De hecho, en el piso de Friburgo en el que fue arrestado -gracias a una información de los servicios secretos españoles- había 14 documentos falsificados con 10 identidades diferentes, además del equivalente de 11.000 euros en diversas divisas.

Su detención se produjo a cuenta de la euroorden lanzada contra él por Francia, adonde fue extraditado el 16 de noviembre de 2015. Los últimos meses los ha pasado encarcelado en la prisión de Fleury Mérogis, a las afueras de París.

El proceso contra él en la capital francesa continuará mañana con la requisitoria de la Fiscalía y el alegato de la defensa.