MENÚ
viernes 16 noviembre 2018
01:20
Actualizado
  • 1

García-Margallo: «Franco es una cortina de humo»

  • García-Margallo, en una imagen de archivo / Efe
    García-Margallo, en una imagen de archivo / Efe

Tiempo de lectura 2 min.

25 de agosto de 2018. 05:17h

Comentada
Andrés Bartolomé 25/8/2018

Para alguien como José Manuel García-Margallo (Madrid, 1944), diputado en las Cortes Constituyentes de 1977, es difícil comprender el enconamiento de quienes «reabren debates que parecían enterrados y que sólo pueden ser comprendidos en el contexto en que se produjeron». Margallo apela al consenso de quienes «participamos en la Transición», aquellos que «sabíamos que la reconciliación entre las dos Españas era la condición y, a su vez, el objetivo final de una nueva Constitución de todos y para todos. Por eso hicimos concesiones recíprocas para alcanzar la concordia». Para el ex ministro de Exteriores con Mariano Rajoy, el entendimiento que tanto costó se ha visto malogrado con la Ley de Memoria Histórica. Su «pecado original es que parece redactada sólo para los que lucharon en el bando republicano, y es una evidencia histórica que los españoles que murieron en cualquiera de los dos bandos luchaban por España. No es una Ley que busque la concordia», lamenta.

«Ha reabierto heridas que parecían haberse cerrado en la época de la Transición», reitera el veterano político a LA RAZÓN. «En nuestra guerra ninguno de los dos bandos reconocía la legitimidad del adversario, por eso parece absurdo eliminar los elementos conmemorativos de unos y no de los otros. No se entiende que se recuerde a las Brigadas Internacionales y no al resto de los que murieron en el campo de batalla», apunta. Respecto al empeño de Pedro Sánchez en sacar a Franco del Valle de los Caídos, considera que «no es algo urgente. Llevamos 40 años desde la Constitución durante los que los españoles hemos disfrutado de más libertad y prosperidad sin que nadie haya sentido la necesidad de ocuparse de este asunto. Franco es una cortina de humo más para encubrir el tancredismo del Gobierno». El presidente del Ejecutivo pretende corregir las supuestas carencias de la normativa impulsada por Zapatero, e incluso ha creado una dirección general de Memoria Histórica dependiente del Ministerio de Justicia. A Margallo le parece «un detalle absolutamente menor y un gesto más de cara a la galería». Sí es partidario de que «los poderes públicos ayuden a la localización de las víctimas de ambos bandos de la contienda que no se hubiesen identificado, porque todos tenemos derecho a conservar la memoria de nuestros antepasados».

Y respecto a qué puede hacerse con el Valle de los Caídos, el número uno del PP al Congreso por Alicante cree que «debe ser un reconocimiento a la reconciliación y un homenaje a los españoles que lucharon por España. Por eso creo que debe recoger los restos de los combatientes, y sólo de los combatientes que dieron su vida para defender su idea de España. Los que luchan por una y otra España deben reposar juntos y en paz sabiendo que por fin hay una España que nos acoge a todos, cualesquiera que sean nuestras ideas».

Últimas noticias