Garmendia, ex ministra de Zapatero, colabora en el programa de Rajoy

El PP recluta para la convención económica y de empleo a representantes de los agentes sociales y del ámbito privado

La ex ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia
La ex ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia

El PP recluta para la convención económica y de empleo a representantes de los agentes sociales y del ámbito privado

La ex ministra Cristina Garmendia, que formó parte del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, participará en la convención sobre economía y empleo en la que el PP definirá esta misma semana el alcance del pacto en esta materia que Mariano Rajoy ofreció al PSOE y a Ciudadanos para buscar un acuerdo de gobierno sobre su propuesta de gran coalición.

Ayer informó este periódico de que la dirección popular había decidido reclutar a expertos independientes para que participen y colaboren en las cinco convenciones programáticas con las que pretenden desarrollar los cinco pactos de Estado que Rajoy incluyó en el documento base que remitió a todos los grupos antes de la sesión de investidura de Pedro Sánchez.

En las dos mesas de trabajo de la convención de este miércoles, que clausurará Rajoy, participarán además representantes de la patronal y de los sindicatos. Economistas, catedráticos y otros expertos como el ex secretario general de CC OO, José María Fidalgo, según detalló ayer el vicesecretario de Sectorial del PP, Javier Maroto.

También participarán, entre otros, el economista jefe del servicio de estudios del BBVA, Rafael Domenech; el presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet; el catedrático de la Universidad Carlos Tercero José María Marín y el economista Daniel La Calle. Además de la catedrática de la Universidad de Barcelona Mercedes Ayuso; el profesor del IESE Juan Luis López Cardenete y el presidente de ATA, Lorenzo Amor.

En esta convención el PP centrará el discurso en la economía y en el empleo, dentro de una estrategia en la que busca cambiar el paso al bloqueo político y aparecer ante su electorado como un partido que recupera la iniciativa y se preocupa de los problemas de los españoles. Al tiempo que responsabiliza a los demás partidos de que no haya posibilidad de salir de la situación de bloqueo que lleva a unas nuevas elecciones. Su alternativa es la gran coalición, un Gobierno de PP, PSOE y Ciudadanos, que Rajoy sigue reivindicando.

Al respecto, Maroto explicó ayer de nuevo que Rajoy dejará pasar unos días, para que «las aguas vuelvan a su cauce», antes de intentar retomar los contactos con Pedro Sánchez y con Albert Rivera. Desde estos dos partidos, se anticipó la semana pasada que no quieren sentarse a negociar personalmente con el presidente en funciones, sino que, en todo caso, lo que desean es que se reúnan comisiones de trabajo de los tres partidos, y que tomen como base el acuerdo con el que PSOE y Ciudadanos se presentaron a la investidura que «tumbó» la mayoría del Congreso de los Diputados.

El PP apela al diálogo «sin líneas rojas» e insiste en reclamar una reunión de Rajoy con los líderes de las dos formaciones con las que está dispuesto a negociar un Gobierno.

La dirección popular también advierte de que ese diálogo no puede ser para someterse al acuerdo que han firmado el PSOE y Ciudadanos, sino para empezar a hablar desde cero de las prioridades del futuro Gobierno y de las respuestas para los problemas de los españoles.

«El PP está intentado dar un paso al frente en este momento en que todos los partidos mantienen una situación de bloqueo. La sociedad española sigue teniendo los mismos problemas y es necesario llevar a cabo políticas concretas», explicó.

Desde Génova, tras la reunión del Comité de Dirección, también se dejó un mensaje de presión contra Ciudadanos por la reunión del secretario general del PSOE con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. Y por las manifestaciones de la dirigente del PSC Núria Parlon sobre el derecho a decidir, dado que defiende «exactamente la misma posición que Podemos».

Maroto aprovechó para preguntar al líder del PSOE por qué no acude con Rivera «del brazo» a la reunión con Puigdemont. Rajoy no se ha entrevistado aún con el presidente de la Generalitat desde su toma de posesión el pasado 10 de enero. La justificación es el proyecto independentista que éste sigue abanderando. El dirigente popular subrayó que el propio Sánchez dijo que a las reuniones «importantes» acudiría con Rivera. «Y la pregunta que nos hacemos es “¿por qué el señor Sánchez no se lleva a Rivera del brazo a ver al señor Puigdemont?”», comentó.

- CRISTINA GARMENDIA. En 2008, fue la elegida por el entonces presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero para su «nuevo» Ministerio de Ciencia e Innovación. Licenciada en Biología, el pasado año se incorporó al Consejo de Administración de Gas Natural.

- JOSÉ MARÍA FIDALGO. Entre abril de 2000 y diciembre de 2008 fue secretario general del sindicato Comisiones Obreras (CC OO). Tras esta etapa, ha colaborado en diversas ocasiones con formaciones políticas como UPyD, primero, y el PP, después. Incluso sonó como ministro de Trabajo con Rajoy.

- JOSÉ LUIS BONET. Este empresario catalán es el presidente de la Cámara de Comercio de España, el máximo ejecutivo de Freixenet y presidente del Consejo de Administración de «Fira Barcelona». Ha sido uno de los empresarios españoles más críticos con el órdago secesionista abierto en Cataluña.

- DANIEL LACALLE. Economista, gestor de fondos y autor de varias publicaciones sobre economía. Esperanza Aguirre anunció su fichaje para las autonómicas de mayo pasado, aunque finalmente no se materializó. En la actualidad es un habitual de las tertulias televisivas sobre Economía.

- LORENZO AMOR. Es el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), cargo que ocupa desde hace más de 10 años. Una organización que agrupa a casi 300 entidades que suman más de 450.000 autónomos españoles afiliados.