MENÚ
sábado 24 agosto 2019
02:43
Actualizado

Gobierno y comunidades refuerzan hoy la unidad de mercado sin Cataluña

La financiación será el único punto que quede abierto en la Conferencia de Presidentes

  • Los preparativos de ayer para la Conferencia de Presidentes que se celebra hoy en el Senado
    Los preparativos de ayer para la Conferencia de Presidentes que se celebra hoy en el Senado
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

17 de enero de 2017. 03:50h

Comentada
Madrid. 17/1/2017

La Conferencia de Presidentes concluirá hoy con acuerdo en casi todos los puntos de la agenda fijada, salvo el de la financiación autonómica, que queda para una negociación posterior. Las ausencias del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y del lendakari, Iñigo Urkullu, justificada en su exigencia de un trato singular para el País Vasco, no serán obstáculo para que la cumbre deje una imagen de cooperación y colaboración entre el Gobierno central y el grueso de los presidentes autonómicos, al margen de las diferencias partidistas. El PP no tiene hoy el control del poder territorial, después del vuelco que implicaron las autonómicas y municipales, lo que da más valor a la foto de familia y a los acuerdos que salen de una reunión en la que Vicepresidencia lleva semanas trabajando para conseguir que éste sea un foro productivo y no una sucesión de discursos y casi monólogos, como ocurrió con otro tipo de reuniones en el pasado. Fue el primer objetivo que se marcó la vicepresidenta y ministra de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales, Soraya Sáenz de Santamaría, cuando comenzó a preparar con las comunidades el encuentro que hoy se celebra en el Senado, bajo la presidencia de Mariano Rajoy.

El punto en el que hay más distancia, y por eso se creará un grupo de trabajo, es el de la financiación autonómica, el dinero a repartir, que es lo que realmente preocupa a todos los barones territoriales. Pero la complejidad de este debate ya llevaba a pensar de antemano que la Conferencia sería sólo un primer paso para poner en marcha una discusión que viene pendiente de la pasada legislatura. No obstante, Gobierno y comunidades autónomas escenificarán hoy su voluntad de reforzar los lazos de cooperación política y económica en materias tan delicadas como la unidad de mercado, de la movilidad interadministrativa o de la cooperación en materia de protección civil. La unidad de mercado es uno de los puntos más cuestionados desde el ámbito independentista, por ejemplo.

De la Conferencia sale el acuerdo de revisar y adecuar las tasas de reposición de funcionarios en sectores prioritarios para que las comunidades puedan reforzar su personal en capítulos como la Sanidad, la Educación y los Servicios Sociales. También acuerdan analizar el porcentaje de interinidad en servicios públicos, sobre todo en Educación y Sanidad, y buscar fórmulas para reforzar la estabilidad de las plantillas de personal en dichos ámbitos. E incluso «trabajar leal y conjuntamente» con el fin de potenciar la movilidad interadministrativa voluntaria para facilitar el acceso de los empleados públicos a puestos de trabajo de otras administraciones.

Gobierno y comunidades refuerzan también su colaboración en materia de empleo, con el impulso de la tarjeta social, y en las decisiones para hacer frente a las consecuencias de la pobreza energética. Además de potenciar, asimismo, los mecanismos de participación de las comunidades autónomas en los asuntos de la Unión Europea. Aunque el tema principal, del que cuelgan todos los demás, es la financiación autonómica, y las espadas ahí quedan en alto, la Conferencia de Presidentes dejará hoy un contundente gesto de apoyo al actual Estado autonómico. En todos los documentos que quedarán aprobados se insiste en la idea de la colaboración, de reforzar los mecanismos de participación y de mejorar la eficacia, en la acción conjunta, para resolver los problemas de los ciudadanos.

Con una atención especial a la Sanidad, la Educación, la Dependencia y los Servicios Sociales, los capítulos más afectados por la crisis económica y sobre los que el Gobierno asume el compromiso de priorizar la atención. Frente al portazo independentista y la ausencia, por motivos distintos, del lendakari, Gobierno y comunidades dejarán abierto hoy un diálogo y una negociación, con varios grupos de trabajo, que concuerda además con el mandato que salió de las urnas a nivel nacional para el conjunto de los partidos. La vicepresidenta asumirá el compromiso de seguir impulsando estos cauces de diálogo para que se concreten.

Últimas noticias