MENÚ
martes 12 noviembre 2019
19:20
Actualizado

"Hasta el jueves hay tiempo para negociar"

  • "Hasta el jueves hay tiempo para negociar"

Tiempo de lectura 4 min.

23 de julio de 2019. 10:18h

Comentada

El propio Pedro Sánchez reconoció en su intervención la «dificultad» que están teniendo para alumbrar un pacto con Unidas Podemos y fue esa intervención la que pareció retroceder respecto a los avances que se habían registrado hasta ese momento.

Antes de que el presidente del Gobierno en funciones «indignara» a los de Pablo Iglesias en la tribuna de oradores por sus nulos guiños y su falta de alusiones a la coalición, Carmen Calvo y Pablo Echenique se vieron y acordaron no retomar durante esta jornada los contactos, después de que el domingo de madrugada se levantaran de la mesa sin alcanzar un entendimiento sobre qué competencias pasarían a desempeñar los dirigentes de Podemos.

«No podemos tolerar ser un mero decorado en su gobierno», le espetó Iglesias a Sánchez. Y este es el escollo. Una vez que el líder morado ha dado un paso atrás, ahora las discrepancias vienen por el peso político que ha de tener la vicepresidencia que exige la formación morada.

Si bien en el PSOE estarían dispuestos a cederla con un perfil más simbólico y de contenido social, en Podemos exigen que tenga carga ejecutiva. Esta vicepresidencia sería para Irene Montero y fuentes moradas reconocen que en las negociaciones del domingo, los socialistas se abrieron a que fuera «en condiciones», esto es, de perfil político.

Fuentes socialistas, por su parte, aseguran que los avances que se han registrado hasta ahora son «programáticos» y que todavía queda pendiente el «nudo gordiano» de los nombres, sobre el que no se ha llegado a «un punto de acuerdo». Un entendimiento que anticipan que no se producirá hasta el último minuto, «hasta el mismo jueves». «Todavía hay tiempo», destacan, al tiempo que piden «paciencia».

Desde Ferraz se reconoce que la divergencia está en el contenido de esa vicepresidencia y que nunca se negaron a ofrecerla, sino que el veto se limitó a la presencia de Iglesias «porque no se puede tener al líder de otro partido dentro del Consejo de Ministros».

Aunque las intervenciones de Sánchez e Iglesias en el Congreso parecen haber alejado el pacto –«tiene mala pinta», decía un diputado socialista–, en el PSOE sostienen que su oferta de un gobierno de coalición sigue vigente hasta el jueves.

En Podemos, sin embargo, se sienten vilipendiados y desvelaron cómo han ido progresando las conversaciones y los vetos que Moncloa ha impuesto a sus aspiraciones. Se les negaron los llamados «ministerios de Estado», esto es, Defensa, Economía, Hacienda, Interior, Trabajo... Ni siquiera Igualdad, Ciencia o Transición Ecológica, se quejó Iglesias. También dijeron «no» al modelo valenciano de equipos mixtos. «Se ha demostrado que no era por Iglesias, es porque no quieren el pacto», sostienen desde la formación morada.

En el PSOE ven las posiciones algo enconadas y creen que esto podría dificultar el acuerdo. También opinan así algunos de los socios llamados a avalar el acuerdo. En todo caso, las conversaciones se retomarán con el margen que dan las más de 48 que restan hasta el jueves. «Lo que hoy es negro, mañana puede ser blanco», señalaba una diputada socialista.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs