MENÚ
miércoles 23 enero 2019
06:19
Actualizado

«Hasta que no haya sentencia, los independentistas no afrontarán una nueva etapa política»

Iceta cree que aunque la libertad de los presos preventivos sería una solución, no resolvería los problemas de fondo

  • Iceta (58 años) se toma un descanso, pero no desconecta. Atento a la política y con algunas citas. Entre ellas, Manuel Valls. Le volvió a negar el apoyo a su candidatura por Barcelona. Sobre la política catalana no es optimista, cree que las elecciones llegarán tras los juicios por el 1 de octubre/ Foto: Shooting
    Iceta (58 años) se toma un descanso, pero no desconecta. Atento a la política y con algunas citas. Entre ellas, Manuel Valls. Le volvió a negar el apoyo a su candidatura por Barcelona. Sobre la política catalana no es optimista, cree que las elecciones llegarán tras los juicios por el 1 de octubre/ Foto: Shooting
true
Barcelona.

Tiempo de lectura 5 min.

26 de agosto de 2018. 00:17h

Comentada
Toni Bolaño Barcelona. 26/8/2018

Miquel Iceta nos recibe cerca de su casa. Ha pasado unos días de vacaciones en Menorca, en la casa familiar. Está preocupado porque la incertidumbre se acentuará en estos meses en los que el independentismo aumentará los decibelios de su discurso.

Miquel Iceta nos recibe cerca de su casa. Ha pasado unos días de vacaciones en Menorca, en la casa familiar. Está preocupado porque la incertidumbre se acentuará en estos meses en los que el independentismo aumentará los decibelios de su discurso. No es optimista en el diálogo Gobierno-Generalitat porque los independentistas no moverán pieza hasta que pasa el juicio a sus líderes.

-¿La guerra de los lazos amarillos da al traste con la política de Pedro Sánchez?

-No. Es una demostración más de que la sociedad catalana está dividida y hay que hacer un esfuerzo especial para buscar acuerdos con diálogo, desde el respeto a la diversidad y a la ley.

-Dos no dialogan si uno no quiere. No parece que Torra esté por la labor...

-Hasta que no se produzca el juicio y la sentencia, el independentismo no está en condiciones de afrontar la nueva etapa política. Probablemente los próximos meses van a ser de un cierto impase en este diálogo. En cualquier caso, el gobierno de España hace bien manteniendo los canales abiertos, y disposición para llegar a acuerdos.

-¿La libertad de los presos preventivos sería solución?

-Sería una solución, pero parcial, porque no se abrirá una nueva etapa hasta que tengamos una sentencia. Sería bueno, pero no resolvería el problema de fondo.

-¿Con la guerra de los lazos estamos al borde de un enfrentamiento civil?

-Espero que no. Hay sectores que no aceptan que se piense diferente, aunque en Cataluña sucede otra cosa. Una persona puede llevar un lazo amarillo. Una institución no, porque es de todos. Ahí debe prevalecer la neutralidad. Los políticos debemos ser responsables para no atizar un conflicto que, por desgracia, ya es importante.

-¿Torra es irresponsable?

Cuando se traza una línea entre buenos y malos, hay una gran irresponsabilidad. Si la franqueas pones las bases de un enfrentamiento, que sabes cómo empieza, no cómo acaba.

-¿El gobierno de España ha bajado los brazos en Cataluña?

-En absoluto. El Gobierno tiene una actitud de diálogo y negociación y, al mismo tiempo, exigencia del cumplimiento de la legalidad. No se han bajado los brazos, aunque es cierto que el diálogo es cosa de dos. No hay receptividad porque el independentismo no está en condiciones de aceptarlo antes del juicio.

-Ofrecen un otoño caliente...

-El calendario está muy marcado por el 11-S o el referéndum y el juicio. La política en este escenario queda descarnada. Habrá que esperar al juicio y acatar la sentencia.

-¿Entonces, la Bilateral no sirve para nada?

-Dependerá de un Govern que no está en condiciones de hacer compatible su oposición al juicio y al mismo tiempo tener una posición dialogante. Espero que nadie confunda la disposición al diálogo del presidente Sánchez con dejadez en el cumplimiento de la ley. Se equivocarán y mucho. Habrá diálogo y determinación ante la ley. No se pondrá en riesgo la integridad de España.

-¿La única salida es el 155?

-Espero que nadie cometa el mismo error que hace un año. La vía unilateral está condenada al fracaso. Nadie en su sano juicio puede desear volver a los mismos errores.

-Ahora dicen que será el pueblo quien proclame la República.

-La voz del pueblo se expresa cuando hay elecciones. Hoy tienen mayoría en el Parlament y no saben qué hacer con ella. Se fijaron objetivos imposibles y han frustrado a su base social. Ni ha vuelto Puigdemont, ni hay República y los presos siguen en las cárceles.

-¿Puigdemont y Torra tienen como objetivo destruir a ERC y evitar una alternativa tripartita con Comunes y PSC?

-En el mundo secesionista hay tensión y lucha por la hegemonía. ERC tiene un planteamiento coherente y espero que lo tenga hasta el final, que no se vea arrastrada por posiciones legitimistas que impiden cualquier tipo de diálogo.

-Se habla mucho de democracia, con el Parlament cerrado...

-Cerrar un Parlamento es limitar los derechos de la ciudadanía. Está cerrado porque los independentistas no se ponen de acuerdo en cómo sustituir a los diputados procesados, y porque el Gobierno no sabe qué hacer. Hasta que finalice el juicio y haya sentencia, no son capaces de pensar en otra estrategia.

-¿Si el Gobierno no sabe qué hacer y no pasara nada hasta el final del juicio, no hay riesgo de huida hacia adelante?

-Ciertamente existe. Espero que no se produzca. Hasta ahora las declaraciones van cargadas pero las acciones se circunscriben a la legalidad. Hemos visto al presidente manifestarse ante una cárcel que depende de él. Esto lo pone en evidencia su contradicción insalvable.

-Estamos ante un nuevo movimiento nacional, con Puigdemont a la cabeza.

-Aquí no son capaces ni de gobernar. Intentar poner bajo el mismo paraguas a todas las fuerzas independentistas está condenado al fracaso. Puede ser una estrategia para incomodar a ERC, pero las posibilidades de que ERC quede diluida en la Crida son cero.

-¿Le gusta el guardia civil andaluz a la brasa?

-El restaurante ha cambiado la carta, porque fue un grave error.

-¿Se siente botifler –traidor–?

-Me lo dicen desde hace más de 30 años. Me siento aludido, pero no perjudicado, porque ya en el siglo XVIII había maneras distintas de sentirse catalán y del encaje en el resto de España. Los que se extrañan de que no todos seamos independentistas, ahí tienen la respuesta.

-También le llaman traidor los que retiran lazos amarillos.

-No he venido a este mundo a pelear por símbolos.

-¿Hubiera visitado a Oriol Junqueras?

-Lo hubiera hecho si no se hubiera interpretado como un apoyo. Lo respeto, pero tengo con él una gran discrepancia.

-El PSC está en tierra de nadie.

Si quieres un buen conflicto, el PSC no es tu partido. Somos el partido del acuerdo. No queremos una división de la sociedad en dos bandos.

-¿Torra es el peor presidente de la Generalitat desde 1980?

-Es el primero que no se siente presidente. Lo es por delegación.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs