MENÚ
jueves 19 septiembre 2019
10:21
Actualizado

El PSC mantiene el pulso y no acatará la disciplina de voto

Iceta insiste en que avalar a Rajoy ensombrece el horizonte del PSC ante un posible adelanto electoral en Cataluña

  • Iceta, fiel al «no» a Rajoy, ayer, en un momento del Comité Federal
    Iceta, fiel al «no» a Rajoy, ayer, en un momento del Comité Federal
true
Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

24 de octubre de 2016. 04:06h

Comentada
Toni Bolaño Barcelona. 23/10/2016

El pulso entre la gestora del PSOE y el PSC no ha bajado su intensidad tras el Comité Federal. Los catalanes votaron «no» a Mariano Rajoy en el máximo órgano entre congresos del PSOE y mantienen su intención de romper la disciplina de voto en la votación de investidura de Rajoy en el Congreso de los Diputados. Javier Fernández, el presidente de la Gestora, afirmó tras el Comité que «espero que el PSC asuma esta decisión». No parece que los socialistas catalanes tengan intención de hacerlo. El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, fue claro en conversación con LA RAZÓN –«No hay peor sordo que el que no quiere oír»– y ratificó el voto contra Rajoy de los siete diputados catalanes. El próximo martes se reúne el Consell Nacional para ratificar su «no» desoyendo las recomendaciones de la secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz, que se mostró convencida de que «los diputados del PSC asumirán la posición de abstención».

En los últimos días, la presión al PSC ha ido en aumento y las amenazas, más o menos veladas, se han transmitido a través de los medios de comunicación. «Si quieren revisar el modelo de relaciones, lo revisaremos», contesta Iceta, al tiempo que pone en cuestión el poder ejecutivo de Fernández al frente del PSOE para imponer un cambio de relaciones con el PSC: «¿Una gestora?, no creo».

El PSC quiere mantener su perfil propio en un curso político que se augura complicado en Cataluña. En su intervención, Iceta pidió comprensión para la posición del PSC vinculándola con el proceso independentista. «Cuando empieza el curso en el que el choque de trenes parece inevitable, no podemos aparecer al lado, ni siquiera absteniéndonos en la investidura, de uno de los máximos responsables de la ausencia de diálogo. Si lo hiciésemos, dejaríamos de ser útiles para tender puentes, para encontrar una solución», afirmó tajante. En el PSC están convencidos de que su abstención los dejaría «a los pies de los caballos» en una hipotética, aunque más que probable, convocatoria avanzada de elecciones autonómicas en Cataluña.

No lo ven así en el PSOE. Javier Fernández era contundente en la rueda de prensa: «No habrá libertad de voto, los diputados deberán abstenerse». No le seguirá el PSC, que pagará «con gusto» la multa que le puede imponer la dirección del grupo, pero tampoco la diputada aragonesa Susana Sumelzo –«seré coherente con mis principios y con mis votantes–, según afirmó en las redes sociales. Algunas federaciones reclaman sanciones ejemplares, pero Fernández mantiene prudencia: «No anticipemos situaciones que no se han dado».

Iceta inició su intervención defendiendo «el “no” a Rajoy y la capacidad que debe tener el socialismo español para entender una posición distinta del PSC» y apuntilló: «El problema del PSOE no es el PSC, es Rajoy». En su turno, se esforzó en tender puentes, en «seguir caminando juntos, incluso en la discrepancia», porque «nada nos horroriza más que la perspectiva de dejar de compartir con todos los socialistas un proyecto federal para España». Para Iceta, la abstención ofrece «un argumento más a los independentistas para que lo sigan siendo» y damos «razones para que muchos acaben de convencerse de que el federalismo no es viable, y se acaben resignando a la independencia como algo inevitable». Las espadas seguirán en alto porque el PSC no dará su brazo a torcer.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs