MENÚ
martes 20 agosto 2019
14:00
Actualizado

Iglesias, recula: «Íñigo, a pesar de todo, no es un traidor»

El secretario general de Podemos plantea ahora la confluencia, pero pide "espacio y diálogo" y dice que "Carmena no es lo que fue"

  • Militantes hoy a las puertas de la sede de Podemos en Madrid donde se ha celebrado el Consejo Estatal Ciudadano de la formación. (Foto: Jesus. G. Feria)
    Militantes hoy a las puertas de la sede de Podemos en Madrid donde se ha celebrado el Consejo Estatal Ciudadano de la formación. (Foto: Jesus. G. Feria) /

    Efe

Tiempo de lectura 8 min.

31 de enero de 2019. 10:52h

Comentada
Rocío Esteban Madrid. 30/1/2019

El Consejo Ciudadano Estatal (CCE) de Podemos ha finalizado tras cinco horas de "debate constructivo" con la idea de que deberán ser los responsables y militantes políticos de la Comunidad de Madrid quienes decidan cómo y con quién confluir de cara a las elecciones autonómicas de mayo.

Ese ha sido el sentir de varios de los participantes en el que es el máximo órgano de dirección de Podemos al ser preguntados sobre cómo afrontará la formación morada la decisión del excandidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid por Podemos Íñigo Errejón de presentarse con la plataforma Más Madrid.

En este sentido, la portavoz adjunta de Unidos Podemos en el Congreso, Ione Belarra, ha señalado al término del consejo que ha sido un debate "muy honesto" y ha habido casi unanimidad en que los "compañeros de Madrid", que según apunta están en una "situación complicada", sean los que puedan resolver "construyendo una candidatura propia".

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, no ha acudido al Consejo Ciudadano Estatal de la formación en el que se debatía el futuro del partido en la Comunidad de Madrid después de que Íñigo Errejón propinara el que es hasta el momento el golpe con más impacto a la formación; encabezar la plataforma de Manuela Carmena para optar a la Puerta del Sol.

En un mensaje de Facebook, Iglesias ha confirmado que intervendría en él por videoconferencia, cuando sus responsabilidades paternas se lo permitan, pero que no acudirá presencialmente, al igual que tampoco lo ha hecho su ex número dos, que evita así la confrontación con la dirección nacional. La propuesta del líder de Podemos pasa por apostar férreamente por la marca Unidos Podemos para la candidatura a las elecciones autonómicas en la capital, marca que Iglesias entiende que es la que refuerza la imagen de Podemos como herramienta que forzó la moción de censura y que teje acuerdos con el Gobierno para sacar adelante los Presupuesto Generales del Estado. "La propuesta de superar Unidos Podemos como referencia política del cambio, que representa lo poco que conocemos del nuevo partido de Íñigo y Manuela, es un planteamiento que me parece erróneo pero que es legítimo". Puntualiza, además, que este debate "no se ha discutido ni en los órganos ni en ningún proceso de participación en Podemos".

En la extensa carta de diez puntos titulada "10 consideraciones para la reunión del Consejo Ciudadano" , hay que esperar al punto ocho para ver una referencia al ex diputado y candidato de Más Madrid. Ahora, tras las presiones y todo tipo de comentarios tildados de "maniobras" e incluso de traición por parte de los dirigentes cercanos a Iglesias, el número uno se desdice, y asegura que "Íñigo a pesar de todo, no es un traidor, sino que debe ser un aliado de Podemos". La formación tiende así puentes ahora Errejón, tras haber asegurado hace dos semanas que "Íñigo no es Manuela", después del órdago lanzado por el cofundador. "Destruir Unidos Podemos es condición de posibilidad para que solo haya dos alternativas de superación de la crisis de régimen", apunta Iglesias

Tras la salida de Ramón Espinar de la dirección autonómica, Iglesias defiende que su formación "debe tener ahora un debate sosegado" y delega en la dirección interina regional el proyecto que debe liderar Madrid, bajo la supervisión de sus círculos y tiende puentes a otros actores sociales para la candidatura de la Comunidad bajo la marca de Unidos Podemos. "Debe hablarse de programa, de proyecto para Madrid y también de procedimientos de participación y decisión con Izquierda Unida y con los actores con los que hemos construido Unidos Podemos". En este debate incluye también a Más Madrid. "Debe hablarse también con otros actores de la sociedad civil y por supuesto con el partido de Íñigo y Manuela", reflexiona. Pero, advierte de que, para llegar a este escenario "Podemos necesita tener un debate propio sin que se le pretenda imponer tragar con platos precocinados", en referencia a la reunión de esta misma tarde.

Iglesias desliza también un mensaje a aquellos adversarios políticos, dentro y fuera del partido, que vaticinan el fin de Podemos. "Mientras una Asamblea Ciudadana no decida nuestra autodisolución o nuestro fin como referente electoral, en Podemos las decisiones las toman los inscritos y los espacios colectivos de dirección elegidos por ellas y ellos". A pesar de acercarse ahora a Errejón para negociar en la Comunidad de Madrid, sigue dejando un mensaje que muestra la herida abierta en la formación tras el plan urdido por el ex número dos sin el conocimiento de la dirección. "Hacer las cosas en secreto, por sorpresa y sin contar con los espacios colectivos me parece incompatible con formar parte de Podemos y sus espacios colectivos. Con todo, es legítimo que, por la vía de los hechos consumados, haya compañeros que abandonen nuestra formación. Hay que asumirlo con naturalidad y madurez", escribe.

Sobre la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, Iglesias sigue defendiendo su gestión pero, puntualiza que "Carmena no es lo que fue". A pesar de ello asegura que "representa lo más útil que hay para impedir que la derecha reconquiste el poder municipal en Madrid". Sí que critica el papel de Ahora Madrid en alguna de las operaciones madrileñas, como la de Chamartín. "Me apena que del proyecto de Ahora Madrid de hace cuatro años quede tan poco y nunca entendí el papel que ha jugado el equipo de gobierno Carmena en la Operación Chamartin". También propone a la alcaldesa trabajar codo con codo para que "la derecha no vuelva a Madrid". " Ojalá Manuela quisiera contar con nosotros en esa tarea respetándonos como partido y proyecto colectivo, ojalá contara con todos los que le apoyaron en Ahora Madrid, pero hay algo mucho más importante que nosotros mismos y es que la derecha no vuelva a Madrid", finaliza.

Últimas noticias