MENÚ
jueves 25 abril 2019
13:10
Actualizado

Íñigo Errejón, 2.700 euros al mes en el Congreso por una iniciativa

El ex número dos de Podemos dejó de lado su actividad en el Congreso para ser candidato.

  • Tras Vistalegre 2, Errejón fue desplazado a la segunda fila de la bancada de Podemos
    Tras Vistalegre 2, Errejón fue desplazado a la segunda fila de la bancada de Podemos

Tiempo de lectura 4 min.

21 de enero de 2019. 16:12h

Comentada
Pablo Gómez Madrid. 21/1/2019

El clamor en la dirección de Podemos para que Íñigo Errejón renuncie a su acta de diputado en el Congreso de los Diputados es evidente. Pero de momento no se ha producido, a pesar de que éste sugirió el sábado en una entrevista en La Sexta que dejaría su escaño si algún miembro del partido se lo pedía. La cúpula del partido ya ha dado el paso, por lo que la decisión está en manos del diputado.

El secretario de Organización, Pablo Echenique, ha sido el que con más crudeza e ironía ha enseñado la puerta de salida a Errejón: «Lo coherente sería dejar el escaño, pero es verdad que de algo tiene que vivir hasta mayo, y supongo que también pesa eso en su decisión». Irene Montero, portavoz en la Cámara Baja, insistió también en ello: «Es evidente que está fuera de Podemos. A alguien que se va no se le puede echar. Ya se ha ido. Yo dimitiría y dejaría mi escaño».

En el caso de que Errejón mantenga el pulso, podría protagonizar el próximo martes –cuando lleguen para su convalidación en el Congreso un total de ocho decretos del Gobierno– una imagen de alto voltaje, sentado en la misma bancada del partido que ahora le considera como un elemento extraño. Su escaño está situado en la segunda fila del grupo parlamentario, en la posición situada sobre Irene Montero, y junto al asiento que ocupa Alberto Garzón y con el que nunca ha tenido una relación fluida.

Renuncie o no, lo que está claro es que Errejón dejó de lado su actividad en el Congreso desde hace muchos meses. Desde que, tras el verano de 2018, centró sus esfuerzos en el cometido que había recibido de los inscritos como candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid, su participación en el grupo confederal ha brillado por su ausencia si nos atenemos al balance que el Portal de Transparencia del Congreso ofrece de su actividad parlamentaria.

Desde el arranque de la legislatura, Errejón ha realizado un total de 44 intervenciones e iniciativas parlamentarias. De ellas, únicamente una ha tenido lugar después del pasado verano. Desde septiembre sólo ha registrado una pregunta al Gobierno para que el Ministerio de Fomento la conteste por escrito. Se da la circunstancia de que el tema elegido para esta iniciativa está vinculado con su futuro político como candidato a la Comunidad de Madrid al referirse a los problemas de los trenes de Cercanías. Esa única pregunta escrita dirigida al Ejecutivo en el último cuatrimestre de 2018 contrasta con una actividad como parlamentario que se venía caracterizando por una mayor intensidad. Desde el arranque de la legislatura hasta el verano, hasta 43 trámites parlamentarios llevaron su firma: 14 iniciativas (5 preguntas orales, 8 preguntas escritas y una solicitud de informe) y 29 intervenciones (17 en comisiones, 11 ante en el Pleno y una en la Diputación Permanente).

Tiene mucho que ver en ello que Errejón no ocupe en el momento actual ningún puesto de relevancia dentro del grupo parlamentario. Solo es vocal de su formación en la Comisión Constitucional, en la Subcomisión para la reforma electoral y en la Diputación Permanente. Responsabilidad todas ellas de segunda línea especialmente si se comparan con el peso llegó a tener: fue portavoz de Unidos Podemos en el Congreso hasta febrero de 2017, vocal de la Comisión de Hacienda y Función Pública hasta verano de ese año y portavoz en la Comisión Constitucional hasta julio de 2018. En abril del pasado año dejó de ser vocal en la Comisión de Investigación sobre la presunta financiación ilegal del PP.

Errejón, como el resto de los diputados, tiene una asignación mensual de 2.813,87 € y un total de 14 pagas. Como diputado electo por Madrid tiene una indemnización por residencia de 879 euros. Sin embargo, el ex número dos de Podemos, como también sucede con el resto de integrantes de su grupo, tienes limitadas sus retribuciones hasta cobrar un máximo de tres salarios mínimos interprofesionales, lo que, en las condiciones actuales, asciende hasta los 2.700 euros netos al mes.

Últimas noticias