MENÚ
lunes 19 noviembre 2018
10:04
Actualizado
  • 1

Interpol alerta de un «ataque inminente» en Europa

Señala a tres tunecinos «muy peligrosos» que se encuentran en Francia. Se sospecha que uno de ellos podría estar ya en París o en el municipio de Évry

  • Estos son los tres tunecinos sospechosos que podrían estar preparando un «inminente atentado» en Europa
    Estos son los tres tunecinos sospechosos que podrían estar preparando un «inminente atentado» en Europa

Tiempo de lectura 4 min.

19 de agosto de 2018. 04:31h

Comentada
J.M.Zuloaga / C.S. Macías.  19/8/2018

Interpol lanzó el pasado jueves una alerta a todas las unidades policiales sobre un «inminente atentado» en Europa que sería cometido por tres tunecinos que, según documentos a los que ha tenido acceso LA RAZÓN, se encuentran ya en Francia –lo que no significa que sea en este país donde intenten perpetrar la acción criminal–.

Se trata de Nayeh Ben Salah, nacido el 17/10/1976;Yassin Mbarki, 9/9/1980, y Sami Loudhif, 10/7/1984. Mbarki es el único del que no se tiene una fotografía. Incluso, se apunta que alguno de ellos podría estar ya en París o en la localidad de Évry, en el Departamento de la Isla de Francia. Según han informado a este periódico, están considerados individuos «muy peligrosos», aunque no pese sobre ellos órdenes de detención, las autoridades tunecinas les han perdido el rastro desde algún tiempo.

El Estado Islámico, después de las pérdidas territoriales al ser derrotado por las tropas de la Coalición Internacional, ha tenido que reorganizar todos sus «aparatos» en Afganistán, entre ellos el que se ocupa de los atentados en occidente, que sufrió un serio revés tras la muerte de su responsable, Abdelmahid Abaaoud, en París en noviembre de 2015, después de dirigir varios atentados contra la discoteca Bataclan y otros lugares.

Tal y como adelantó días pasados este periódico, el Daesh ha distribuido entre sus militantes un manual dirigido a las células y actores («lobos») solitarios con las medidas de seguridad que deben seguir. Los tres tunecinos antes citados podrían formar parte de una de estas células. Entre las novedades ya no se considera el «martirio» (suicidio) como estrictamente necesario a la hora de perpetrar los ataques: los integrantes de las células deben tratar de huir del lugar y mantenerse con vida para poder seguir con la actividad criminal. Uno de los consejos es que huyan de la improvisación y que preparen minuciosamente cada atentado, hasta el punto de que si se trata de un edificio, como un hotel, entren convenientemente vestidos para pasar inadvertidos.

La alerta de Interpol, que sigue a la del Departamento de Policía de Nueva York, también publicada por LA RAZÓN, demuestra que los servicios de información occidentales cuentan con datos fiables en el sentido de que Estado Islámico o Al Qaeda se preparan para perpetrar acciones criminales de envergadura. Es cierto, agregan los expertos, que los actores solitarios causan una gran alarma cuando con un automóvil o un cuchillo en mano asesinan a ciudadanos occidentales. Sin embargo, los yihadistas tratan de demostrar que han asumido las derrotas territoriales (lo que no significa que Siria e Iraq estén totalmente libres de terroristas) y que están dispuestos a pasar a la ofensiva.

«El terrorismo sólo puede ser derrotado por el terrorismo. Imagina el dolor del enemigo cuando comprueben, habiendo gastado miles de millones, que siguen siendo blanco de ataques en su territorio y no pueden tener seguridad total en sus hogares», dice el manual. «Al menos escucharán a Hitler que dijo que el terrorismo sólo puede ser derrotado por el terrorismo. Y ¿quién dijo que la ideología sola no puede vencer al terrorismo? Las ideas no derrotan al terrorismo, solo lo consigue la lucha contra el terrorismo».

Sobre la formación de las células, señalaban que «los hermanos que quieren unirse a ti, debes conocerlos muy bien. Debes saber su historia, su infancia, su pasado, sus experiencias pasadas en la universidad, su trabajo, sus trabajos, su afiliación política, prácticamente todo. No es necesario que entres en los detalles, pero debe s saber quién tienes enfrente de ti, y deberías poder ver cualquier contradicción en la historia que le cuenta sobre sí mismo».

El documento también explica que «cualquier hermano (incluido usted) que desee trabajar como lobo solitario o dentro de una célula de múltiples lobos debería tener ciertas características, como asegurarse de no aparecer como muy unido a la religión. Un hombre que trabaja en una operación secreta debe mezclarse con la población general. Si puedes evitar tener barba, usar vestimentas musulmanas. Además, no deberías ir demasiado a lugares como mezquitas, institutos islámicos o bibliotecas islámicas. También debes usar paños de estilo occidental para que parezcan neutros y no llamar la atención». Las indicaciones también recomiendan no «utilizar demasiado las oraciones habituales que usan los hermanos religiosos, como 'salam alaykum'. Estos son algunos ejemplos de cosas que podrían atraer la atención. Deberías evitarlos especialmente si usas ropa de estilo occidental y tener un corte de pelo elegante; por supuesto, si todos los que están cerca del hermano saben que tiene barba, puede llamar la atención si de repente se afeita y comienza a usar paños de estilo occidental. Cada situación es diferente, así que asegúrate de no hacer un cambio demasiado radical».

Últimas noticias