MENÚ
domingo 18 noviembre 2018
08:33
Actualizado
  • 1

Izquierda Abierta cree que resultados de la consulta de IU «certifican la entrega y el vaciado irreversible de la organización»

Creen que la dirección federal «debería ser crítica y analizar el por qué de tan alta desafección»

  • Gaspar Llamazares en una imagen de archivo/Foto: Rubén Mondelo
    Gaspar Llamazares en una imagen de archivo/Foto: Rubén Mondelo

Tiempo de lectura 2 min.

19 de junio de 2018. 13:28h

Comentada
Rocío Esteban Madrid. 19/6/2018

Uno de los sectores críticos de Izquierda Unida, arremete contra la organización federal por la baja participación de la militancia y simpatizantes en la consulta del partido sobre el acuerdo de alianza con Podemos para las elecciones municipales, autonómicas y europeas de 2019.

En un comunicado, Izquierda Abierta, asegura que los resultados ponen de manifiesto «la falta de interés y/o desgana respecto al proyecto» y también alerta de que a su juicio «se ponen en entredicho la idoneidad de este método para la toma de decisiones trascendentales», además de dejar «sin representación a una parte de la izquierda».

La escisión del partido entiende que la no participación de las bases en la consulta realizada es «una demostración de rechazo que merece ser atendida y comprendida». Pone el foco de atención en las 40.000 personas «que se han quedado en el camino en apenas dos años», en relación a al diferencia de censo actual entre esta consulta (29.510) y los cerca de 72.041 personas que participaron en la consulta de 201 donde también se preguntaba por el acuerdo con Podemos. Izquierda Abierta entiende que la dirección federal «debería ser crítica consigo misma y analizar por qué se produce tan alta desafección».

En opinión de Izquierda Abierta, corriente liderada por Gaspar Llamazares, «la centralización de las decisones, negando el debate y la participación de las bases en las realidades autonómicas» llevan al desanimo «a la afiliación y a los simpatizantes y provocan no solo una escasa participación, sino el abandono». Sobre los datos de la consulta, donde participaron 12.449 votantes, el sector crítico entiende que «es evidente que una mayoría de IU ha optado por la abstención en el proceso, o lo que es lo mismo, por la no participación». Entre la militancia que respondió al referéndum, 9.539 se han pronunciaron a favor del pacto mientras 2.574 (20,68%) votaron en contra. La abstención ha sido del 2,7% (336 votos).

Avalando en estos datos, la organización de Izquierda Abierta entiende que la dirección federal debe reflexionar «sobre el método utilizado, sobre la estrategia de confluencia y sobre el momento de insignificancia que está viviendo IU». Para ellos, la «restricción de la confluencia a la coalición clásica de partidos con Podemos y Equo es un error que limita posibilidades».

Por último, también critican, de nuevo, el acuerdo marco con Podemos «tal y como se ha realizado y concebido» porque «entierra los propios discursos sobre la unidad popular y la voluntad de sumar más». También «entierra incluso la pretensión, tan enarbolada, de ser un movimiento político y social» porque, -dicen- «solo considera "válidas" las confluencias donde Podemos tiene problemas para erigirse a la cabeza e IU renuncia incluso a espacios que ella misma ha impulsado con otras y otros».

Últimas noticias