MENÚ
domingo 09 diciembre 2018
08:08
Actualizado

José Rosiñol: «La polémica de la lengua sólo es parte del delirio soberanista»

El presidente de Sociedad Civil Catalana no percibe «tensión» entre PP y Cs y sí un frente contra el soberanismo: «Coinciden en el análisis sociopolítico».

  • José Rosiñol: «La polémica de la lengua sólo es parte del delirio soberanista»

Tiempo de lectura 8 min.

18 de febrero de 2018. 03:44h

Comentada
Aurora G. Mateache 19/2/2018

El objetivo de Sociedad Civil catalana para este año es recorrer los despachos de los principales líderes políticos del mapa para tomar el pulso de las políticas respecto al soberanismo y explicar su «plan de acción»: crear «escenarios de convivencia para acabar con la fractura social catalana». Han sido amenazados por el soberanismo con «oleadas de ataques cibernéticos», pero les preocupa «relativamente»: «Estamos aquí para defender los derechos y libertades de los catalanes». –Viene de reunirse con Rivera y Arrimadas. ¿De qué han hablado? –Somos muy coincidentes con Cs respecto al claro clima de incertidumbre política que no es propicio para una reconciliación social, ni para la estabilidad, ni para la recuperación económica. Están muy preocupados al ver que no existe ningún Gobierno que pueda ayudarnos a salir de este callejón.

–Puigdemont manifiesta su «plena confianza» en los negociadores para que se le invita. ¿Cs y ustedes lo contemplan?

–No, ni ellos ni nosotros. El TC es el que se ha manifestado al respecto y no podemos es continuar con esta gran mentira. Como dice el dicho: lo que no puede ser no puede ser y además es imposible.

–Arrimadas plantea un pleno extraordinario y que Torrent proponga un candidato. ¿Le ha comentado si podría ser ella?

–Nosotros creemos en la democracia representativa y no nos metemos en las dinámicas de partidos ni de Gobierno. No hemos entrado a profundizar si ella quiere o no quiere. Las asociaciones civiles no son políticas, aunque sí hemos visto como Omnium y ANC se han pegado a partidos políticos nosotros no entramos en esa perversión de la democracia.

–Pero habrán hablado del pleno.

–Sí, pero insisto: no hemos entrado al detalle.

–Después de haberse reunido con el Gobierno y Cs, ¿Lo ve efectivo?

–Yo creo que dialogar dentro del marco legal es una de las claves que hemos de conseguir en Cataluña. En democracia, respetando el marco de derecho podemos convivir todos.

–¿Y puede haber diálogo con el aparente clima de crispación entre el PP y Cs?

–Pues sinceramente, hemos estado con el sr. Rajoy, con la sra. Santamaría, con la sra. Arrimadas y con el sr. Rivera y, sinceramente, sólo hemos encontrado un clima de cordialidad y mucha coincidencia en el análisis socio político. Entonces yo no he sido consciente de esa supuesta tensión después de la reunión con los cuatro dirigentes.

–O sea, discrepancias electorales pero unión frente al independentismo.

–Sí. Yo creo que el separatismo catalán es un problema de todos los españoles y yo creo que ellos son plenamente conscientes, los análisis con muy coincidentes y el clima de entendimiento con nosotros ha sido bastante elevado.

–Después de su reunión con Rajoy vino la polémica de la casilla para elegir el castellano como lengua vehicular en los colegios catalanes.

–Eso no es cierto. Simplemente se tiene que hacer cumplir la ley. Me sorprende enormemente la polémica creada por los separatistas, que no es otra que una postura victimista. Los que están creando una fractura social son ellos. Lo digo en voz alta y me parece un poco ridículo que haya que aclarar este asunto de forma sostenida. No es sólo el Gobierno el que tiene que tirar con esto adelante, es el Gobierno y el propio Gobierno de la Generalitat que gobierne: hay una sentencia judicial del TC para garantizar que el castellano sea también lengua vehicular. Que dejen de mentir: la polémica de la lengua sólo es parte del delirio independentista.

–¿Esta situación puede favorecer a que los partidos independentistas alcancen pactos entre ellos y gobiernen?

–Como todo lo que sucede en el mundo separatista cada vez me parece más kafkiano, cualquier cosa es posible. Pero le digo una cosa, si al final llegan a formar gobierno por el mero hecho de que alguien pide que se cumpla la ley y por eso forman gobierno, realmente que se lo hagan mirar porque, ¿a qué han estado jugando durante estos meses para no formar gobierno?

–¿Que sería mejor para la unidad de España: que ellos formen gobierno o que se repitan las elecciones?

–Si el bloque separatista, y le digo claramente que no me gusta nada esta expresión porque hablar de bloques me parece que cercena la pluralidad política catalana, alcanza la iluminación de hacer política dentro del marco de la Constitución, bienvenido sea.

–¿Cree que la reforma de la ley electoral planteada por Podemos y Cs ayudaría a cambiar el resultado electoral?.

–Estamos volviendo a bajar el escalón a lo que es una reforma planteada por unos partidos políticos. Yo lo que creo que tienen que hacer los partidos políticos es llegar a consensos para alcanzar el bien común.

–¿El artículo 155 entra en ese bien común?

– Sin lugar a duda el 155 ha conseguido la normalidad institucional. Nadie sabía qué consecuencias tendría, se ha aplicado y está claro que las administraciones públicas están funcionando en Cataluña, dentro de la normalidad institucional, política y social.

–¿Pretenden reunirse con Torrent?

–Aún no hemos concretado la fecha pero sí lo hemos solicitado. Le trasladaremos que la prioridad para nosotros es un clima de concordia y conciliación y esperamos que él también, porque si no lo hace no va a acabar con el hartazgo de los catalanes.

–El martes se verán con Susana Díaz. ¿Me anticipa quién será el siguiente?

–Nos veremos con Feijóo el próximo 26 de febrero. No veremos a todos, pero sí a los más relevantes. Y en cuanto se forme un gobierno solicitaremos una reunión con el presidente/a de la Generalitat, así como con todos los partidos del arco parlamentario catalán.

–Después de que se forme gobierno a Junqueras igual tendrían que ir a verlo a la cárcel.

–Bueno yo iría a ver al representante de ERC en el Parlament, el que decidan ellos. Me parecería algo extemporáneo ir a verle.

–Doy por hecho que Sánchez e Iglesias están dentro de esta ronda de contactos.

–Por supuesto. Cuando estén agendadas las entrevistas lo anunciaremos públicamente.

–¿Alguien les ha declinado la reunión?

–No. ninguno. Es curioso.

–En esta pirámide el vértice es el Rey, ¿también tienen pensado una audiencia con él?

–Pues ni lo hemos pensado, es el jefe del Estado y no lo hemos sopesado, nosotros estamos encantados de hablar con Su Majestad el Rey pero le tenemos un respeto absoluto a nivel institucional como para pedirla explícitamente.

–Urkullu estará también en esa hoja de ruta, entiendo.

–(Risas). Con mi risa ya le he respondido, creo.

–Entiendo que sí.

–Nosotros cuando nos reunimos con el presidente de una autonomía no lo hacemos porque sea de un partido o de otro, si no porque es el representante de una comunidad o de un ayuntamiento.

­–¿Van con el mismo mensaje o varía en función de cada presidente?

­–Tenemos un único mensaje, y es el de la conciliación, la recuperación del cumplimiento de la ley y del Estado de Derecho en Cataluña.

–¿Concilian entre unos y otros?

–No hay tiempo en dos horas para eso. Nos falta tiempo para hablar de lo que pasa en Cataluña.

–Estas «citas» políticas les da mayor visibilidad. ¿Crean también un escenario de presión?

-Más que de presión nuestro objetivo es romper la espiral del silencio. SCC ha ayudado a romper esta espiral de silencio y a normalizar la convivencia democrática, es lo que se visualizó en las manifestaciones del 8 y el 29 de octubre, la Cataluña real pudo dar la cara sin reparos. Y eso permite a que cada uno piense con libertad dentro del marco democrático y del respeto al prójimo.

–Han tenido que suspender la marcha del 25 para no perjudicar al Mobile con una proyección exterior de inestabilidad.

–Tabarnia también lo ha hecho. Miramos la plataforma con simpatía, es un recurso narrativo interesante desde la sátira y la ironía, pone al independentismo frente al espejo y les pone muy nerviosos. La diferencia es que nosotros queremos una Cataluña de todos y para todos, no podremos contemplar una ruptura si acabaran tomándoselo en serio: sería un escenario nefasto para todos los españoles. Pero como fórmula narrativa nos parece muy buena.

–A efectos tangibles, ¿tienen pensadas otras iniciativas, además de las concentraciones?

-Sí, pero no puedo detallar demasiado, lo anunciaremos cuando lo agendemos. El 23 de abril se cumple el cuarto aniversario de SCC, y concederemos el premio al «seny».

–Valls seguro que está entre ellos, se vio buena sintonía en el diálogo sobre posverdad...

–Sólo puedo decir que son cinco candidatos.

–¿Algún acto multitudinario?

–Una presentación de Sociedad Civil Catalana en marzo en Madrid que visualice que el gran conjunto de España está unido en la diversidad, al que evidentemente invitaremos a los líderes de los principales partidos.

Últimas noticias