MENÚ
viernes 26 abril 2019
00:57
Actualizado

Juan Manuel Moreno: "Muchas de las ideas de Vox iban ya en nuestro programa"

  • Juan Manuel Moreno: "Muchas de las ideas de Vox iban ya en nuestro programa"

Tiempo de lectura 8 min.

20 de enero de 2019. 03:25h

Comentada
Carmen Morodo Madrid. 20/1/2019

Es el representante del «cambio» y se ha convertido en el nuevo «barón» de referencia dentro del PP como presidente de la Junta de Andalucía.

-A usted se le identifica con el centro y la moderación dentro de su partido, ¿se siente cómodo con esa etiqueta?

Nunca he sido muy partidario de etiquetar a la gente, pero creo que ser moderado e integrador es positivo. Yo mantendré una actitud moderada y dialogante, pero que nadie confunda moderación con tibieza: haremos las reformas que Andalucía necesita, que son muchas, y las haremos con determinación.

-¿Esta Convención debe servir para reafirmar al partido en el centro?

El PP se tiene que reafirmar como el gran partido de las amplias clases medias de España. Somos un partido de centro, si entendemos el centro como el punto en el que debe confluir el mayor número posible de personas. Pero manteniendo nuestras convicciones, sin renunciar nunca a ellas. Hoy día hay muchas opciones en el espectro político y, por ello, es importante que la sociedad sepa lo que pensamos. Como digo, nuestra acción política tiene que ir dirigida a toda la sociedad, pero muy especialmente a los más débiles y a esas clases medias, que son muy amplias, tanto en la oposición como donde gobernamos.

-¿Ve un riesgo acercarse al discurso más de derechas de Vox?

Conozco las ideas de mi partido, son las que nos han llevado a ser el partido más importante de España y solo tenemos que despejar las dudas que hayamos podido causar entre la gente de centro derecha para que voten a otros partidos. De lo que se trata es de que la mayoría de los votantes de nuestro espectro político se identifique con nuestro ideario. Muchas de las ideas que ahora defiende Vox están desde hace mucho tiempo en el ideario del PP.

-¿Por qué les ha salido esa competencia por la derecha? ¿Dejación de la defensa de principios o se olvidaron de hacer política?

La fragmentación política es común en toda Europa en los últimos años, no es específico de España. Probablemente la crisis económica haya generado otra crisis en la política que todavía está teniendo efectos en lo que no deja de ser un ciclo histórico.

-¿Usted se siente cómodo con los interlocutores de Vox?

Por la experiencia que hemos tenido durante las negociaciones para la investidura puedo decir que han sido personas razonables que han sabido ceder posiciones en favor del cambio.

-¿Confía en que la presión electoral por las municipales no bloquee su Gobierno?

Apelo a la responsabilidad de los demás partidos políticos protagonistas del cambio. Estos días hemos vivido el momento de la alternancia en Andalucía, pero el cambio real, el que van a notar los ciudadanos, acaba de empezar. Es importante que nadie se deje arrastrar por los tacticismos. Los andaluces no lo perdonarían. Hay una larga tarea de gobierno por delante y estoy convencido de que va a primar la responsabilidad.

-Cuando Vox lleve sus propuestas más radicales al Parlamento andaluz, como contra la violencia de género, ¿votarán en contra?

Hablar de propuestas que no han sido presentadas es un futurible y no soy partidario de comentar futuribles. Durante esta Legislatura el Parlamento debe ser un ejemplo de diálogo entre todos. En cualquier caso, le puedo garantizar que no vamos a dar ni un paso atrás en la protección de las mujeres víctimas de violencia de género.

¿Peca de populismo Abascal? Estoy en contra de etiquetar a nadie en la política y no voy a hacerlo ahora. Cada partido maneja sus argumentos y consigue un resultado en las urnas. Y el resultado de Vox en Andalucía merece todos los respetos.

-Dicen que su vicepresidente, Juan Marín, no era nada partidario del acuerdo de gobierno y esperaba que Vox lo boicoteara. Sinceramente, ¿qué se puede esperar con esos principios?

El acuerdo de gobierno con Cs ha sido anterior y entre dos. Después vino el acuerdo de investidura que alcanzamos con Vox. Siempre he visto a Juan Marín con responsabilidad y apostando por el cambio. El proyecto de gobierno que hemos acordado es muy sólido, el cambio va a ser profundo, es fundamental empezar las reformas cuanto antes, y no dudo de que la Legislatura va a marchar bien.

-Para las municipales, ¿el camino debe ser repetir la misma alianza?

Faltan cinco meses para esas elecciones, falta conocer los resultados y habrá que ver las posibilidades en cada sitio. Si es cierto que las variables a la hora de conseguir pactos se han multiplicado, pero el PP sale a ganar las elecciones y ya veremos lo que permite la aritmética. Lo que está claro es que o nos entendemos en el centro derecha o gobierna la izquierda.

-¿La inmigración es un problema real en Andalucía?

Ante todo es un drama que afecta a muchísimas personas que buscan un futuro mejor y que se juegan la vida para alcanzarlo. Ese drama, que le rompe el alma a cualquiera, está en aumento, sobre todo por el efecto llamada que produjo Pedro Sánchez desde el primer día, que ha hecho que se multiplique la llegada a nuestras costas y sobre todo a Andalucía. Es un problema que afecta a toda Europa y debemos afrontarlo con responsabilidad, sin demagogia y con la colaboración de todas las administraciones.

-Por cierto, se ha confirmado en la Convención que el partido ha pasado página con rapidez del «marianismo», ¿lógico o injusto?

El PP es un partido tan grande porque ha sabido siempre enriquecerse en cada etapa. La página del Gobierno de Rajoy, del que formé parte y me siento orgulloso, ha sido muy importante en la historia de España y en la del PP, de la que tenemos muchas cosas que aprender.

-¿Que Aznar vuelva a tener más peso en el PP tiene riesgo electoral?

Aznar es una figura clave en la historia del PP, un importante valor para todos los que sentimos este partido y todas las aportaciones que vengan a sumar serán positivas.

-¿Qué principios y esencias debe recuperar el PP?

El PP es un partido que tiene claros sus principios e ideas y siguen estando ahí, pero no hay que olvidar que en los últimos siete años el PP estuvo dedicado a sacar a España de la peor crisis de su historia. Ese reto de evitar el rescate y proteger nuestra soberanía centró el cien por cien del esfuerzo del PP y dio sus frutos. Ahora estamos en la oposición y nuestra tarea es distinta. Las etapas en la oposición son propicias para el rearme ideológico.

-Ha fijado prioridades económicas y de empleo para su Gobierno. En materia social, ¿cuáles son? ¿con quien se reunirá primero?

Mi primera reunión ha sido con Manuel Clavero, una figura histórica que es el padre de la Andalucía moderna, un referente ideológico que me aportó su mirada sabia en el primer día. En las primeras semanas también voy a tener una intensa actividad para ver cuanto antes a los sectores que más me preocupan, me reuniré con los profesionales sanitarios, con los de la educación, los sindicatos, la patronal y los autónomos.

-¿Qué va a cambiar en su vida por estar en la Junta?

La estabilidad es un valor en la política que debe empezar por uno mismo. Siempre he llevado una vida normal y haré lo posible para que no cambie.

Últimas noticias