La Audiencia cierra hoy un mes de conflicto entre Ruz y Bermúdez

Todo apunta a que la Sala se inclinará en favor del instructor del «caso Gürtel»

La RazónLa Razón

La Audiencia Nacional espera poner hoy punto final a un mes de controversia entre dos de sus jueces, Pablo Ruz y Javier Gómez Bermúdez, con la investigación de los «papeles de Bárcenas» en el disparadero. Los magistrados de la Sección Tercera de lo Penal, presidida por Alfonso Guevara, escucharán hoy a las partes personadas en los procedimientos abiertos por ambos para investigar la supuesta contabilidad «B» del PP. En la comparecencia tendrán que pronunciarse al respecto, además de la Fiscalía Anticorrupción, las defensas de los ex tesoreros del PP Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta; las de los empresarios Alfonso García Pozuelo y Luis de Rivero (que supuestamente donaron dinero al partido); así como la representación letrada de Izquierda Unida, Los Verdes y la Asociación Libre de Abogados (ALA), impulsores de la querella que investiga Gómez Bermúdez.

Quien ya se ha pronunciado públicamente sobre qué juez debe investigar los hechos es IU, que el pasado lunes dejó claro en un comunicado que tiene que ser Gómez Bermúdez el que instruya la causa al haber sido el primero en judicializar la denuncia sobre la supuesta contabilidad opaca del PP.

La decisión se podía haber avocado al Pleno de la Sala de lo Penal, pero su presidente (y sucesor de Gómez Bermúdez en el cargo), Fernando Grande-Marlaska, consultó a sus compañeros al respecto el pasado jueves y, mayoritariamente, los 18 magistrados que lo componen rechazaron esa posibilidad.

La cuestión central a la que deberá dar respuesta la Sección Tercera (integrada, además de por Guevara, por los magistrados Guillermo Ruiz Polanco y Ángeles Barreiro) es a la existencia o no de vínculos entre el «caso Gürtel» y los «papeles de Bárcenas» que justifiquen que sea el instructor del primero, Ruz, quien deba hacerse cargo de la investigación.

Según las fuentes consultadas, «todo apunta a que la Sala se inclinará en favor de Ruz, algo que el propio Gómez Bermúdez parece tener asumido». Según esas mismas fuentes, «cualquier otra decisión sería toda una sorpresa».

Sólo un día después de que IU presentase su denuncia y ésta correspondiese por reparto al juez del 11-M, Ruz pidió «a la mayor brevedad» a la Policía un informe con las posibles conexiones entre el «caso Gürtel» y los papeles contables atribuidos a Bárcenas. Hasta ese momento, era la Fiscalía Anticorrupción quien estaba llevando a cabo la instrucción del caso desde un mes antes (tomando declaración a Bárcenas y Lapuerta y sometiendo a ambos a unas pruenas caligráficas). Ruz había incluso rechazado hacerse cargo del asunto hasta que la UDEF le señaló tres conexiones entre ambas investigaciones que le llevaron a asumir la competencia el pasado día 7, una decisión reforzada por posteriores conexiones con la contabilidad oficial del PP. Bermúdez cree que esas conexiones son «débiles» y no justifican la competencia que reclama Ruz.

En manos de Guevara

El presidente de la Sección Tercera, Alfonso Guevara, es un viejo conocido de Javier Gómez Bermúdez. Ambos formaron parte del tribunal que enjuició los atentados del 11-M, pero ese macroproceso abrió una brecha entre ambos que aún no se ha cerrado. La publicación del libro «La soledad del juzgador», escrito por la periodista Elisa Beni, esposa de Bermúdez, no sentó bien a Guevara, quien se sintió «perjudicado» y llegó a presentar una queja por escrito al entonces presidente de la Audiencia Nacional, Carlos Dívar.