MENÚ
domingo 23 septiembre 2018
05:48
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

La Audiencia Nacional condena a 16 años de cárcel a un etarra por la bomba en el hotel Los Tamarises de Getxo

El miembro del comando Vizcaya de ETA José Juan García González, “Gogoan” o “Atxuko”, colocó un artefacto explosivo en el hotel el 23 de junio de 2003, que provocó daños materiales

  • Miembros de la Ertzaintza, y agentes de bomberos inspeccionan los alrededores del hotel-restaurante Los Tamarises. EFE/LUIS TEJIDO
    Miembros de la Ertzaintza, y agentes de bomberos inspeccionan los alrededores del hotel-restaurante Los Tamarises. EFE/LUIS TEJIDO

Tiempo de lectura 2 min.

03 de julio de 2018. 15:26h

Comentada
Ricardo Coarasa Madrid. 3/7/2018

La Audiencia Nacional ha condenado a 16 años de cárcel por un delito de estragos terroristas al miembro del comando Vizcaya de ETA José Juan García González, “Gogoan” o “Atxuko”, por la colocación de un artefacto explosivo en el hotel “Los Tamarises” de la localidad de Getxo, el 23 de junio de 2003, que al estallar causó diversos daños materiales.

En una sentencia, los magistrados de la Sección Cuarta de la Sala Penal imponen también al acusado, condenado en Francia en 2011 a ocho años de cárcel por terrorismo y fabricación de artefacto explosivo, el pago de más de 230.000 euros a los propietarios del hotel Los Tamarises por los daños causados, entre otros perjudicados.

Los hechos probados de la resolución relatan cómo el acusado fue captado para el comando Vizcaya de ETA por el ya condenado por estos hechos Jon Kepa Preciado. Junto con otro miembro de este grupo, Aitor Herrera, relata la sentencia, aceptaron llevar a cabo las propuestas de índole terrorista de ETA y, para ello, recibieron la orden de colocar un artefacto explosivo en el hotel Los Tamarises, en la localidad vizcaína de Getxo.

Para ello, Jon Kepa Preciado y un cuarto miembro del comando que se encuentra en rebeldía, encargaron al acusado y a Herrera la compra de dos móviles con tarjeta prepago. Además, al acusado le asignaron la tarea de llamar al diario “Gara” para avisar, en nombre de ETA, de la colocación de la bomba a las 15.15 horas. Igualmente encargaron a Aitor Herrera que, tras la colocación del explosivo, les recogiera y los trasladara al domicilio del acusado, que le había facilitado las llaves, con la intención de ocultarse.

Según los jueces, una vez que Jon Kepa Preciado y el otro miembro de ETA rebelde colocaron el explosivo, formado por al menos 15 kilos de cloratita, en el aseo de caballeros de la planta baja del establecimiento, el acusado siguió las órdenes recibidas y llamó a “Gara” avisando de la colocación del explosivo, lo que motivó que la Policía Autónoma Vasca procediera al desalojo y a acordonar la zona.

La bomba estalló a las 15.28 horas y su onda expansiva afectó a muros y tabiques de los aseos, almacén, oficina, terraza y restaurante de la planta baja, así como abombamiento del techo de la primera planta.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs