MENÚ
domingo 20 octubre 2019
23:14
Actualizado

La Audiencia procesará a «Ata» por el asesinato de Giménez Abad

El juez Santiago Pedraz acordará la medida a instancias de la Fiscalía. El hijo del político del PP –muerto de tres tiros en la cabeza– identificó hace diez meses a Mikel Carrera en una rueda de reconocimiento en París.

  • Giménez Abad recibió tres disparos en la cabeza de un etarra cuando se dirigía junto a uno de sus hijos, Borja, a ver un partido del Real Zaragoza al estadio de la Romareda
    Giménez Abad recibió tres disparos en la cabeza de un etarra cuando se dirigía junto a uno de sus hijos, Borja, a ver un partido del Real Zaragoza al estadio de la Romareda

Tiempo de lectura 4 min.

22 de julio de 2019. 02:05h

Comentada
Ricardo Coarasa Madrid. 22/7/2019

El pasado 6 de mayo se cumplieron 18 años del asesinato del entonces presidente del Partido Popular en Aragón Manuel Giménez Abad, uno de los más de 300 crímenes mortales de ETA sin resolver. En el punto de mira de la Fiscalía siempre ha estado el etarra Mikel Carrera, «Ata», pero en los últimos años la causa se ha tenido que archivar hasta en dos ocasiones, la última en octubre de 2016, ante las dificultades para avanzar en la investigación. Pero casi dos décadas después, el Ministerio Público ha dado un nuevo paso al frente: la fiscal Ángela Gómez-Rodulfo ha solicitado al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz el procesamiento del ex jefe «militar» de la banda terrorista –preso en Francia, donde fue condenado a dos cadenas perpetuas–, una medida que previsiblemente el magistrado acordará en los próximos días, según ha podido saber LA RAZÓN.

Según las fuentes consultadas, el instructor también tiene previsto librar una comisión rogatoria a Francia para que las autoridades galas comuniquen a Mikel Carrera su procesamiento por asesinato terrorista por el atentado contra Giménez Abad, quien recibió tres disparos en la cabeza de un etarra cuando se dirigía junto a uno de sus hijos, Borja, a ver un partido del Real Zaragoza al estadio de la Romareda en la capital aragonesa. En todo caso, no se descarta que el propio magistrado se desplace al país vecino para cumplimentar ese inelubible trámite procesal.

El procesamiento de «Ata» se producirá diez meses después de que Borja Giménez Larraz identificara en los juzgados de París al etarra como el asesino de su padre, sobre todo por su mirada y su mandíbula. El hijo del político aragonés se trasladó a la capital francesa junto al juez Pedraz y a la fiscal del caso para llevar a cabo una rueda de reconocimiento. Una diligencia que se hizo esperar más de tres años desde que en 2015 la acordase el instructor a instancias de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que entonces dirigía Javier Zaragoza. Pero la renuencia de las autoridades del país vecino a autorizar la entrega temporal del ex dirigente de ETA para esa rueda de identificación llevó a Pedraz a archivar la investigación un año después.

En la decisión de procesar a Mikel Carrera por el asesinato de Giménez Abad resulta también determinante que, tras la identificación realizada por su hijo en Francia, una persona, a la que la Policía ha dado la condición de testigo protegido, también reconoció al terrorista. Ahora, la Fiscalía pide al juez que ratifique esa protección para preservar su identidad.

En octubre de 2014, el hijo de Giménez Abad ya reconoció a «Ata» como el etarra que disparó a su padre, identificando su rostro entre un total de 18 fotografías. Se trataba de una foto que no había sido difundida antes en los medios de comunicación para evitar restar eficacia jurídica al reconocimiento.

Tras el atentado, Borja Giménez Larraz describió al autor de los disparos como un varón de 25 años y 1,80 de estatura, moreno y de pelo largo y rizado que llevaba una gorra puesta. Otro de los indicios que esgrime la Fiscalía contra el sustituto de Garikoitz Aspiazu, «Txeroki», al frente del «aparato militar» de ETA es un informe de la Guardia Civil que analiza la documentación entregada por Francia, que compendia toda la investigación contra la banda terrorista en suelo galo y concluye que «Ata» formaba parte del «comando Basajaun» en calidad de «liberado» (no fichado por las Fuerzas de Seguridad).

Cuando en febrero de 2011 fue detenido el que también fuera «jefe militar» de ETA Javier García Gaztelu, «Txeroki», los gendarmes galos le intervinieron una agenda precisamente de 2001 (el año del asesinato de Giménez Abad) en la que figuraban anotaciones de varias reuniones con miembros de los «comandos», entre ellas dos encuentros con «Ata» en enero y marzo de ese año. Para la Guardia Civil, esas notas evidencian que al menos desde enero de 2001 ya formaba parte del «aparato militar» de ETA y, probablemente, de uno de sus «comandos».

En su visita a París, el juez Pedraz y la fiscal Gómez-Rodulfo escucharon cómo el terrorista aseguró no saber nada del asesinato del dirigente del PP aragonés, desmarcándose de cualquier participación en el mismo.
«Ata» fue condenado en Francia a dos cadenas perpetuas por el asesinato de un gendarme en marzo de 2010 en Dammarie-les-Lys, al suroeste de París (que fue la última víctima mortal de ETA) y de los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero en Capbreton en diciembre de 2007. El pasado mayo, Mikel Carrera fue trasladado desde la prisión de Reau Sud Francilien, en el departamento de Sena y Marne, a la de Lannemezan, una de las más próximas al País Vasco situadas en suelo francés.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs