MENÚ
martes 19 febrero 2019
07:32
Actualizado

La batalla de las ideas

  • La batalla de las ideas

Tiempo de lectura 4 min.

20 de enero de 2019. 03:34h

Comentada
Teodoro García Egea-Secretario General del Partido Popular.  20/1/2019

ETIQUETAS

Pocas personas olvidan ese día. Han sido cientos de miles de hombres y mujeres a lo largo de los últimos cuarenta años. Abrieron la puerta de la sede del PP de su pueblo, de su distrito o ciudad y entraron. Se encontraron con gente desconocida pero, de alguna manera, cercana. Y, un poco aturdidos por la novedosa situación, se dirigieron a alguien y dijeron: «Hola, vengo a afiliarme».

Yo mismo entré en una sede del PP de Murcia y tuve esta experiencia cuando era estudiante de Ingeniería.

Les puedo asegurar que

me acuerdo de ella como

si fuese ayer.

¿Y qué es lo que nos motivó a dar ese paso? ¿Por qué lo hicimos? Básicamente, por una razón: porque creemos profundamente en unas ideas y estamos dispuestos a defenderlas. La base, la razón de ser del PP, son las ideas.

Evidentemente, no todo el mundo piensa igual. Y más vale que así sea. Como se suele decir, un sitio en el que todos piensan igual es un sitio en el que se piensa poco. Pero, hay unas ideas básicas en las que todos nos ponemos de acuerdo: la unidad de España, la libertad individual, la defensa del Estado de Derecho, la promoción del emprendimiento, la fiscalidad moderada, los derechos humanos...

Estas ideas tienen enemigos, muchos enemigos. Enemigos con una tradición centenaria de luchar contra España y contra la libertad. De hecho, los enemigos de España son enemigos de la libertad. Porque España es una garantía de libertad. El dique de contención más potente frente a los que buscan sojuzgar a los españoles es la España constitucional.

Es precisamente para seguir defendiendo sus ideas que el PP celebra este fin de semana una Convención Nacional bajo el lema de «España en libertad». Una convención para ganar

la batalla de las ideas frente

a los enemigos de España y

de la libertad.

Esta batalla no se ganará sólo con ideas, por buenas que éstas sean. Requiere también de un equipo. Y el PP tiene equipo. Un equipo que combina veteranía y juventud, valentía y desparpajo, talento y ganas, capacidad de trabajo y capacidad de innovación. Un equipo, en suma, que sale a ganar sin complejos y sin descanso.

Ganar la batalla de las ideas también requiere de liderazgo. Y el PP lo tiene consolidado en Pablo Casado. Casado se alzó con la presidencia del PP hace seis meses precisamente para dar y ganar la batalla de las ideas. Él asume este mandato y su ejemplo se ha convertido ya en un revulsivo en las filas populares. Sirva como ejemplo su infatigable campaña electoral en los recientes comicios andaluces. Si hoy

la Junta de Andalucía está presidida por el Partido Popular es, en gran medida, gracias al liderazgo de

Pablo Casado.

Los participantes en la convención han podido escuchar a figuras de talla mundial como Mario Vargas Llosa o Johan Norberg. Pero también han podido compartir auditorio con dos ex presidentes del Gobierno y un futuro presidente del Gobierno como es Pablo Casado. Ningún otro partido puede ofrecer lo mismo a

sus miembros.

En resumen, el PP está dispuesto a librar y a ganar la batalla de las ideas. La convención «España en Libertad» ha supuesto un paso decidido en esta dirección. Hemos debatido y afianzado las ideas que inspiran nuestra labor. Y hemos fortalecido el equipo

y el liderazgo requeridos para ganar la batalla.

Tengan por seguro que mientras exista el PP y las miles de personas que lo integran, los enemigos de España y de la libertad nunca triunfarán.

Últimas noticias