La CUP plantea construir un «contrapoder» al Estado

El diputado de la CUP Carles Riera (d) conversa con el concejal de Vic Joan Coma (I), durante la rueda de prensa
El diputado de la CUP Carles Riera (d) conversa con el concejal de Vic Joan Coma (I), durante la rueda de prensa

La CUP asumió ayer que las actuaciones del Estado frustrarán la materialización de la proclamación de la independencia de Cataluña. Si bien, los anticapitalistas no pretenden resignarse y van a dar la batalla hasta el final llamando a la resistencia popular. Para ello, ayer anunciaron que el próximo sábado celebrarán un encuentro con todos sus alcaldes y concejales para abordar esta cuestión y tratar de construir desde el municipalismo un «contrapoder» que haga frente a las medidas del artículo 155 de la Constitución y ayude a aplicar la «legalidad de la república catalana».

La fuerza anticapitalista defendió apoyarse en los municipios por ser la administración más «cercana» a la ciudadanía y apeló a la gente a erigirse de nuevo en la punta de lanza de esta fase del «procés» para aplicar los resultados del simulacro de referéndum del 1 de octubre: «Es la hora del pueblo, cuando se ha puesto por delante ha arrastrado a todos los actores. Será un proceso de lucha y resistencia muy duro». En todo caso, y como aviso para sacudirse cualquier responsabilidad en eventuales episodios de tensión que se puedan producir en próximos días, el diputado de la CUP, Carles Riera, acusó al Estado de planear «provocaciones de actos violentos».

Pero todo este escenario podría quedar frustrado por los propios independentistas. Y es que Riera reconoció también, con gesto contrariado, que el Govern tiene encima de la mesa la convocatoria de elecciones. «Nos opondremos radicalmente», criticó el diputado antisistema. «Sería un acto de vasalle, de sumisión», consideró, además de sugerirle al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que convocar comicios autonómicos no frenará la aplicación del 155. Pero el Govern, por el momento, evitó aclararlo: «No queremos especular».

Finalmente, Riera avanzó que en el Pleno previsto para mañana no hay fijada la declaración de independencia, sino que se centrará en qué medidas tomar para responder a la intervención de la autonomía. No obstante, abrió la puerta a ello según la «coyuntura». Riera tampoco descartó incorporarse al Govern: «No han hecho una oferta específica».