MENÚ
domingo 21 julio 2019
18:44
Actualizado

La etarra que planeó matar a Fraga, de paseo con la «txupinera» suspendida

Participan en un homenaje a las «txupinera», pese a la prohibición judicial

  • Artola saluda a Garballo, que no pudo ser «txupinera» porque estaba en prisión
    Artola saluda a Garballo, que no pudo ser «txupinera» porque estaba en prisión
  • La "txupinera" suspendida por orden judicial, Jone Artola, y la "txupinera" de 1999, Arantza Carballo, entonces en prisión por pertenencia a ETA
    La "txupinera" suspendida por orden judicial, Jone Artola, y la "txupinera" de 1999, Arantza Carballo, entonces en prisión por pertenencia a ETA
Bilbao.

Tiempo de lectura 2 min.

23 de agosto de 2013. 12:55h

Comentada
Bilbao. 22/8/2013

En un nuevo desafío a la orden judicial que suspendió el nombramiento como «txupinera» de las fiestas de Bilbao de Jone Artola, por su historial de enaltecimiento del terrorismo, ayer, en el homenaje a las «txupineras» de la «Aste Nagusia», se lanzó un «txupin» en nombre del «colectivo de presos políticos vascos». Quien utilizó estos términos para referirse a los etarras que cumplen prisión por actos terroristas fue la «txupinera» elegida en 1999 cuando estaba en la cárcel por pertenencia a ETA, Arantza Garballo. Ella y Jone Artola se convirtieron ayer en las estrellas de las fiestas de Bilbao, en un acto al que no acudieron representantes del Ayuntamiento, que dejaron todo el protagonismo en manos de quienes utilizaron las fiestas para enaltecer el terrorismo.

Arantza Garballo, que acaba de salir de prisión tras una condena de 45 años de prisión por pertenencia a la banda terrorista ETA, abandonó Bilbao en 1994, huyendo de la Justicia tras la desarticulación del «comando Vizcaya», y fue detenida en 1996, tras haber formado parte del «comando Galicia», con el que planeó atentar contra el ex presidente gallego Manuel Fraga.

En 1999, Garballo fue elegida «txupinera» de la Aste Nagustia pero, como permanecía en prisión, fue sustituida por Rosa Alonso Vivián, miembro de la misma comparsa. Para simbolizar la presencia de Garballo en el lanzamiento del «txupin», se elaboró una figura de cartón con su perfil.

Ayer volvió por la puerta grande a la capital vizcaína y allí, con todos los honores, vestida de «txupinera» –al igual que Jone Artola– y en presencia de la pregonera oficial de las fiestas, la capitana del Athletic femenino, Iraia Iturregui, lanzó un «txupin» en nombre de los presos etarras y convirtió el homenaje a las «txupineras» de la Semana Grande de Bilbao en un nuevo acto de apoyo a ETA.

Por su parte, Artola celebró abiertamente el encuentro, al incidir en que «nunca» había tenido una sensación así. «Ha sido un momento muy especial, encontrarse con las "txupineras" de otros años, con diferentes situaciones, edades y momentos, ha sido súper enriquecedor para mí», dijo.

Además, la fundadora de «Txori Barrote» volvió a hacer gala de su ánimo provocador. Así, aseguró que la polémica es «ajena» a ella y señaló que le hubiera gustado ser la «txupinera» y haber disfrutado de los eventos «normalmente». «Hubiéramos evitado algunos momentos que han sido muy duros para todos, personales, y para mis compañeros comparseros, que bastante tienen con organizar, como para tener encima añadido un montón de problemas», recalcó, antes de afirmar que su presencia en las actividades organizadas por las comparsas sólo pone de manifiesto «el papel de éstas frente a los actos oficiales».

Últimas noticias