El exgerente del Ibatur dice que los foros fueron positivos para el turismo de Baleares

La infanta Cristina y su marido Iñaki Urdangarin han llegado al tribunal a las 08.47 horas.

El exgerente del Instituto Balear de Turismo (Ibatur), Juan Carlos Alía, tras declarar

Juan Carlos Alía, exgerente del Instituto Balear de Turismo (Ibatur), ha dicho durante el juicio por el "caso Nóos"que los foros organizados y la presencia de Iñaki Urdangarín fueron positivos para el turismo de Baleares.

El juicio del caso Nóos ha celebrado hoy su tercera jornada, durante la que han prestado declaración como acusados tres ex altos cargos del Govern balear en la legislatura 2003-2007, y que continuará mañana con la comparecencia del expresidente Jaume Matas.

El exgerente de la Fundación Illesport, Gonzalo Bernal, ha abierto la jornada; seguido del exgerente del Instituto Balear de Turismo (Ibatur), Juan Carlos Alía, y del que fuera asesor jurídico de dicha empresa pública, Miguel Ángel Bonet, que ha finalizado sobre las 14.30 horas.

Gonzalo Bernal, gerente de la fundación Illesport bajo el último mandato de Jaume Matas (2003-2007), ha señalado al inicio de su declaración como acusado en el juicio del caso Nóos, que los contratos con Iñaki Urdangarin, "por el importe y la materia", eran decididos de antemano por el expresidente del Govern balear. "No entrábamos a valorar nada, todo nos venía acordado", ha incidido. Tajante en sus respuestas, Bernal ha especificado que, en relación a la puesta en marcha de una oficina para el seguimiento del equipo ciclista Illes Balears-Banesto propuesta por Urdangarín, mantuvo una reunión con el exsocio de éste Diego Torres y otros exaltos cargos de Baleares para abordar la gestión del proyecto puesto que tanto su impulso como su precio -150.000 euros públicos más IVA- "ya estaban adoptados".

De hecho, a preguntas de la fiscal anticorrupción Ana Lamas, ha relatado que "mucho antes"de la formalización del contrato para la materialización de esta iniciativa "se habían venido haciendo actividades y trabajado en ello".

Bernal ha subrayado además que el patronato del Illesport, del que salían los fondos para el pago de la oficina ciclista, nunca se reunió y, por tanto, nunca debatió ni adoptó decisión alguna. Según ha dicho, él era el encargado de firmar las actas que reflejaban que el órgano se reunía, pero todas ellas eran simuladas.

El propio Alía ha dicho también que a finales de 2003 recibió de Ballester la indicación de contratar y pagar a Nóos una parte del convenio de patrocinio del equipo ciclista Illes Balears-Banesto, la correspondiente al material promocional y que entendió que la orden procedía de Matas.

"Me dijo Pepote: 'Ya sabes que ha dicho el 'presi' que vosotros en Ibatur también tenéis que pagar algo del equipo ciclista, el merchandising, que es lógico, y tienes que hacer el convenio o el contrato con ellos', y eso fue", ha explicado.

Tras la reunión donde conoció a Urdangarin y su socio Diego Torres, Alía pidió a Bonet que diera forma a esa decisión: "Venía como orden dada que teníamos que hacer este convenio con estos señores y así lo hice".

Ante una pregunta de la fiscal Anticorrupción Ana Lamas de por qué conformó el pago de varias facturas a Nóos Consultoría once días antes de firmar ese acuerdo con la empresa, Alía ha dicho que no se fijó en las fechas y que firmaba las facturas que le presentaba la asesoría jurídica porque entendía que eran correctas.

Alía no cuestionó ni el precio, unos 150.000 euros, ni la contratación directa a Nóos Consultoría por parte de la administración. "Hoy en día sé, después de todo lo que ha pasado y después de todo lo que estoy viviendo, que no fue lo más legal", ha reconocido.

Alía también ha asegurado que, desde el punto de vista turístico, los foros organizados fueron positivos para las islas así como la presencia de Iñaki Urdangarín en Baleares. "Urdangarín ha sido un gran deportista, medalla de oro, un jugador conocido mundialmente y luego vinculado a la Familia Real mucho más. A mí me pareció un éxito", ha asegurado

La infanta Cristina y su marido Iñaki Urdangarin han llegado a las 08.47 horas para afrontar la tercera jornada del juicio del caso Nóos en la Escuela Balear de la Administración Pública (EBAP) donde han ido entrando otros de los 17 acusados, así como abogados y fiscales desde las 08.30 horas.

El operativo de seguridad de la Policía Nacional que arrancó el primer día del juicio, el 11 de enero, se mantuvo ayer en la segunda jornada y continúa hoy, si bien la afluencia de periodistas ha disminuido, sobre todo con menos informadores gráficos.

Ayer abrió las declaraciones de los acusados el exdirector general de Deportes, José Luis "Pepote"Ballester, que contó que el expresidente del Govern Jaume Matas ordenó contratar a Iñaki Urdangarin sin cuestionar los 2,5 millones de euros que cobró Nóos de la administración balear.

Las declaraciones de los 17 acusados están previstas de martes a viernes hasta el 26 de febrero. A continuación, a partir del 8 de marzo, comparecerán los testigos, más de 350.

Mañana, a partir de las 9,15 horas, será interrogado Matas a quien el exdirector general de Deportes, José Luis "Pepote"Ballester, señaló ayer como responsable de decidir la contratación de Nóos Consultoría y del Instituto Nóos por parte del Govern y pagarle 2,5 millones de euros de las arcas públicas, algo en lo que han abundado hoy los otros ex altos cargos.

En el caso Nóos están acusados la infanta Cristina, Iñaki Urdangarin y otras 15 personas. Se juzga la presunta contratación irregular del Instituto Nóos por varias administraciones públicas, así como supuesto fraude fiscal.