La mayoría de catalanes ve ilegal la consulta

Un 65,1% considera que Puigdemont debería convocar elecciones al Parlament y casi la mitad rechaza las protestas en la calle

Un 65,1% considera que Puigdemont debería convocar elecciones al Parlament y casi la mitad rechaza las protestas en la calle.

Es imposible negar a estas alturas que el proyecto de referéndum de autodeterminación improvisado por el Govern de Carles Puigdemont durante esta legislatura ha provocado una enorme fractura política. Esa ruptura parece haberse trasladado a una sociedad catalana confusa entre un Govern que sostiene que la jornada del 1 de octubre es simplemente un referéndum «no acordado» y un Gobierno que, avalado por los tribunales, subraya que los ciudadanos están ante una iniciativa «ilegal». Lo cierto es que la mayoría de catalanes ha asumido esta segunda idea, ya que un 45% de los catalanes concluye que, en efecto, esta votación no es legal. Sin embargo, a poca distancia, un 42,4% opina que sí lo es. El resto no lo acaba de tener claro.

Éste es uno de los datos más llamativos de la segunda parte de la encuesta elaborada por NC Report para LA RAZÓN. El estudio demoscópico, elaborado a lo largo de la semana pasada a partir de 1.255 entrevistas en Cataluña, también refleja una importante división sobre el deseo de participar en el presunto referéndum del 1 de octubre. Un 56,5% sostiene que sí que lo hará, mientras que un 30,9% asegura que no y un 12,6% dice que todavía no se ha decidido. La participación es precisamente el aspecto clave de esta votación, ya que la Generalitat, convencida de que los partidarios de la independencia están completamente movilizados, busca arrastrar a los contrarios a la ruptura con el resto de España para ganar legitimidad.

Sin perder de vista el referéndum, un 68,4% cree que CDC lo ha utilizado como una estrategia política para «tapar su corrupción». Y sólo un 22,6% niega este extremo. Sea cierta o no la estrategia, lo cierto es que los convergentes, ahora convertidos en PDeCAT, no han logrado sus objetivos, ya que todas las encuestas coinciden en detectar un elevado desgaste de sus siglas y una expectativa de escaños inferior a los 20 diputados, una cifra insólita para su espacio.

El estudio de NC Report también plantea una batería de cuestiones sobre la actualidad. A la pregunta sobre la conveniencia de que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, convoque ya elecciones al Parlament de Cataluña, un 65,1% responde que sí, que debería hacerlo. En cambio, un 25,3% considera que la legislatura debería seguir su curso. Esta cuestión será, con toda seguridad, la resaca del 1 de octubre, ya que muchos analistas comparten que ésta es una de las maneras de dar alguna salida al conficto catalán.

La encuesta también aborda las medidas que está adoptando el Gobierno para frenar la votación del 1 de octubre y refleja la contrariedad del 48,6% de los catalanes. En cambio, un 39,3% avala el planteamiento del Ejecutivo de Mariano Rajoy. Esta respuesta contrasta con la opinión acerca del si el Gobierno ha dialogado o no con la Generalitat, ya que un 54,5% considera que sí que lo ha hecho y un 35,9% dice que no.

Sobre el enorme revuelo social que se vive estos días en Cataluña, un 45,1% desaprueba las protestas que se han podido ver tras las actuaciones políticas, judiciales y políticas para desactivar el referéndum. En cambio, un 44,6% sí que las aprueba.

Más preguntas sobre el proceso soberanista y su desenlace. ¿Cree que la Generalitat declarará la independencia unilateral el próximo 1 de octubre? Un 53,1% está convencido de que, en efecto, el Govern de Puigdemont se encamina hacia la ruptura por esta vía, mientras que un 37,9% cree que no, que el soberanismo prolongará el proceso.

más negociación

Finalmente, el sondeo de NC Report también plantea una serie de cuestiones relacionadas con cómo abordar políticamente el conflicto catalán. En primer lugar, el estudio pone sobre la mesa la madre de muchos debates. «¿Cree que Cataluña es una nación?» Un 62,5% considera que sí lo es, mientras que un 31,1% rechaza que lo sea.

A continuación, la encuesta sugiere una primera salida. «¿Cree que hay que reformar la Constitución?» El resultado en este caso es contundente, ya que un 68,1% responde de forma afirmativa mientras que un 23,6% contesta que no. Y, por último, «¿Hay que dar a Cataluña más autonomía o más financiación?». Un 45,4% opta por más autonomía y un 39,5% se decanta por una mayor financiación para la Generalitat.