MENÚ
domingo 23 septiembre 2018
18:17
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Suspenso a las políticas de Sánchez: La mayoría exige elecciones ya

La mayoría afea al presidente que esté en manos de Podemos y los separatistas y teme que su gestión dañe la economía. Más de la mitad considera que el jefe del Ejecutivo es permisivo frente al desafío de los independentistas.

  • Suspenso a las políticas de Sánchez: La mayoría exige elecciones ya
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

02 de septiembre de 2018. 11:42h

Comentada
Carmen Morodo.  Madrid. 2/9/2018

El nuevo curso político arranca con un claro divorcio entre el sentir de la opinión pública y la dirección hacia la que se encamina una Legislatura marcada por la moción de censura que cambió el Gobierno de la Nación. El Ejecutivo gana tiempo para desplegar su programa electoral desde Moncloa y el resto de los partidos quieren también tiempo para reajustarse al nuevo escenario y apaciguar sus propias debilidades. Y con estas expectativas van a seguir jugando el partido mientras que más de un 62,5 por ciento de los españoles pide a día de hoy que se convoquen ya elecciones generales, según la encuesta de NC Report para LA RAZÓN. El trabajo de campo ha sido realizado entre el 28 y el 31 de agosto, en plena digestión de la puesta en marcha por parte del Gobierno de su iniciativa para exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos.

No está en el ánimo del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, adelantar los comicios, aunque la moción de censura naciera impulsada como una medida para instalar un Ejecutivo provisional que llevara a la consulta a los españoles en las urnas. Su voluntad es aguantar como sea al menos hasta finales del año que viene, con tiempo para gestionar los resultados de las elecciones autonómicas y municipales. E incluso en el caso de que el Gobierno no pudiera aprobar los Presupuestos de 2019, y tuviera que seguir haciendo piruetas con las cuentas del PP que censuró en el Congreso, la posibilidad de la convocatoria electoral tampoco parece que figure en la agenda socialista, según lo que transmiten algunos de los colaboradores de Sánchez.

Esta Legislatura ha acabado de echar por tierra todos los patrones que hasta ahora han regido la política española, y también se anticipa que ya no rige el principio de que un Gobierno sin Presupuesto está condenado a caer, y si no que le pregunten a Felipe González. Si hay o no Presupuestos de 2019 no se sabrá hasta vísperas de las autonómicas y municipales del año que viene, pero para entonces la fecha de las generales estará más condicionada, posiblemente, por los resultados de esos comicios y por los intereses del PSOE que por la posibilidad de que el Ejecutivo haya conseguido o no sacar adelante su proyecto presupuestario.

Elecciones

Los partidos siguen esta agenda impuesta desde Moncloa, pero la encuesta confirma un consenso en todos los segmentos de edad en la demanda de elecciones. En todas las franjas está por encima del 60 por ciento, aunque los más jóvenes, entre los 18 y los 34, son los más reivindicativos en esta exigencia de que se vuelvan a abrir las urnas.

El sondeo también confirma que la opinión pública reacciona a lo que percibe como «bandazos» del Gobierno, al «abuso» de los decretos ley y a que Podemos y los independentistas influyan en Moncloa por las limitaciones inherentes a los 84 diputados socialistas con los que cuenta Sánchez. Ni Franco, «bandera» que en Moncloa creen que sólo puede darles réditos positivos y no sólo en su lucha con Podemos, tapa estas debilidades del Ejecutivo socialista. No obstante, en estos momentos, en el balance general el Gobierno es valorado negativamente por un 38,1 por ciento de los entrevistados, mientras que un 28,7 por ciento tacha de positiva su gestión. Los más críticos son los votantes por encima de los 55 años, y los más receptivos los menores de 35 años, uno de los caladeros donde los socialistas han perdido más voto en beneficio de Podemos.

La principal preocupación que genera la gestión del PSOE es la economía, ya que casi un 60 por ciento teme que afecte para mal a la recuperación. Hasta ahora la política del Gobierno de Sánchez ha ido dirigida a aumentar el gasto público y a «calentar» gestos en materia social para desactivar el discurso de la formación morada. Precisamente, quizás esto también influye en el hecho de que el 49 por ciento de los encuestados identifica al Gobierno de Sánchez con un Gabinete «en manos de Podemos y de los separatistas». También es mayoría, hasta un 56,5 por ciento, los que afean al Ejecutivo que esté siendo permisivo con los independentistas.

En inmigración, el 70,1 por ciento apoya la devolución a Marruecos de los inmigrantes que saltaron la valla de Ceuta, si bien el rédito de esta medida queda matizado por el hecho de que hasta un 67 por ciento valora que la política en esta materia está marcada por los bandazos. Tampoco pasan por alto que «abuse» del decreto ley el 53 por ciento de los entrevistados.

En la puntuación de líderes, todos suspenden. Sobre diez puntos, ninguno llega al 5, aunque Sánchez rentabilice algo La Moncloa al imponerse como el mejor valorado dentro del suspenso general. Obtiene un 4,2. El peor puntuado es el líder de la formación morada, Pablo Iglesias con un 2,6. Mientras que el presidente del Partido Popular, Pablo Casado y líder de Ciudadanos, Albert Rivera empatan con un 3,7. Los más generosos en la nota que dan a Pedro Sánchez son los mayores de 55 años, y también Casado cuenta con más seguidores en esa misma franja de edad. Pablo Iglesias sigue contando un más apoyos entre los más jóvenes.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs