MENÚ
domingo 18 noviembre 2018
04:31
Actualizado
  • 1

Los Mossos, de nuevo en el punto de mira

El abogado de la familia del atacante de Cornellà sopesa interponer una denuncia por «presunta negligencia» contra la mossa que le disparó, mientras la Policía catalana sostiene que actuó de forma «proporcional y adecuada»

  • Los Mossos en la vivienda del atacante/Foto: Efe
    Los Mossos en la vivienda del atacante/Foto: Efe

Tiempo de lectura 4 min.

22 de agosto de 2018. 05:44h

Comentada
J. Gallego / F.Velasco .  21/8/2018

Las investigaciones sobre el ataque a la comisaría de los Mossos d’Esquadra de Cornellà siguen su curso para despejar las dudas sobre si lo sucedido tiene que ver con un atentado terrorista o si el asaltante buscaba la muerte a manos de la Policía. David Martínez, el abogado de la familia de Abdelouahab Taib y de su ex pareja –que el lunes desveló la voluntad suicida de Taib a raíz de una crisis personal–, anunció ayer que están barajando interponer una denuncia contra la agente de la Policía autonómica por «presunta negligencia» en su intervención al abatir al atacante. Mientras, el director de los Mossos d’Esquadra, Andreu Martínez, sostuvo ayer que la agente actuó de forma «proporcionada, adecuada y congruente con la situación de extrema gravedad» que se encontró.

La mossa certificó en su declaración judicial que tuvo la «percepción» de que el atacante quería acabar con su vida. «Vi que me iba a matar», aseguró. Un testimonio que estaría avalado además por las imágenes grabadas en vídeo de lo sucedido, donde se aprecia, según quienes han podido verlas, que el ataque a la agente es «claro y evidente». Quince segundos de horror.

El letrado de la familia del fallecido aseguró que Taib no tenía «en absoluto» la intención de cometer un atentado terrorista y rechazó que llevara en el momento del asalto un arma blanca de «grandes dimensiones», como habían explicado los Mossos d'Esquadra. «Llevaba un cuchillo normal. No era necesario disparar para neutralizarle», precisó. Los vínculos de Taib con el yihadismo o la motivación terrorista de su acción están por demostrar, ya que durante los registros practicados en su vivienda no se ha hallado material terrorista, más allá de una carta de despedida con una oración. Por el momento, la Audiencia Nacional, que es la encargada de instruir cualquier acción terrorista, mantiene el secreto de sumario y aprecia «motivación personal encauzada desde el punto de vista religioso».

Si bien fuentes del Cuerpo defienden la actuación de la agente al considerar que muchos ataques yihadistas se han caracterizado por llevarse a cabo con una «infraestructura logística mínima» –lo que denoniman terrorismo «low cost»–, y recuerdan que uno de los «modus operandi» más frecuentes es «atacar a un agente de policía, matarlo y hacerse con su arma reglamentaria» para después arremeter contra todo aquel que se cruce en su camino. «Su acción es meritoria, salvó su vida y la de los demás», defendieron los Mossos d'Esquadra.

Asimismo, desde la Policía catalana se insistió ayer en que la actuación de la agente fue «proporcional», y se remitió a Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado –no hay ningún protocolo establecido para actuar en este tipo de casos–, que defiende que en el ejercicio de sus funciones deberán actuar «con la decisión necesaria, y sin demora cuando de ello dependa evitar un daño grave, inmediato e irreparable; rigiéndose al hacerlo por los principios de congruencia, oportunidad y proporcionalidad en la utilización de los medios a su alcance». «Se usó el sentido común», se argumenta alegando que la mujer había exigido a Taib que dejara el arma hasta una decena de ocasiones y finalmente no tuvo más remedio que abrir fuego para reducirle.

En torno a la posible denuncia del abogado de Taib contra la agente catalana, fuentes de los Mossos consideraron que es «comprensible desde un punto de vista humano», pero vaticinan que no tendrá ningún tipo de recorrido jurídico. «El propio abogado todavía no es capaz ni de confirmar si va a acabar haciendo efectiva esa denuncia», agregan. Por el momento, la agente acudió ayer a declarar ante la titular del juzgado de instrucción número 2 de Cornellà que investiga la muerte de Taib. La misma juez también ha encargado un informe de balística para dilucidar las circunstancias en las que se produjeron los tiroteos. Ante la misma magistrada han acudido ya a declarar como testigos la pareja de Taib y el sargento que se encontraba en la comisaría junto con la mossa. Por ahora, ha trascendido que el atacante se abalanzó sobre la agente y ésta disparó hasta en tres ocasiones sobre él: en la pierna, el brazo y la cabeza.

Por su parte, en una entrevista concedida a la ACN, el diputado de la CUP Carles Riera arremetió contra los Mossos d’Esquadra por la muerte de Taib. Riera calificó el incidente como una «ejecución extrajudicial», y mostró su preocupación por que se «normalicen» este tipo de actuaciones. Subrayó que la función de la Policía «no es matar a un delincuente, sino impedir que se cometa un delito».

«Dudas» de la Fiscalía

Por su parte, la Fiscalia de la Audiencia Nacional tiene también serias dudas de que lo sucedido pueda enmarcarse en una acción vinculada al terrorismo yihadista. En cambio, los primeros datos parecen indicar que Abdelouahab Taib actuó movido por un intento de «redención religiosa», que vendría en parte por su condicion de homosexual y lo que esto significa dentro del colectivo musulmán más integrista. Junto a ello, la hipótesis de que el asaltante quería suicidarse o perder la vida en el ataque cobra cada vez más fuerza, sobre todo tras el mensaje que el día anterior mandó a su ex mujer.

Últimas noticias