MENÚ
miércoles 21 noviembre 2018
00:13
Actualizado
  • 1

«Tracking» electoral NC Report: La ruptura del diálogo lanza a Podemos

«Tracking» electoral NC Report

La formación de Iglesias sube 1,2 puntos y alienta la tesis del «sorpasso» a un PSOE que cede ocho décimas tras despedirse de La Moncloa. El PP se mantiene al alza y gana un escaño, mientras Rivera se estanca en el 15,5%

  • «Tracking» electoral NC Report: La ruptura del diálogo lanza a Podemos

Tiempo de lectura 4 min.

10 de abril de 2016. 11:49h

Comentada
Ainhoa Martínez Madrid. 10/4/2016

El fracaso de las negociaciones para articular un tripartito de gobierno entre PSOE, Ciudadanos y Podemos ha tenido su efecto más allá del desbaratamiento de las opciones presidenciales de Pedro Sánchez: la formación de Pablo Iglesias experimenta un importante ascenso de más de un punto en sólo seis días, según el «tracking» de intención de voto realizado semanalmente por NC Report para LA RAZÓN. Se produce, por tanto, un interesante escenario de cara a la repetición de las elecciones, en el que los votantes premian a quien dinamita la formación de gobierno, en lugar de a quienes se afana en promoverlo, ya que socialistas y Ciudadanos perderían dos y un escaño respectivamente, mientras que Podemos ganaría hasta cinco. La peor parte se la lleva el PSOE que acentúa su caída –se convierte en el único partido que retrocede– y encadena tres semanas de descenso consecutivas. Por su parte, el PP sigue creciendo y junto a C’s –que se mantiene en el umbral del 15,5%– prolonga su idilio con una coalición que alcanzaría la mayoría absoluta con 177 escaños.

En la semana de estudio del «tracking», marcada por la mesa a tres de la que se excluyó al PP, su líder, Mariano Rajoy, logra arañar dos décimas más de subida y encara su séptima semana al alza. Con un 29,6% de los votos, los populares conseguirían hoy casi un punto más con respecto a los resultados del 20 de diciembre –28,7%–. Esta subida de 0,9 décimas le reportaría al PP entre 127 y 129 escaños, uno más que hace una semana y hasta seis más de los que posee en la actualidad. La estrategia de Rajoy de dejar hacer al «tripartito» imposible sigue dando sus frutos y los populares se consolidan, ante una nueva convocatoria electoral, como la opción de estabilidad que ha abanderado su candidato.

La mejora de Ciudadanos también se acentúa con respecto al 20-D, aunque se estanca si la comparamos con hace seis días. La formación de Albert Rivera mantiene el 15,5% de los votos que obtuvo hace una semana, pero la ley D’Hont le juega una mala pasada y le hace perder un escaño, situándole en los datos de marzo. No obstante, si hoy se celebrasen elecciones, C’s experimentaría un incremento de hasta ocho diputados en su grupo parlamentario –pasaría de 40 a 48– y de 1,6 puntos porcentuales, respecto al 13,9% que marcó en diciembre. La estrategia de Rivera de ligar su futuro político al de Sánchez le ha reportado importantes beneficios hasta ahora, aunque –una vez frustrado el acuerdo– parece que éstos comienzan a disiparse. Si volvieran a repetirse los comicios, y como ya sucedió la semana pasada, la formación naranja podría replantearse su viraje a la izquierda, teniendo en cuenta que la suma de PP y Ciudadanos sería capaz de desbloquear la situación de ingobernabilidad, ya que conseguirían por sí mismos rebasar la mayoría absoluta con 177 escaños.

El principal damnificado del «tracking» electoral es el PSOE, pues es la única formación que retrocede. El partido de Pedro Sánchez no es capaz de rentabilizar sus esfuerzos para formar gobierno y pierde ocho décimas en intención de voto. Con el 21% de los sufragios, marca el peor dato en las encuestas realizadas desde las elecciones y, si hoy se celebrasen de nuevo, volvería a romper su suelo histórico con un punto menos que el 20-D. Este resultado se encuadra en su tercera semana de caída consecutiva y representaría la pérdida de dos escaños respecto al barómetro anterior y entre seis y cuatro menos de los que posee en la actualidad. Con el 21% de los votos, aventaja a Podemos sólo en seis décimas, lo que alienta la amenaza de «sorpasso» por parte de la formación morada.

El partido de Pablo Iglesias representa la antítesis del PSOE. A pesar de dinamitar las opciones de Sánchez de llegar a La Moncloa, los votantes impulsan la candidatura del líder emergente que, después de semanas acusando una fuerte caída, volvería a colocarse en los niveles del 20-D. Con el 20,4% de los votos se sitúa a sólo dos décimas del resultado que obtuvo entonces y consigue un vertiginoso ascenso de 1,2 puntos porcentuales en sólo seis días. Esta subida le permite mantener los 69 escaños, lo que le supone sumar cinco más de los que obtenía en el «tracking» de la semana pasada. Es significativo también señalar que en la eventualidad de que Podemos e IU-UP decidieran formar una coalición para las próximas elecciones sumarían el 24,7 por ciento de los votos y lograrían 70/76 escaños, que les consolidarían como tercera fuerza.

El resto de fuerzas políticas apenas sufren cambios en la semana: los nacionalistas ERC, DyL y PNV repiten con 9, 7 y 6 respectivamente. IU consolida su crecimiento y lograría 2/4.

Ver a pantalla completa

Últimas noticias