MENÚ
viernes 19 abril 2019
03:40
Actualizado

La yihad, que asesina a cristianos en todo el mundo, no acepta el control de las escuelas coránicas

Se quejan de que se dicten constituciones y leyes y no se aplique la sharia

  • Abdemalek Droukdel, líder de Al Qaeda en el Magreb Islámico
    Abdemalek Droukdel, líder de Al Qaeda en el Magreb Islámico

Tiempo de lectura 2 min.

13 de febrero de 2019. 18:27h

Comentada
J.M.Zuloaga 13/2/2019

Los yihadistas hacen gala de nuevo de sus contradicciones, que se pueden resumir en que lo que “me está permitido a mí, incluso el asesinato de mujeres y niños por el mero hecho de ser cristianos, no se puede aplicar a nosotros”, aunque en este caso se trate de meras medidas educativas para evitar la propagación del salafismo en las escuelas coránicas.

No ha pasado mucho tiempo desde que los cristianos coptos sufrieron el último atentado en Egipto, con el balance de siete muertos y 14 heridos al ser atacado un autobús que se dirigía a una iglesia; o en Filipinas, en la catedral de Sulu, con al menos 20 personas asesinadas, cuando los yihadistas, esta vez a través de Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI), protestan y amenazan porque se adoptan determinadas medidas educativas en Argelia y Túnez; o se prohíben escuelas coránicas. Una siniestra “ley del embudo”.

“Alabado sea sólo Alá. Casi nunca la Ummah (comunidad musulmana ) islámica tiene un día sin una tragedia o tristeza. El dolor alcanza su apogeo cuando la gran aflicción le sucede al Islam, la fe de

la Ummah y el camino de su orgullo y éxito en el más allá”. Así comienza el comunicado de AQMI.

“Los líderes apóstatas que oprimieron a los musulmanes con la fuerza del hierro (...) no sólo lucharon contra el Islam, la fe de la Ummah y la Sharia (interpretación rigorista del Islam) sino que la reemplazaron con lo terrenal: las constituciones y las leyes de los infieles; los judíos y los cristianos y los que no tienen fe”.

Según los terroristas, el Ministerio de Educación argelino no deja a los niños realizar las “cinco oraciones” que marca El Corán en el colegio y las circunscribe al ámbito privado “desafiando los sentimientos de cuarenta millones de argelinos que creen en el Islam como un credo y la Sharia como modo de vida”. Se trata, agregan, de

una extensión del proyecto de occidentalización que pretende, entre otras cosas, destruir la identidad islámica de la nación argelina. Y, como no, culpan de todo ello a los “cruzados franceses”.

Por lo que respecta a Túnez, se dice que “después de una rabiosa iniciación y acaloradas y repetidas campañas mediáticas para incitar contra las escuelas coránicas por medios vergonzosos (...) los gobernantes de Túnez y sus agentes criminales, tras un “asalto” (así lo califican) a una escuela coránica, cerraron 160 centros”.

Los que expertos antiterroristas han llamado la atención sobre este tipo de centros ante la sospecha de que en algunos de ellos se adoctrine a niños y adolescentes en las tendencias salafistas.

Últimas noticias