Las anécdotas que deja la moción de censura

En la jornada en la que Pedro Sánchez se convertía en presidente se han vivido momentos de tensión, como los gestos nerviosos de los diputados populares, pero también situaciones anecdóticas

Diego Cañamero, diputado de Podemos, con la serigrafía en su camiseta «voto sí solo para echar a M.Rajoy» / Efe

En la jornada en la que Pedro Sánchez se convertía en presidente se han vivido momentos de tensión, pero también situaciones anecdóticas

La votación de la moción de censura al Gobierno de Mariano Rajoy ha comenzado pasadas las 11 de la mañana y ha durado 25 minutos. En la jornada en la que Pedro Sánchez se convertía en presidente del Gobierno se han vivido momentos de tensión, como los gestos nerviosos de los diputados populares, pero también situaciones anecdóticas que quedarán grabadas para los anales del Congreso.

Llegaba el diputado de Unidos Podemos, Diego Cañamero, al filo de las nueve y diez de la mañana a la Cámara Baja donde se presentó con una bandera de Andalucía y con la serigrafía en su camiseta “voto sí solo para echar a M.Rajoy”.

El bolso de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, sedujo a los focos de los fotógrafos que, en la jornada del jueves por la tarde, ocupaba el escaño del todavía entonces presidente del Gobierno. El propio líder de Podemos, Pablo Iglesias, criticó el hecho ayer: “Es una vergüenza que en el debate de la moción de censura el escaño de Rajoy lo ocupe el bolso de Soraya". Hoy sin embargo, la vicepresidenta, tras la polémica generalizada, decidió colocar su bolso en el escaño del ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, que luego acabó en el suelo, tras la llegada del ministro. En las redes sociales, este suceso no pasó desapercibido y muchos se aventuraron a ironizar sobre el “bolso que fue presidente del Congreso durante unos instantes”.

Durante la votación, el momento más anecdótico llegó con el error del diputado del PP Eloy Suárez de la Mata que votó “sí”, y que al instante rectificó el sentido de su voto.

Tras la votación, los diputados de Pedro Sánchez han permanecido en el hemiciclo para celebrar su victoria y fotografiarse con el Presidente.