Las incógnitas abiertas en la desaparición del Superpuma

El hallazgo de los cadáveres de los tres militares que tripulaban el helicóptero Superpuma del Ejército del Aire que cayó al mar ha cerrado algunas de las incógnitas sobre lo que ocurrió el pasado 22 de octubre en el Atlántico, pero no todas.

El hallazgo de los cadáveres de los tres militares que tripulaban el helicóptero Superpuma del Ejército del Aire que cayó al mar ha cerrado, dramáticamente para sus familias, algunas de las incógnitas sobre lo que ocurrió el pasado 22 de octubre en el Atlántico, pero no todas.

Hasta que sus cuerpos fueron encontrados bajo el mar, dentro de la cabina de la aeronave, Defensa no descartaba la posibilidad de que hubieran sobrevivido, porque durante las primeras horas del accidente se recibieron todo tipo de informaciones, algunas de las cuales sugerían que no se habían estrellado, sino amerizado. Informa Efe.

Las Fuerzas Armadas dieron, incluso, por rescatados a sus tres compañeros esa misma noche, a partir de una información de la Gendarmería Marroquí por la que luego pidió disculpas la Embajada de ese país en Madrid, tras reconocer que no estaba contrastada.

Con el rescate de los cuerpos como prioridad, el Ministerio de Defensa confía en recuperar íntegra la cabina del aparato para intentar averiguar qué pasó, porque su desaparición se produjo a más de 500 kilómetros al sur de Gran Canaria, en un punto del Atlántico que queda fuera de la cobertura de radio y radar desde las islas.

Si los cuerpos estaban dentro de la cabina, ¿qué le pasó al helicóptero? Esa es la pregunta principal, pero persisten otras a partir del relato de acontecimientos en sus horas iniciales que facilitó Morenés en su primera comparecencia, el pasado viernes.

¿El helicóptero se estrelló o amerizó?

Un caza F-18 español sobrevoló el punto del accidente a las 17.50 horas (pasadas dos horas y 45 minutos de recibirse por satélite la primera señal de la radiobaliza del Superpuma) y su piloto informó de que creía haber visto una bengala y al helicóptero flotando. Un helicóptero marroquí reportó lo mismo a las 18.28 horas. Un avión CN 235 del Ejército del Aire español tomó fotos esa misma tarde del helicóptero flotando que sugerían que no sufría grandes daños y que podía haber amerizado.

¿Qué hizo el primer helicóptero marroquí?

Según la información facilitada por Defensa, el helicóptero marroquí que aseguró haber visto bengalas e incluso una balsa en la zona del accidente sobre las 18.28 horas pertenecía al Servicio de Búsqueda y Rescate (SAR) de ese país. ¿Si era un equipo de salvamento y vio una balsa, cuál fue su papel?

¿Qué vio realmente el barco holandés?

Un pesquero holandés, cuyo nombre no ha sido facilitado, se acercó al Superpuma, cuando todavía flotaba (19.45) y lo sujetó con cables para intentar mantenerlo a flote, aunque sin éxito. Su tripulación informó de que no se veía a nadie ni en la cabina ni alrededor del helicóptero. Ese testimonio era el principal indicio que mantenía en pie las esperanzas de encontrar a los militares españoles con vida y también el que disparó otras hipótesis, como la de un posible secuestro.

¿De dónde provenía la información de que habían sido rescatados?

La misma noche del accidente, Defensa y el Ejército del Aire anunciaron en sus cuentas oficiales de Twitter que los tres militares habían sido rescatados con vida y se dirigían al puerto de Dajla a bordo de una patrullera marroquí (luego se corrigió y se dijo que iban en un pesquero).

La información fue facilitada a la Guardia Civil por la Gendarmería Marroquí y ese país la confirmó cuando España le pidió una verificación. En la tarde del viernes (13.20), sin noticias en ese puerto del Sahara Occidental de los militares españoles, la Embajada de Marruecos en Madrid se disculpó por "el desconcierto que pudiera haber causado por haberse hecho eco, sin contrastarlo de una manera más fehaciente, de una noticia procedente de Senegal que les llegó a través de la Marina Real marroquí".

¿Retrasó esa información no contrastada la operación de rescate?

El Ministerio de Defensa asegura que en ningún momento. De hecho, esa misma tarde se movilizó hacia la zona al "Camino Español", primer barco disponible en Gran Canaria (todos los buques de acción marítima con base en la isla estaban de misión en otros lugares), y se aerotransportó a Dajla a un equipo de buzos de la Armada, que no pudieron actuar hasta las 9.40 horas del día siguiente debido a la mala meteorología.