Las sospechas de los CDR: “El traidor lo tenemos dentro”

Su estrategia para tomar la calle en Perpiñán: “La barricada principal es la gente. Hablamos de diez, veinte o 30.000 personas”

Agentes de la Guardia Civil con el material intervenido en el registro de la vivienda sita en Sant Fost de Campsentelles (Barcelona), perteneciente a una de las nueve personas detenidas este lunes en Cataluña, vinculadas a los Comités de Defensa de la República (CDR)
Agentes de la Guardia Civil con el material intervenido en el registro de la vivienda sita en Sant Fost de Campsentelles (Barcelona), perteneciente a una de las nueve personas detenidas este lunes en Cataluña, vinculadas a los Comités de Defensa de la República (CDR)

En una conversación intervenida el 8 de octubre de 2018 a dos de los integrantes de los CDR en prisión provisional, Ferran Jolis, presunto responsable informático y de la seguridad de las telecomunicaciones, y Xavier Buigas -quien según la investigación utilizaba su masía para reuniones clandestinas del grupo y almacen de material-, el encargado de la seguridad informática del Equipo de Respuesta Táctica (ERT), la rama más radical de los CDR, recela de la existencia de algún infiltrado: “A mí me parece que el Foxy lo tenemos dentro, el traidor lo tenemos dentro. Están pasando cosas muy extrañas últimamente”.

Ambos charlan sobre una posible acción en Perpiñán (Francia), “cosas raras, pero no cortar”. “¿De qué espacio dispondremos? ¿Qué infraestructura? ¿Podremos usar material? -se pregunta Jolis-. Porque a veces se montan allí unas barricadas, entiendes. Compramos una M50, sabes lo que te quiero decir (ríe)”. Buigas le replica: “La barricada principal es la gente”. “Hablamos de 10, 20, 30.000 personas”. De eso, aclara, se encarga “esta gente (su CNI)”, que “nos está haciendo una barricada muy buena”.

E incluso sostiene que “una de las cosas que les vendría bien es una pistola de escuchas de voz para intervenir las telecomunicaciones sobre las instrucciones que se den entre, por ejemplo, comandancias y delegación (comunicaciones policiales)”.