MENÚ
miércoles 20 febrero 2019
02:00
Actualizado

Llamazares: “IU está desaparecida, es un realquilado de Podemos”

“La identidad política de IU no existe”

“Iglesias y Garzón no reconocen la pluralidad, ni la interna”

“La confluencia con Podemos era un eufemismo, se trataba de una disolución en Podemos y una abnegación”

  • Gaspar Llamazares/Efe
    Gaspar Llamazares/Efe

Tiempo de lectura 8 min.

17 de diciembre de 2018. 19:18h

Comentada
Rocío Esteban 17/12/2018

Este fin de semana saltaban las alarmas en la dirección federal de Izquierda Unida, cuando el ex coordinador federal de IU, Gaspar Llamazares, confirmó que su nuevo partido, Actúa, se presentará a las elecciones municipales, autonómicas y europeas. Hoy, el máximo dirigente de IU, Alberto Garzón tildó al dirigente asturiano de “tránsfuga” y abrió la puerta a que la dirección colegiada del partido le castigara con la expulsión. Tras la reunión de esta tarde, la dirección se ha dirigido a Llamazares por carta y le ha pedido que aclare si “permanecen en IU o forman parte del nuevo partido”, Actúa. Ante este requerimiento, Llamazares ha asegurado que pertenece desde su fundación a IU e Izquierda Abierta, que “no he pertenecido ni pertenezco a ninguna organización que haya competido electoralmente con IU. Sí a otras de distinto signo”, mientras que “miembros de la dirección federal han competido con IU”. También explica que cumple “puntualmente con mis compromisos programáticos y económicos como diputado en IU Asturias”, mientras que la dirección federal “incumple sus compromisos con Izquierda Abierta”. Ante los calificativos con los que hoy Garzón le criticaba, Llamazares pide una rectificación de “los insultos e injurias”

El ex coordinador de IU concedía esta mañana una entrevista a este periódico en la que acusa a Garzón de haberse “subordinado” a Podemos. Alerta el dirigente de haber perdido la “identidad política” del partido y lamenta que se les confunda “con otras formaciones o estrategias”, en referencia al independentismo. Llamazares asegura haber mandado una carta a Garzón y a Iglesias para hablar del “electorado huérfano” y del camino en las próximas elecciones, que todavía no ha recibido respuesta. “No reconocen la pluralidad, ni la interna”, critica.

- Alberto Garzón le ha acusado esta mañana de “tránsfuga” por por impulsar Actúa. Dice que quiere competir con IU.

-Esto es un exceso verbal. No hay ninguna razón para este tipo de calificativos, yo estoy en el grupo parlamentario de Izquierda Unida en Asturias y allí no ha habido ninguna deserción. Se podría decir en el mismo sentido que yo no tengo la misma seguridad que Alberto Garzón esté en IU tanto como está en Podemos

- ¿En qué basa la afirmación de que Garzón no está en IU?

- Por la disolución de IU en Podemos, no solo orgánica, que lo es, sino que nuestra identidad política e identidad como grupo parlamentario no existe. Hay una disolución política, puesto que la política concreta tiene muy poco que ver con IU y mucho más con Podemos y con la política radical y de gestos. No hay una política consecuente y coherente de izquierdas, sino una que a veces nos confunde con otras formaciones o con otras estrategias políticas como por ejemplo con el independentismo en Cataluña al no saber diferenciar nuestras discrepancias con respecto a la política del Gobierno de lo que es nuestra oposición, antagonismo con respecto al nacionalismo e independentismo. Tenemos al electorado confundido, da la impresión que no hay una idea de izquierdas, una política que aborde en estos momentos los principales problemas que tenemos los ciudadanos, en la vida cotidiana. No hay una idea de España, independientemente del modelo que tengamos, no hay una idea de país frente al secesionismo, incluso frente a la nostalgia centralista de otros partidos políticos. Esta reacción desmesurada, de Garzón tiene que ver más con los problemas suyos más que con los de Actúa, el resultado de las andaluzas, con la desafección del electorado de izquierda y con la aparición de un manifiesto donde dirigentes políticos y militantes expresan su malestar por la perdida de presencia de IU en la vida política española.

- Forma Actúa y no ha renunciado a IU. ¿Por qué?

- Porque en algunos sitios estamos cómodos con IU o con lo que queda de ella. Yo discrepo, no sé si existe la dirección de IU, sí se que existe la dirección de IU en Asturias porque tiene una identidad propia, diferente de Podemos, porque tiene su propio grupo parlamentario, porque se presentará a las próximas elecciones como IU, de otra Izquierda Unida no tengo información, de la dirección federal no tengo noticia de que haya cohesión como proyecto político. Estamos cómodos dentro de IU Asturias y nunca nos hemos planteado segregar Actúa en Asturias, porque la política de alianzas es la que defendemos y la política de acuerdos, de mayoría de izquierdas, no la de alianzas y no la de confundirse con Podemos, si no fuera así yo ya no estaría en el grupo parlamentario de IU Asturias, y porque no es así es porque no participo en la dirección federal.

- ¿Pero va a continuar dentro de IU?

- Continuaré en IU Asturias, seguimos trabajando allí con el proyecto de Actúa para hacer una candidatura integradora y plural en Asturias. Veremos lo que pasa ahora con este juicio sumarísimo, no sabía que se podían tomar esas decisiones de manera sumarísima, esto está al margen del estado de derecho y al margen de los propios estatutos de IU, pero no me extraña nada de esta dirección porque lo mismo hicieron con izquierda abierta e IU en Madrid.

- ¿Funda otro partido para recuperar la esencia de IU?

- Si IU sigue por este camino, los vacíos se llenan, igual que hay un vacío electoral que genera desafecto, es más que probable que se llene con una reconstrucción de la representación política de la izquierda. Yo creo que la izquierda que tenga raíz en la lucha democrática de la transición política, que se reconozca en los aciertos y errores de todo este periodo democrático, y una izquierda que sea seria , dialogante, que tenga un concepto de España, de Estado...

.¿Cree que IU puede desaparecer?

- Ya está desaparecida. IU está desaparecida, en estos momentos es un realquilado de Podemos, no tiene entidad propia, aparece de vez en cuando para castigar a alguien o disuadir a otro o para hacer alguna medida infantil, que les desmarque de Podemos. Pero si IU trata de tener una política diferente de Podemos no puede ser un infatilismo izquierdista, ni un radicalismo vacío. De la política diferenciada de Podemos no está por ser la izquierda extrema de podemos, sino por la izquierda coherente, seria, dialogante, por ahí es por donde está la izquierda diferenciada de Podemos.

- ¿Ha hablado con Garzón?

- Nosotros nos carteamos. Nos informamos mediante este tipo de cosas, hablar con Alberto ya era difícil en el Parlamento y ahora es mucho más difícil. Nos hemos dirigido a el oficialmente cuando castigó a Izquierda Abierta por carta primero y luego por medio de los abogados y ahora con el tema de Actúa, les hemos mandado una carta a él y otra a Iglesias para concertar una reunión en la que veamos como logramos que ese electorado huérfano de la izquierda se pueda sentir representado.

- ¿Han obtenido respuesta?

- Que yo sepa al máximo nivel, no. Y nosotros la hemos pedido a máximo nivel para hablar en serio de las elecciones. No reconocen la pluralidad de la izquierda, ni la interna, por eso no nos han contestado. Solo reconocen una casa común que es la de Podemos y antes era la casa común del PSOE y no reconocen pluralidad interna porque toda pluralidad con la que discrepan, la castigan o directamente la excluyen.

- ¿En qué se ha equivocado Garzón?

- En la subordinación a Podemos, hay un complejo de inferioridad que no ha sabido superar en relación a Podemos, renegaron de su propia mochila, de su propia tradición, y están tratando de parecerse a Podemos por la extrema izquierda y eso no tiene cabida. Es un gran error, la pérdida de identidad, el subordinarse a un proyecto que no es el de IU. Hay sectores de la sociedad española que no lo comparten.

- ¿Son estos los errores de fondo de la confluencia a la qué se llegó con Podemos?

- Yo creo que no hay tal confluencia, la confluencia era un eufemismo, se trataba de una disolución y una abnegación, de la disolución del proyecto en Podemos, se consideraba que el proyecto de IU era uno acabado, lo ha dicho el propio PCE en varias ocasiones, había que superarlo, y por otra parte la abnegación en la tradición de la izquierda en España.

- ¿Cree que Iglesias ha fagocitado a IU?

- Sí. Por desgracia no para sumar el espacio de IU, sino que ha conseguido fagocitar a IU para luego perder ese espacio electoral y el suyo propio. Ese proyecto que era a raíz del 15-M de renovación, de cambio, se ha convertido en un proyecto cada vez más diluido.

- ¿Qué quiere aportar IU al panorama político actual?

- Actúa está preocupada por la desmovilización del electorado a la izquierda. Pretende recuperar una izquierda seria, una izquierda dialogante, de colaboración y de compromisos. Ni a una izquierda agotada, como le puede ocurrir a la izquierda de gestión que representa al PSOE, ni a una izquierda que no tiene la confianza de la ciudadanía con un exceso de gestos y defectos de política como Podemos. Sino a una izquierda seria como la que antes representaba IU, que puede acordar gobiernos, que puede hacer oposición. Queríamos favorecer si es posible mediante la suma, pero si no, Actúa tratará de representar ese espacio. Es lo que hemos ofrecido. En Asturias estamos cómodos en la sindicatura con IU, con Manuela Carmena también estamos en la plataforma. Buscamos un lugar cómodo donde no sea necesario diferenciarnos. Pero el hecho de que nos repudien no va a significar que nos desahuciemos a nosotros mismos de la vida política. Nosotros vamos a seguir en política, ni por la vía de la expulsión van a expulsar a Actúa de la voluntad de reconstruir la izquierda en España, una izquierda seria.

- Y sobre la irrupción de Vox...¿cómo analiza que le ha sentado a la izquierda?

¡- La derecha ha sido capaz de mantener la movilización de su electorado, ha movilizado al electorado en Cataluña tras el 155 con Ciudadanos. En Andalucía lo ha hecho también tras los casos de corrupción tanto del PSOE y del PP, con la aparición de Vox. Ambos han respondido al tirón secesionista. Hay una fractura dentro de la derecha. A la izquierda se le puede atribuir todo, pero no Vox. Por ejemplo, que no ha movilizado a su electorado, que se ha ido a la abstención, habrá que buscar ahí las razones, la primera de ellas es el agotamiento del proyecto del PSOE en Andalucía y otras regiones. El proyecto de gestión, un proyecto cacofónico, que tiene una imagen en Andalucía y otra en el Estado, es un proyecto dividido. Yo creo que en el seno de IU, confundida con Podemos, hemos pagado todos los errores de Podemos. Desde que han aterrizado en política han cometido graves errores, que hemos ido pagando. Un ejemplo de ello es cuando sí teníamos la mayoría parlamentaria y no votamos la candidatura de Pedro Sánchez, también el de hacer una oposición equidistante en el tema de Cataluña , que ha traído como consecuencia la confusión del electorado. Después parecía que habíamos reconducido algo con el último acuerdo presupuestario, sin embargo, al cabo de dos días ya dábamos por muerto al Gobierno, volvemos a la vieja dialéctica de competencia o colaboración, yo creo que eso es lo que lastra a la izquierda.

Últimas noticias