MENÚ
sábado 17 noviembre 2018
23:03
Actualizado
  • 1

Los ayuntamientos podrán aprobar sus presupuestos sin el voto del pleno

Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

23 de octubre de 2013. 22:17h

Comentada
Madrid. 23/10/2013

Las juntas de gobierno de los ayuntamientos podrán aprobar sus presupuestos sin que los haya apoyado la mayoría del pleno de la corporación y también podrán sacar adelante sin necesidad de ese voto otras medidas como los planes económico-financieros o los de saneamiento.

Así consta en una de las veinte enmiendas que el PP ha presentado en el Congreso al proyecto de ley de la reforma local y que se incluirán en el texto al contar este partido con la mayoría parlamentaria.

En la citada enmienda, se señala que "excepcionalmente", cuando el pleno de la corporación local no haya alcanzado en primera votación la mayoría necesaria, el gobierno municipal podrá aprobar los presupuestos del siguiente ejercicio, siempre que exista previamente un presupuesto prorrogado.

También contempla la posibilidad de que la junta de gobierno local apruebe excepcionalmente, si no ha habido mayoría de voto, los planes económico-financieros, los de saneamiento, los de reducción de deuda o el acceso de ese ayuntamiento a las medidas extraordinarias de liquidez para municipios con problemas financieros.

Según ha explicado a Efe el diputado del PP José Alberto Martín Toledano, esta enmienda se ha incluido para que "la falta de mayoría no pueda frenar el cumplimiento de los presupuestos, su liquidación", los pagos a proveedores o los planes de ajuste a los que están obligados los municipios sin equilibrio presupuestario o con un nivel de endeudamiento superior al permitido por la ley.

Martín Toledano ha asegurado en este sentido que se han dado casos de planes de ajuste que no se han podido desarrollar porque la oposición bloqueaba sus condiciones, y eso no se puede permitir en circunstancias económicamente especiales como las actuales.

Por otro lado, los populares han incluido otra enmienda por la que se da de plazo hasta el 31 de diciembre de 2015 -pasados ya los próximos comicios locales y autonómicos- la asunción por parte de las comunidades autónomas de las competencias de los servicios sociales.

En el texto del proyecto remitido al Congreso esta asunción de competencias debía hacerse en el plazo de un año desde que la ley entrase en vigor.

La enmienda aplaza esa obligación hasta final de 2015, para dar tiempo a las comunidades a asumirlas, previa elaboración de un plan para evaluar, reestructurar e implantar dichos servicios.

En cualquier caso, la reforma local prevé que las comunidades deleguen en los ayuntamientos las competencias en servicios sociales, siempre que las financien, porque en caso contrario el Estado retraería ese dinero a las administraciones autonómicas.

Este mayor plazo para que las comunidades asuman las competencias responde, según ha explicado a Efe Martín Toledano, a la petición que han hecho varios gobiernos autonómicos, porque "no es fácil" asumir en un año dichas competencias.

Este mismo diputado ha subrayado, en un comunicado, que las enmiendas del PP buscan, fundamentalmente, "mejorar la coordinación entre las diferentes administraciones públicas implicadas en la ley: comunidades autónomas, municipios y diputaciones".

Tratan asimismo, ha señalado, de "mejorar lo relativo a prestación de servicios sociales, como los consultorios médicos" y una mayor clarificación en las competencias de los servicios de bomberos y la recogida de basuras.

También se intenta dar apoyo a los municipios más pequeños, al garantizarles los servicios de secretaría e intervención y ampliando los plazos para que justifiquen sus cuentas, señala el diputado.

Últimas noticias