MENÚ
lunes 17 junio 2019
04:12
Actualizado

Los F-18 de Gando, los cazas más antiguos del Ejército del Aire, al borde de la obsolescencia

La vejez, las condiciones climatológicas en las Islas Canarias y el hecho de que sean de segunda mano provoca que estén cerca de quedar caduco; se estima que les darán la baja entre 2022 y 2025

  • Un caza F-18 en vuelo
    Un caza F-18 en vuelo /

    Ministerio de Defensa

Tiempo de lectura 2 min.

26 de mayo de 2019. 19:07h

Comentada
Alejandro Ortega 25/5/2019

En el año 1995 el Ejército del Aire compró 24 unidades de los cazas F/A-18 de segunda mano a la U.S. Navy estadounidense para abastecer la base aérea de Gando, ubicada en la isla de Gran Canaria. Las primeras unidades de estos aviones empezaron a llegar al aeródromo a partir de enero de 2001 y su instalación completa en la base finalizó dos años más tarde. Estos fueron reemplazando a los aviones F-18 que el Ala 12, de la base madrileña de Torrejón de Ardoz, había prestado en 1999 para realizar el servicio en los momentos iniciales como apoyo en el cambio de material hasta que los nuevos cazas se instalaran en su totalidad. Los F-18 de Gando llegaron como sustituto de los F-1.

El pasado 5 de abril se cumplieron 20 años desde que comenzara la defensa aérea del archipiélago con el F-18. Sin embargo, hoy la realidad que afrontan las aeronaves es bien distinta ya que los cazas se encuentran en la recta final de su vida operativa. El límite está fijado en 6.000 horas de vuelo para la utilización de estos aviones, pudiendo ampliarse hasta las 8.000 horas.

Cabe destacar que la base aérea de Gando es una de las bases militares con mayor índice de corrosión en el mundo. Los vientos alisios tradicionales de Canarias, la humedad, las temperaturas, la salinidad y el suelo, que tiene una alta concentración de magnetita, produce una gran corrosión en los aviones. Teniendo en cuenta estos factores, la obsolescencia de los F-18 se encuentra muy cerca de ser una realidad y se estima que se les darán la baja entre los años 2022 y 2025. El personal de la base aérea está llevando a cabo unas intensas labores de mantenimiento para mantenerlos operativos.

Y es que la vida operativa de los F/A-18 de Gando es distinta a los EF-18M desplegados en el Ala 12 y en el Ala 15 (Zaragoza). La corrosión de la base militar canaria se une a su condición de ser de segunda mano, lo que ha provocado que los cazas de Gando no tengan mejoras y estén tal y como se compraron, a diferencia de los que están en Madrid y en Zaragoza que sí que se han ido modernizando.

Actualmente es el caza de combate más antiguo del Ejército del Aire. De las 24 unidades que se compraron para la base aérea de Gando, hoy quedan 20. De los cuatro restantes, uno de ellos no llegó nunca a la isla y los otros tres sufrieron accidentes. En 2003, un F/A-18 cayó al mar a la altura de la playa de Pozo Izquierdo y en 2009, dos de ellos chocaron entre sí mientras realizaban unas maniobras. En ninguno de los dos accidentes hubo víctimas mortales ya que los pilotos utilizaron los asientos eyectables. El avión siniestrado en 2003 se pudo recuperar pero quedo inhabilitado mientras que los otros dos se perdieron en el fondo del mar.

Últimas noticias