Los inspectores de Educación reclaman la intervención de la Fiscalía de Menores por los niños en las manifestaciones

Los inspectores de educación viven con preocupación la situación que se está viviendo en Cataluña y, en concreto, en los centros educativos. Así, la Unión Sindical de Inspectores de Educación (USIE), reclamó ayer la intervención de la Fiscalía de Menores por “los actos improvisados en los centros de enseñanza durante estos días para recabar información e intervenir, si fuera necesario, con el fin de salvaguardar los superiores derechos e intereses de los menores según establece la Ley Orgánica 8/2015, de 22 de julio, de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia que modifica a su vez la Ley 1/1996 de protección jurídica del menor”.

El presidente de USIE, Jesús Marrodán, ayer mostró públicamente su firme apoyo a los inspectores de educación, directores, docentes y personal de administración y servicios que, en las actuales circunstancias, “mantienen su deber deontológico y profesional de cumplir la legalidad constitucional vigente”. Asimismo recordó que “todas las instrucciones recibidas por empleados públicos deben recibirse y tramitarse por escrito a fin de evitar malentendidos y determinar funciones y responsabilidades”. En su opinión, ”el alumnado y sus familias, cuando son menores, deben poder elegir libremente en qué actos participar y los centros deben respetar dicha diversidad en un clima de concordia”.