Ahora nadie quiere el coche oficial

La vicepresidenta socialista del Congreso renuncia a su coche oficial y se suma a Podemos y Ciudadanos, que también lo han anunciado esta tarde

Coche oficial del Congreso de los Diputados
Coche oficial del Congreso de los Diputados

La vicepresidenta socialista del Congreso, Micaela Navarro, ha anunciado que renunciará al uso de coche oficial que le corresponde como integrante de la mesa de la Cámara Baja, según han informado a Efe fuentes socialistas.

La mismas fuentes han subrayado que el portavoz del Grupo parlamentario socialista, Antonio Hernando, ya renunció al ser nombrado en septiembre de 2014 al "uso personal"del coche asignado al grupo parlamentario.

Ese coche lo utilizan los miembros de la dirección del grupo y diputados cuando lo precisan para asistir a actos o reuniones oficiales.

La renuncia de navarro se suma a la anunciada hoy por Podemos y Ciudadanos, que cuentan con otros cuatro representantes en la Mesa del Congreso, una vicepresidenta, de Podemos, y tres secretarios, dos de Ciudadanos y uno de en Comú Podem.

Los dos partidos emergentes se hicieron este miércoles con dos puestos cada uno de la Mesa. En el caso de Podemos, la diputada por Toledo y representante legal del partido, Gloria Elizo, consiguió la Vicepresidenta Tercera. El partido morado, al que también le correspondía la Secretaría Cuarta, le cedió este cargo al diputado por Barcelona y candidato de En Comú Podem, Marcelo Expósito.

Ciudadanos también consiguió dos representantes en el órgano de Gobierno de la Cámara, tras alcanzar un acuerdo tanto con el PSOE como con el PP. En su caso, será el diputado por Asturias Ignacio Prendes el que ocupe la Secretaría Segunda, y la diputada por Madrid Patricia Reyes, la Secretaría Tercera.

Los cuatro han comunicado oficialmente este mismo jueves, un día después constituirse la Mesa del Congreso en la primera sesión de esta legislatura, que renuncian a disponer de un coche oficial con chófer para sus traslados, como les ofrece la Cámara.

Además, tanto Podemos como Ciudadanos han anunciado ya que los portavoces de sus futuros grupos parlamentarios, que todavía no se han constituido, también van a renunciar a los coches oficiales que la Cámara pone también a su disposición.