Los pluriempleados de la independencia también asesorarán a la Generalitat

La Razón
La RazónLa Razón

Jonathan Powell, un ex jefe de gabinete del ex primer ministro británico, Tony Blair, cuyo figura fue eclipsada por Kofi Annan o Gerry Adams en la Conferencia internacional de Aiete de 2011; Adam Price, un ex diputado galés, por supuesto nacionalista, que no ejerce desde 2009 y que apoya la legalización de las drogas bajo prescripción médica; Daniel Turp, uno de los líderes del movimiento independentista de Quebec; Eduard Kukan, un candidato frustrado a la presidencia de Eslovaquia y Jozé Menzinger, un abogado esloveno que impulsó la consulta por la independencia de este país de Europa central. Son los particulares asesores que ha buscado Artur Mas para defender su proyecto soberanista. Cinco extranjeros que parecen haber hecho de los procesos secesionistas su particular forma de ganarse la vida.

Todos ellos estarán de cuerpo presente en la comisión de estudio sobre el derecho a decidir del Parlament de Cataluña, que contará además con la intervención por escrito de Arnaldo Otegi, ex portavoz de Batasuna que cumple condena en la cárcel de Logroño por pertenencia a banda armada.

De ellos, es Jonathan Powell el hombre que más se recuerda en España. Desde 2011, su nombre está ligado al de la Conferencia de Paz en Aiete, celebrada en San Sebastián. Allí su figura quedó eclipsada por personalidades de mayor renombre, pero su participación en los Acuerdos de Viernes Santo en Irlanda del Norte le han valido para asesorar a todo el que le quiera pagar. Primero fueron los abertzales, y ahora no ha desperdiciado la oportunidad de ayudar a Cataluña en su desafío independentista, del que asegura que «el asunto no es la autodeterminación, sino el consenso de la población».

Para Adam Price, la visita al Parlament no será la primera que haga a Cataluña. En marzo de 2012 ya fue invitado por el Círculo de Estudios Soberanistas para hablar de la idoneidad de los estados pequeños. «La innovación y emprendimiento de Cataluña es impresionante, pero España la bloquea». Toda una declaración de intenciones para este ex diputado galés del partido nacionalista Playd Cymru, más conocido por su extravagancias.

De Daniel Turp –líder del movimiento independentista de Quebec–, también se acordarán en San Sebastián, ya que participó en un acto de Bildu para afirmar que «la independencia permitirá a Euskal Herria afirmar su identidad en Europa y en el mundo».

Por último, a Eduard Kukan, ex ministro de Asuntos Exteriores eslovaco, se le ha visto estos días en conferencias junto a Jordi Pujol, poniendo como ejemplo al país centroeuropeo por su «tenacidad» a la hora de garantizar su viabilidad como nuevo Estado europeo.