Margallo reitera que el proceso soberanista catalán es una «vía sin salida»

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, durante la rueda de prensa que ofreció tras la reunión mantenida con su homólogo lituano, Linas Linkevicius
El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, durante la rueda de prensa que ofreció tras la reunión mantenida con su homólogo lituano, Linas Linkevicius

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha dicho hoy que el proceso soberanista de Cataluña es una "vía sin salida"y ha abogado por abandonar "cuanto antes"esta "vía que es puro ilusionismo"para hablar "en términos de realidades".

García-Margallo, que se encuentra de visita oficial en Lituania, ha hecho estas declaraciones a los periodistas tras su reunión en Vilna con la presidenta de la República, Dalia Gryabuskaite.

El ministro se ha referido a este asunto después de que el pasado 16 de septiembre el Gobierno lituano negara que comparara la independencia de su país de la extinta URSS con Cataluña.

García-Margallo ha abordado este asunto en su reunión con su homólogo lituano, Linas Linkevicius, quien, según el ministro español, "entendió perfectamente lo que ocurre".

El jefe de la diplomacia española ha hablado del proceso de independencia de los tres países bálticos -Lituania, Letonia y Estonia- para explicar que cuando decidieron apostar por la independencia "no se acogieron a la vía de la autodeterminación constitucionalmente consagrada, sino que denunciaron el Pacto Molotov-Ribbentrop".

Mediante este pacto, Adolf Hitler y Josif Stalin se repartieron esferas de influencia en Europa del Este.

El ministro español ha apuntado que la única Constitución que prevé el derecho a una secesión unilateral es la de Etiopía y ha insistido en que no existe ningún país de la Unión Europea (UE) que lo permita.

"Con lo que un territorio que declarase unilateralmente su independencia, ni siquiera sería Estado. Por tanto, al no ser Estado no cumpliría la primera parte de condiciones que establece el artículo 49 de la Unión: un estado europeo al no ser estado ni siquiera podría plantear su adhesión", ha añadido.

Por este motivo, García-Margallo ha considerado que se trata de una "vía sin salida"para Cataluña que puede ocasionar un "problema tremendo"para esta comunidad y para el resto de España.

Tras apuntar que en términos económicos sería una "catástrofe"para Cataluña y para el resto del país, el ministro ha dicho que "la amputación"de España "sería dolorosa".

"Cuanto antes se abandone una vía que es puro ilusionismo y nos pongamos a hablar en términos de realidades, menos tiempo haremos perder a la gente y provocaremos menos frustraciones", ha matizado.