Política

Marruecos evita que un coche kamikaze entre en Melilla con 17 inmigrantes

La Razón
La RazónLa Razón

Marruecos ha abortado el intento de entrada de un vehículo kamikaze a Melilla en el que viajaban 17 inmigrantes de origen subsahariano, entre ellos dos menores.

Marruecos ha abortado el intento de entrada de un vehículo kamikaze a Melilla en el que viajaban 17 inmigrantes de origen subsahariano, entre ellos dos menores.

Según han informado hoy a Efe fuentes policiales españolas, el intento de entrada se ha producido esta madrugada en el puesto fronterizo de Beni Enzar, el principal de los cuatro que existen entre Melilla y Marruecos.

En el vehículo, tipo todoterreno, viajaban 17 personas, entre hombres, mujeres y dos menores.

Las autoridades marroquíes han conseguido evitar que el coche llegara a la verja española, por lo que las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado no han tenido que intervenir.

Los vehículos kamikaze suponen una vía de entrada "muy peligrosa", tanto para los propios inmigrantes como para los agentes destinados en la frontera, así como para los transeúntes de los puestos fronterizos, según las fuentes.

En febrero de 2013, se produjeron dos entradas de coches kamikazes en apenas unos días, lo que obligó a adoptar una serie de medidas, entre ellas la devolución a Marruecos de los 21 inmigrantes que viajaban en ambos vehículos.

Tras los coches, otro de los sistemas empleados son las motos que, de la misma manera, se saltan todos los controles de seguridad para conseguir el objetivo de acceder a la ciudad.