Méndez cree que el PP baraja 20 millones de fraude a «título especulativo»

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha confiado que los 20 millones en los que cifra el PP el fraude de su sindicato con las ayudas de la Junta de Andalucía "no tenga nada que ver con la realidad", y considera que esta cantidad "se está barajando a título especulativo".

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha confiado que los 20 millones en los que cifra el PP el fraude de su sindicato con las ayudas de la Junta de Andalucía "no tenga nada que ver con la realidad", y considera que esta cantidad "se está barajando a título especulativo".

Al término del homenaje al histórico sindicalista de la UGT de Castilla y León Fermín Carnero, celebrado en la localidad leonesa de Valderas, Méndez ha hecho estas declaraciones después de que la vicesecretaria de Territorio y Medio Ambiente del PP andaluz, Alicia Martínez, elevara el supuesto fraude cometido por el sindicato con ayudas de la Junta de Andalucía a 20 millones de euros.

Méndez espera que la mayoría de los programas que ha desarrollado su organización en Andalucía estén "muy correctamente justificados"y ha insistido en que esa cifra que denuncia el PP "se está barajando a título especulativo"y confía que "no tenga nada que ver con la realidad".

También ha respondido a la petición hecha por el secretario provincial de la Federación de Servicios Públicos de UGT de León (FSP-UGT), Nicolás Sanz, quien afirmó la pasada semana que del líder del sindicato debería asumir sus "responsabilidades"tras los escándalos en Andalucía.

"No estoy aquí por razones personales, tengo un compromiso con mi organización y considero que en un momento muy difícil soy útil en el cargo que ostento y estoy dispuesto a seguir hacia adelante", ha afirmado.

Ha añadido que la UGT tiene que el reto de afrontar "reformas profundas", que se deben intensificar en el marco del 41 congreso del sindicato.

Méndez ha recordado que el secretario general en Andalucía asumió la responsabilidad sin que hubiera ninguna duda de su honorabilidad, y ha precisado que lo que se va a hacer ahora es acelerar una serie de reformas ya contempladas en el congreso confederal, dirigidas a una mayor vinculación con las bases y a buscar una mayor eficacia en la gestión de fondos públicos.

"Corregiremos aquello del pasado que haya que corregir", ha apostillado.