Memoria Histórica

Del monumento al líder de las JONS a los escudos de Exteriores: Cultura custodia once vestigios del franquismo

Medallones de escayola, placas, una vajilla, retratos y hasta un grupo escultórico, entre los restos

Monumento a Onésimo Redondo que se encontraba desde 1961 en el cerro de San Cristóbal en Valladolid. Se retiró en 2016
Monumento a Onésimo Redondo que se encontraba desde 1961 en el cerro de San Cristóbal en Valladolid. Se retiró en 2016Agencia EFE

Medallones de escayola, placas conmemorativas, retratos, escudos, una vajilla y hasta un grupo escultórico se encuentran entre los «vestigios del franquismo» depositados en el Centro Documental de la Memoria Histórica (CDMH), según recopilación del pasado mes de abril a través de Transparencia a petición de un ciudadano particular.

Entre los restos destaca por su aparatosidad el monumento erigido en julio de 1961 en el cerro de San Cristóbal de Valladolid para conmemorar el 25 aniversario de la muerte de Onésimo Redondo, fundador de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista (JONS). Desmantelado en enero de 2016 y según consta en la documentación de Cultura, remitido el 10 de febrero de ese año por la Subdirección General de Oficialía Mayor y Administración Financiera del Ministerio de Industria, Energía y Turismo hasta las instalaciones de la Gerencia de Infraestructuras y Equipamientos en Alcalá Meco, «ya que el CDMH no dispone de espacio para custodiar una obra de esas dimensiones, hasta la construcción de la nueva sede del CDMH en el barrio de Tejares de Salamanca». Se detalla que se trata de un «grupo escultórico compuesto por cinco figuras de bronce que representan a un campesino, un obrero, un estudiante, un combatiente y al propio Onésimo Redondo, acompañados del yugo y las flechas, emblema de Falange». En su totalidad tenía unas dimensiones de 31 metros (3,5 cada figura y 12 el emblema del yugo y las flechas). Fue proyectado por el arquitecto Jesús Vaquero y esculpido por Manuel Ramos González y las esculturas «fueron retiradas en virtud del acuerdo de la Comisión Técnica de Expertos, constituida al efecto por el Ministerio de Cultura (Orden CUL/459/2009, de 19 de febrero), en su reunión de 17 de marzo de 2011, al considerar que incurría en los supuestos previstos en la Ley 52/2007 de Memoria Histórica». O sea, la normativa aprobada en época de Zapatero, que afecta a casi todo este catálogo.

Así mismo, figura un medallón de escayola con la efigie de Franco en 1965 procedente del Tribunal de Cuentas, que ingresó en el Centro Documental el 19 de mayo de 2010. La placa, que contiene el siguiente texto: «Franco Caudillo de España. 1965», se eliminó en aplicación del artículo 15 de la Ley 52/2007, de 26 de diciembre.

Del aeropuerto de Santiago de Compostela y remitido por AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea) llegó el 2 de julio de 2010 un cartel de 1976 con el texto: «Último mensaje de Francisco Franco: españoles, al llegar para mí la hora de rendir la vida ante el Altísimo...quisiera...abrazaros a todos para gritar juntos...¡Arriba España! ¡Viva España!».

También AENA envió una placa conmemorativa de la inauguración del aeropuerto de Pamplona con la inscripción: «Se inauguró este edificio siendo Jefe del Estado el Generalísimo Francisco Franco, Ministro del Aire el Teniente General Salvador Díaz-Benjumea y Vicepresidente de la Diputación Foral de Navarra Amadeo Marco Ilincheta. San Fermín-1973».

Otro objeto curioso acogido en 2016 es la placa conmemorativa de la fundación de Falange Española que estaba en el Teatro de la Comedia de Madrid y se custodiaba en las dependencias del Instituto Nacional de Artes Escénicas y de la Música (INAEM). Se quitó por «acuerdo de la Comisión Técnica de Expertos, constituida al efecto por el Ministerio de Cultura en su reunión de 14 de septiembre de 2010».

Uno de los escudos con el Águila de San Juan que fueron retirados de la fachada del Ministerio de Asuntos Exteriores
Uno de los escudos con el Águila de San Juan que fueron retirados de la fachada del Ministerio de Asuntos ExterioresAsociación para la Recuperación de la Memoria Históricafreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@7bde1876

Las dependencias del CDMH albergan también una «placa conmemorativa dedicada a los funcionarios provinciales de Madrid víctimas de la Guerra Civil que estaba en la Diputación Provincial». Se custodiaba en la sede de la Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid y se retiró «en virtud del acuerdo» de la Comisión Técnica de Expertos.

Hay además en esta relación escudos preconstitucionales como los que se encontraban en la Biblioteca Pública de Ávila (de 1964) y la Audiencia Provincial de Salamanca –de 1954 y labrado en piedra de Villamayor en nueve piezas–, así como los escudos y repostero de la fachada del Ministerio de Asuntos Exteriores, en el Palacio de Santa Cruz de Madrid, que databan de 1950. Constan además escudos, vajilla y cristalería «con emblemas de la Segunda República y de la Dictadura», procedentes de la Embajada de España en París: «Dos escudos (metal y madera), 33 platos de alpaca, 109 bandejas de alpaca, nueve platos de porcelana y 101 copas».

Por último, cinco retratos de «ministros de Asuntos Exteriores de la Dictadura», de los que dos corresponden a Francisco Gómez de Jordana Souza, conde de Jordana (ministro entre el 22 de abril de 1937 y el 9 de agosto de 1939 y el 3 de septiembre de 1942 y el 3 de agosto de 1944), y el resto a Juan Beigbeder Atienza (ministro entre el 9 de agosto de 1939 y el 16 de octubre de 1940); Ramón Serrano Súñer (ministro entre el 16 de octubre de 1940 y el 3 de septiembre de 1942), y José Félix de Lequerica (ministro entre el 3 de agosto de 1944 y el 20 de julio de 1945), también en el Palacio de Santa Cruz de Madrid. Todos ellos en virtud de la Ley de Memoria Democrática de 2022.