Investigación

A ocho de cada diez jueces les preocupa la pérdida de respeto del Gobierno por el Poder Judicial

Los recortes presupuestarios en los tribunales y la pérdida de independencia judicial también inquietan a los magistrados españoles, según un estudio de la Universidad de Newcastle de Australia

Magistrados en el Tribunal Supremo en Madrid.
Magistrados en el Tribunal Supremo en Madrid.C PASTRANOfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@6d1771e5

Una delas principales preocupaciones de los jueces españoles es la "pérdida de respeto por el poder judicial por parte del gobierno", un asunto que señala el 82% de los magistrados de España que han participado en un estudio internacional que lidera la Universidad de Newcastle de Australia. Al ser preguntados sobre su nivel de preocupación por los cambios en el sistema judicial, el principal problema que señalaron fue la falta de consideración por parte de los representantes del Ejecutivo.

Los resultados del informe “Percepciones judiciales y uso de la tecnología”, que recoge los resultados de la encuesta española integrada en una investigación de la Universidad de Newcastle de Australia, se han dado a conocer en un momento marcado por la polémica injerencia por parte de la vicepresidenta tercera del Gobierno en las actuaciones que está desarrollando el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón en la causa contra “Tsunami Democràtic”, en la que ha encontrado indicios de terrorismo en las actividades desarrolladas por Carles Puigdemont y Marta Rovira en los violentos altercados que se produjeron en Cataluña tras conocerse la sentencia del “procés”.

Tras ese 82% de magistrados que señala la pérdida de respeto por parte del Gobierno hacia el Poder Judicial, un 68% señala como segunda preocupación la reducción presupuestaria para los tribunales, mientras que en tercer lugar destacan la pérdida de independencia judicial, con un 53% de las opiniones. Además, el 63% acusa la percepción de que el Gobierno no valora sus funcionesy una parte importante se sienten no valorados debidamente por medios de comunicación (43%).

La elaboración del estudio contó con la colaboración de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), la mayor asociación profesional de jueces y magistrados españoles que pertenece a la Unión Internacional de Magistrados (IAJ-UIM). Y aunque su objetivo es valorar las barreras de la implantación de la tecnología en los tribunales españoles, también refleja las principales preocupaciones de la magistratura en estos momentos convulsos en los que el contenido del pacto entre PSOE y Junts para la investidura de Pedro Sánchez recogen una serie de medidas que interfieren en su actividad.

Más allá del impulso de la ley de amnistía que, una vez aprobada y tras su entrada en vigor, tendrán que aplicar los jueces españoles, están las acusaciones de “lawfare” o instrumentalización de las decisiones judiciales con fines políticos, así como la creación de comisiones de investigación para revisar las actuaciones de los tribunales en determinados casos vinculados con el independentismo catalán. De ahí la importancia de que la principal preocupación de los magistrados sea, precisamente, lo que consideran un decaimiento del respeto que debería mantener el Poder Ejecutivo frente al Poder Judicial.

Ante la pregunta “Como juez, ¿en qué medida se siente valorado por los siguientes colectivos?”, la investigación señala que los jueces encuestados percibieron que su trabajo era "generalmente valorado" por el público, los medios de comunicación, los miembros de la profesión jurídica (por ejemplo, abogados, procuradores o procuradores), las partes en los casos que comparecen ante ellos, el personal del tribunal, los colegas judiciales de su tribunal y los jueces superiores fuera de su tribunal. La mayoría de los encuestados sí percibió que el gobierno no valora su trabajo (63%) y tampoco la prensa (43%).

Tecnología en los tribunales

El estudio se centra en las barreras que impiden a los jueces utilizar los soportes tecnológicos de manera más efectiva. En este sentido, la mayoría de los jueces encuestados no cree que vayan a ser reemplazados por la tecnología y reconocen su potencial. Sin embargo, critican la calidad de los recursos electrónicos en la Justicia. El 67% la considera una herramienta válida y útil al considerar que la tecnología les permitiría hacer su trabajo de manera más efectiva en el futuro y que ha tenido un impacto positivo.

La pandemia de COVID-19 ha servido para cambiar actuaciones judiciales mediante el uso de la tecnología en videoconferencias y vistas telemáticas. Aunque los jueces españoles reconocen su potencial, señalan a los equipos de reproducción y video para teleconferencias en juicios, el acceso a Internet en la sala y el soporte técnico remoto entre lo peor de los cambios tecnológicos que tienen que afrontar porque son "deficientes".