MENÚ
sábado 22 septiembre 2018
05:41
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Ofensiva exterior antes de ver a Sánchez

Mañana comienza un viaje oficial a Washington en el que inaugurará un organismo privado.

  • Ofensiva exterior antes de ver a Sánchez
Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

25 de junio de 2018. 03:20h

Comentada
Cristina Rubio.  Barcelona. 25/6/2018

Quim Torra inicia mañana su primer gran viaje oficial desde que llegó a la Generalitat: el destino escogido es Estados Unidos por la calebración del Smithsonian Folklife Festival, un evento donde Cataluña es la cultura invitada de este año junto Armenia. El president, no obstante, aprovechará el «tour» para mantener reuniones que aún no ha detallado y, sobre todo, para acudir a la inauguración del Catalonia America Council (CAC), un organismo privado dedicado a estrechar los lazos entre los dos territorios y dirigido por el delegado del Govern en la capital de Estados Unidos cesado por el 155.

Por ello, Washington se convierte en la primera parada de la nueva ruta que ha emprendido el Ejecutivo de Torra para reactivar su acción exterior, un objetivo primordial para Junts per Catalunya. Según informó ayer el departamento de Presidència, el Catalonia America Council está está orientado a «abordar los retos sociales y políticos más importantes que afrontan Cataluña y los países de Norteamérica mientras fortalecen sus relaciones bilaterales». Esta amplia definición incluye la promoción del proceso independentista y la tensión derivada por el conflicto territorial, según explica su director, Andrew Davis, en una entrevista reciente a «Vilaweb»: «Nuestra organización se guía por los valores que consideramos compartidos por catalanes y estadounidenses, entre los que hay evidentemente la libertad, la democracia y el autogobierno. En este contexto, creemos que la existencia de presos políticos, el exilio forzado y las restricciones a la libertad de expresión y de reunión son absolutamente contrarios a estos valores. Por lo tanto, los condenamos con rotundidad y trabajaremos para fomentar el debate y proponer soluciones». Una tarea que puede incomodar al embajador español, como admite el propio Davis.

Torra, por tanto, aprovechará su visita a Washington para dar apoyo a Davis, que decidió liderar de forma privada con su tarea en el exterior cuando fue cesado por el Gobierno de Mariano Rajoy como parte de la aplicación del artículo 155.

El organismo es de naturaleza privada y se financia «exclusivamente con donaciones» de empresas y particulares, según consta en su web. Por tanto, no dependerá de presupuestos, subvenciones o controles parlamentarios pese a tener entre sus tareas la «diplomacia pública».

Otro de los cometidos del viaje de Torra a suelo americano es asistir a la inauguración del Smithsonian Folklife Festival, donde acudirá acompañado por la consejera de Cultura, Laura Borràs. Allí tiene previsto coincidir con el presidente de Armenia, Armen Sarkissian. En concreto, Cataluña comparte cartel como «cultura invitada» en un evento dedicado al patrimonio cultural inmaterial, onsiderado el más importante del mundo y en el que suele haber un millón de visitantes.

El espacio catalán en Washington se estructurará en cuatro zonas: en la primera se recreará la vida en el Mediterráneo; en la segunda habrá un escenario para todas las actuaciones programada; también se montarán encuentros entre participantes y asistentes, y habrá demostraciones de artesanía y de danza. Con un presupuesto que supera los 1,7 millones de euros, los actos con motivo del Smithsonian Folklife Festival incluyen también las presentaciones del Año del Turismo Cultural en Washington y Nueva York y con la celebración del día de Sant Jordi en universidades como las de Georgetown y Harvard.

Por tanto, el carácter de la cita escapa de lo político para abordar un perfil más cultural pese a la presencia de Torra y de varios miembros de su Ejecutivo.

Este viaje del Govern a Estados Unidos, con esta agenda cultural combinada con reuniones «de trabajo», llega a dos semanas justas de la reunión que Quim Torra y Pedro Sánchez mantendrán en Moncloa el lunes 9 de julio para tratar el «deshielo» entre Cataluña y el resto de España. Un viaje que refuerza las intenciones del Ejecutivo catalán: la primera decisión que tomó el Govern de Torra fue s paralizar el proceso de liquidación del Diplocat, el consorcio de diplomacia pública catalana que el Gobierno de Mariano Rajoy puso en su punto de mira durante la aplicación del artículo 155.

En consejero de Asuntos Exteriores de la Generalitat, Ernest Maragall, también ha anunciado la reapertura de las «embajadas» catalanas de Reino Unido, Italia, Alemania, Suiza y Estados Unidos, que volverán a operar en las próximas semanas. Una red básica para el independentismo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs