MENÚ
miércoles 14 noviembre 2018
04:55
Actualizado
  • 1

Pablo Casado consigue que los desencantados del PP regresen

El Partido Popular es el que más crece en estos momentos, gana 1,5 puntos con respecto a la encuesta del pasado mes de junio

  • Pablo Casado, el presidente del PP de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (i), y el presidente provincial del partido, Carlos García González ayer en Ávila. EFE/Raúl Sanchidrián
    Pablo Casado, el presidente del PP de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (i), y el presidente provincial del partido, Carlos García González ayer en Ávila. EFE/Raúl Sanchidrián
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

30 de julio de 2018. 11:20h

Comentada
Lorente Ferrer.  Madrid. 30/7/2018

En tan solo un mes el Partido Popular ha aumentado 4,6 puntos la fidelización de su electorado. Ha pasado del retener 67,0 por ciento de sus votantes del año 2016 a conservar el 71,6 por ciento de su electorado.

El avance de 1,5 puntos que ha registrado el Partido Popular en la primera semana de Pablo Casado al frente de los populares tras la moción de censura a Rajoy y su posterior retirada de la política se basa en el inicio de la recuperación del electorado popular que en los últimos quince meses había perdido la confianza en el proyecto del Partido Popular y que marchó hacia el partido liderado por Albert Rivera, Ciudadanos, y la abstención.

Pablo Casado consigue que los desencantados del PP regresen

Desde el congreso extraordinario nacional de la pasada semana el Partido Popular ha empezado a volver a atraer a los votantes del centro derecha español. Como prueba de ello es que la a abstención ha pasado del 12,3 por ciento al 9,5 por ciento en solo siete días. Es una importante reducción de 2,8 puntos porcentuales.

En cuanto al voto transferido a Ciudadanos ha pasado en esta semana de representar el 18,4 por ciento del votante popular del año 2016, al 16,8 por ciento del electorado. Es un recorte de 1,6 puntos.

El Partido Popular es el que más crece en estos momentos, gana 1,5 puntos con respecto a la encuesta del pasado mes de junio, seguido de los socialistas que aumentan en 1,1 puntos.

Es un auténtico cambio de tendencia que permite recuperar la confianza de los votantes del centro derecha en el Partido Popular, tras la gestión de la crisis en Cataluña provocada por el independentismo y la falta de una respuesta más dura que facilitó el crecimiento desmedido de Ciudadanos desde la primavera de 2017 y hasta la moción de censura al Gobierno de Mariano Rajoy.

La salida de votantes del Partido Popular se frena y se revierte de modo general; disminuye el porcentaje de votantes que se pasaban al Partido Socialista del 0,5 por ciento al 0,4 por ciento y también los que elegían otras opciones, que baja del 1,6 por ciento al 1,8%, buena parte de ellos iban a Vox.

Tras el efecto «Sánchez», que ha elevado en los dos últimos meses varios puntos la expectativa electoral del partido socialista, llega ahora el cambio paralelo que supone Casado. Ambos están impulsando de nuevo el bipartidismo, reconquistando a electores que en su día se dejaron seducir por el canto de sirenas de Podemos y Ciudadanos.

En el último mes la suma de Partido Popular y Partido Socialista ha crecido 2,6 puntos, pasando del 51,5 por ciento al 54,1 por ciento del voto válido, al tiempo que la suma Ciudadanos y Podemos ha caído del 36,8% al 35,0%. Estos dos partidos continúan su deterioro electoral, los morados retroceden este mes 0,4 puntos, situándose en un crítico 15,8%, es decir, a 5,4 puntos de su resultado de junio de 2016. Mientras que los naranjas pierden 1,4 puntos y quedan en el 19,2 por ciento, lejos de su record del 24,4 por ciento conseguido en el pasado mes de abril.

Los socialistas siguen reduciendo el porcentaje de votantes que escapaban a Podemos, pasando en los últimos treinta días del 1,3% al 0,9%, mientras que el voto de Podemos hacia los socialistas crece del 15,0% al 18,4%, es decir; 3,4 puntos. La abstención del electorado del PSOE baja del 7,4% de junio al actual 5,8 por ciento.

Últimas noticias