Page advierte de que Sánchez supone una «marcha atrás» para el PSOE

Aboga por un Congreso "clarificador y convergente"que no "cierre en falso"la crisis de unidad interna del partido

El presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante su intervención en un desayuno informativo celebrado  en Madrid
El presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante su intervención en un desayuno informativo celebrado en Madrid

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha advertido hoy de que la ruta que adquiera el partido de cara al Congreso debe ser "hacia delante"y no "marcha atrás", en alusión a la eventual concurrencia del ex secretario general Pedro Sánchez a las primarias.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha advertido hoy de que la ruta que adquiera el partido de cara al Congreso debe ser "hacia delante"y no "marcha atrás", en alusión a la eventual concurrencia del ex secretario general Pedro Sánchez a las primarias. "Para atrás ni para coger impulso", ha puntualizado al tiempo que pedía que en las decisiones se ponga "cabeza y corazón", pero no "vísceras ni bilis". Page ha animado al ex líder a que "si tiene ganas"no espere a ver si hay "agua en el charco"teniendo en cuenta los "cubos"que se están sacando en las últimas semanas. Una referencia velada a las plataformas de militantes críticos con la gestora que se están tejiendo en varios puntos de España y que con la anterior dirección no hubieran subsistido. "No hay que neurotizar con la fecha del Congreso, en este proceso necesitamos una razonable calma", ha reclamado.

En este sentido, el presidente de Castilla-La Mancha ha abogado, en un desayuno organizado por Europa Press, por impulsar un cónclave "clarificador y convergente", intentando no cerrar en falso la crisis interna existente, como se ha hecho en citas precedentes. "Es más posible que salgamos con una sola dirección que con cuatro o cinco vías", ha destacado, al tiempo que señalaba que esta dirección debe ser a la vez volante y rumbo.

Sobre la posibilidad de que en el partido se incorpore un sistema bicéfalo, esto es, que el candidato a La Moncloa difiera del secretario general, como ha apuntado a su llegada al desayuno el ex presidente José María Barreda, Page entiende que el PSOE "va a seguir vinculando el liderazgo interno al social", porque el objetivo es "ganar elecciones"y que un dirigente sea "al menos tan querido en la calle como dentro de su partido".

El presidente de Castilla-La Mancha ha considerado que "entra dentro de lo probable"que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, dé el paso de presentarse a las primarias, aunque reconoce que esa decisión tendrá que ser colectiva. Page ha evitado apoyarla explícitamente para no perjudicar su candidatura y ha dejado un recado final a Sánchez: "Hay mucha gente con capacidad, me conformo con que sea alguien con cabeza".