MENÚ
viernes 16 agosto 2019
18:30
Actualizado

Podemos reconoce que no ha cumplido con el mandato de unidad que las bases piden

La coportavoz de Podemos apela a construir una lista unitaria con las fuerzas hermanas y después con Más Madrid

  •  La diputada por Cádiz de Podemos en el Congreso, Noelia Vera, a su llegada al Consejo Ciudadano Estatal del partido
    La diputada por Cádiz de Podemos en el Congreso, Noelia Vera, a su llegada al Consejo Ciudadano Estatal del partido /

    Efe

Tiempo de lectura 4 min.

31 de enero de 2019. 12:36h

Comentada
Rocío Esteban 31/1/2019

Podemos se toma la reunión de ayer en la que se acordó reconstruir una lista unitaria entre su formación y la de Íñigo Errejón como un “punto de inflexión”. Un nuevo camino tras dos semanas de vértigo tras la honda crisis con la que el ex número dos del partido trató de tambalear los cimientos de Podemos en un momento clave, con el escenario electoral autonómico de fondo.

Así lo ha explicado hoy la coportavoz de la formación, Noelia Vera, en declaraciones en el Congreso. Pero la crisis no está cerrada y ahora deberá abrirse un proceso para contruir una candidatura “fuerte” en Madrid, y también para cumplir con el mandato de unidad que su militancia de base le pidió en el pasado Vistalegre 2 - donde se disputó la primera de las partes de la crisis todavía abierta Iglesias-Errejón. La coportavoz ha reconocido que movimientos como los del ex número dos “han dolido” y que “este tipo de cosas nos hacen reflexionar”. A su juicio, hay que analizar “hasta que punto hemos cumplido con el mandato de Vistalegre 2 porque la gente nos pidió unidad”. Recalca que hay que “dejar de tener los debates internos en los medios”, una premisa que todavía la formación no ha sabido canalizar.

Podemos cede la autonomía a la dirección regional, dirigida por una gestora, con el objetivo de construir “desde abajo arriba” una lista negociada con el resto de actores políticos de izquierda, como Izquierda Unida y Equo. Después lo hará con Más Madrid. Con Íñigo Errejón que ya no es “un traidor”, pero que encabeza un proyecto distinto, alejado de los cimientos de Podemos. Por eso, sigue estando fuera del partido, según ratificó ayer Pablo Iglesias. 'Es un momento difícil”, asume Vera, pero cree que ahora, tras un debate consensuado y “sincero”, será “más fácil constuir y trabajar por la candidatura” para Madrid y para el resto de comunidades.

Podemos defiende que seguirán con su hoja de ruta, la de crear una lista de unidad en diálogo con sus fuerzas hermanas. Ahora, tras la decisión de Errejón, -la de irse a otro proyecto en el que se siente más identificado de la mano de Manuela Carmena- “cada uno debe contruir su proyecto”, ha defendio. Después llegará el momento “de tender puentes”, ahí entra en juego Errejón y Carmena. La formación dice que no quiere competir con Errejón. “La idea es hablar con Íñigo y Carmena para que haya una candidatura fuerte. Es nuestra voluntad”, defiende la coportavoz.

Sobre la reunión de ayer, Vera se queda con “sensaciones buenas” porque “por primera vez nos escuchamos con mucha paciencia y con mucha honestidad”. El partido ha cargado pilas y tratará de luchar contra el auge que PP, Ciudadanos y Vox aglutinan, tras ganar al PSOE en Andalucía. Pablo Iglesias intervino en el CCE fijando esas ideas. Fue una intervención “clara, honesta y sincera”, defiende Vera.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs