Inmigración

La Policía desarticula una red que llevaba migrantes a Melilla por entre 9.000 y 11.000 euros

El grupo criminal introducía de manera irregular en la ciudad autónoma personas del país vecino a cambio de una importante cuantía económica

Desarticulada una red criminal que cobraba 11.000 euros a migrantes marroquíes para introducirlos en Melilla
Desarticulada una red criminal que cobraba 11.000 euros a migrantes marroquíes para introducirlos en MelillaEUROPAPRESS

La Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal dedicada al fomento de la inmigración irregular entre Marruecos y Melilla compuesto por un número indeterminado de personas, tanto en suelo español como marroquí, que cobraban a los migrantes entre 9.000 y 11.000 por persona para ser introducidos desde el reino alauí hacia la ciudad española. En Melilla, los detenidos ascienden a cinco personas de nacionalidad española y origen marroquí.

Según ha informado este lunes un portavoz de la Jefatura Superior de Policía, efectivos de su Unidad Contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (Ucrif) han procedido a la detención en la ciudad española de estos cinco miembros, acusados de pertenecer a "una red delictiva asentada entre Melilla y Marruecos, dedicada a la introducción de ciudadanos de esa nacionalidad a bordo de embarcaciones de recreo de titularidad española".

Al respecto, ha explicado que la actuación ha sido posible por el control y monitorización que se lleva a cabo desde la Ucrif de embarcaciones susceptibles de ser utilizadas en el tráfico de personas hacia Melilla, momento en el que se inició una investigación "sobre este grupo criminal, su actividad, integrantes y medios" al analizar sus movimientos.

Durante el desarrollo de la investigación, ha añadido, los agentes pudieron determinar la presencia de varios miembros de la red en Melilla y la vinculación de estos con más de una embarcación susceptible de utilizarse a estos fines.

Así, a finales del mes de abril de este año detectaron la entrada a la costa de Melilla de una de las embarcaciones citadas transportando a bordo a siete migrantes marroquíes en situación administrativa irregular. Ante estos hechos, la Ucrif decidió la explotación de la operación policial y la detención de los investigados, "practicándose la última detención a primeros de este mes de septiembre y dándose por desarticulada la facción melillense de la organización", ha subrayado a Ep.

Merced al testimonio de varias víctimas, la unidad policial contra las redes de inmigración ilegal y falsedades documentales ha podido establecer que los migrantes fueron captados en Marruecos por miembros de la rama de la organización en dicho país y "pagaron un montante total de entre 9.000 y 11.000 euros por ser trasladados en vehículo desde sus lugares de origen hasta una playa del litoral marroquíy desde allí en barco hasta Melilla".

La investigación policial ha dado origen a la correspondiente causa penal instruida por el Juzgado de Instrucción número 4 de Melilla, quedando a su disposición tanto los detenidos como las embarcaciones utilizadas.