MENÚ
miércoles 23 octubre 2019
05:58
Actualizado

PP y Cs: pulso por 1,3 millones de votos

Los más de 4,3 millones de electores que dudan a día de hoy entre varios de los cinco principales partidos decantarán el resultado del 28-A. El número de españoles que se debate entre Sánchez y Rivera también supera el umbral del millón.

  • Operarios trasladan las urnas del 28-A a un almacén de Barcelona
    Operarios trasladan las urnas del 28-A a un almacén de Barcelona

Tiempo de lectura 4 min.

11 de abril de 2019. 16:09h

Comentada
Pablo Gómez Madrid. 11/4/2019

ETIQUETAS

La campaña electoral que arranca en la medianoche de hoy tendrá como absolutos protagonistas a 4,3 millones de votantes. Éstos son los españoles que, a dos semanas para el 28 de abril, tienen claro que van a votar pero no saben a quién y dudan entre varias de las cinco formaciones políticas –PSOE, PP, Cs, Podemos y Vox– que, según todos los análisis, tendrán una representación en el Congreso lo suficientemente importante como para condicionar el futuro Gobierno de la nación. Son sólo una parte del total de indecisos, que, según el último barómetro del CIS, asciende hasta los 11,4 millones de electores, es decir, el 41,6 de los que reconocen su intención de participar en estos comicios.

El peso de estas 4,3 millones de papeletas puede cambiar el resultado de las elecciones. No son votantes ya convencidos, se mueven en los márgenes fronterizos que separa a un partido político de otro y muchos de los mensajes que Sánchez, Casado, Rivera, Iglesias y Abascal lancen en los próximos días buscarán seducirles sin desmovilizar al resto de su electorado.

El grupo más numeroso entre los que dudan, ahora que aún no ha arrancado la campaña, es el que reúne a los que se debaten entre el Partido Popular y Ciudadano: son 1.366.146 votantes, o lo que es lo mismo, un 11,9% del dotal de indecisos. Ambas formaciones saben que este será uno de los principales pulsos de la campaña y en él cobra sentido, por ejemplo, el mensaje que los dirigentes populares vienen lanzando desde hace semanas en torno a que Ciudadanos, tras las elecciones, podría volver a verse tentado de pactar con Sánchez, como ya hizo en 2016 con motivo del bautizado como «acuerdo del abrazo».

No es éste el único grupo de indecisos que concentra a más de un millón de electores. Aquellos que dudan entre apoyar el 28-A al PSOE o a Unidas Podemos son el 9,1% del total: 1.044.700 votantes. Una cantidad total muy cercana a la de 1.021.739 electores (8,9%) que dudan entre el PSOE y Cs. Estos dos grupos ponen de manifiesto las dos bolsas de indecisos que Sánchez tiene a su izquierda y a su derecha. No es la única, ya que el CIS también fotografía a 757.694 votantes que, a lo largo de la campaña, decidirán si introducen en la urna la papeleta del PSOE o la del PP.

Elecciones generales

En contra de lo que los discursos de los líderes de los partidos de izquierdas podrían indicar, la cantidad de indecisos que, a día de hoy, se encuentran a caballo entre el PP y Vox es relativamente menor: concentra a 355.886 españoles, un 3,1% de los que dudan. Un 2,2% se debate entre Ciudadanos y Vox, lo que en términos absolutos incluye a algo más de 250.000 personas.

Entre las respuestas que ofrecieron los encuestados en el último CIS, destacan otros dos grupos de indecisos: entre PSOE e IU –321.446 personas– y entre Podemos e IU –195.163–, a pesar de que estas dos formaciones concurren en coalición dentro de la marca de Unidas Podemos.

A la hora de analizar a qué partido votaron los indecisos en las últimas elecciones generales, destaca el dato de que, proporcionalmente, es Ciudadanos el que acumula un mayor porcentaje (49,3%). Por detrás estarían el PP y Ciudadanos (ambos con algo más de un 37%) y, por último, el PSOE, con un 31%. El CIS también pone de manifiesto que el volumen de indecisos es mayor entre los más jóvenes –las dudas afectan a un 56,6% del total de electores de entre 18 y 24 años que reconocen que irán a votar el 28 de abril– y se va reduciendo conforme avanza la edad, hasta llegar al mínimo, el 34%, entre los que superan los 64 años.

¿Qué ocurrió en 2016?

Este volumen tan elevado de indecisos convierte en poco predecible la fotografía final del 28-A y en trascendentalos los aciertos y los errores que cada candidato tengan en sus respectivas caravanas electorales. En las últimas generales, el 22,7% de las personas que acudieron a las urnas eligieron su opción política duirante la campaña: un 5,7% reconoció hacerlo en los primeros días de la campaña del 26-J; un 10,2%, en los últimos días; y un 6,8% el mismo día de la votación. Todos los expertos coinciden en señalar que en esta ocasión, el total de votantes que tomarán esta decisión en campaña será mayor. Fundamentalmente por una razón: en 2016, el porcentaje de indecisos antes de la pegada de carteles se elevaba al 32,4%, nueve puntos por debajo de lo que ocurre en estas elecciones.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs